Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Opinión
FAMILIA

Una familia de dos

02/05/2017 a las 06:00

"Yo soy madre a secas. No me gusta la expresión madre soltera. ¿Se dice madre casada? ¡No! Pues no entiendo por qué hay que decir ‘madre soltera’. Otra cosa es que alguien me pregunte sobre mi estado civil y ahí sí puedo responder que soy soltera, casada o divorciada". Mi amiga Jaione lo tiene muy claro. Siempre lo ha tenido. Desde que hace quince años me envió un mensaje de texto al móvil confesándome que el test de embarazo, al que miraban con inquietud ella y su gran amiga Raquel, le había dado positivo. Todas teníamos 25 años, novios o novietes más o menos serios y la noticia nos dejó petrificadas. "¿Cómo que qué voy a hacer ahora? Pues tenerlo", me contestó. No podía estar más segura. Y desde entonces, para mí, ha sido una auténtica luchadora. Evito utilizar los términos de ‘supermamá’ o ‘heroína’ porque, dice, no le gustan. "No lo soy. Solamente decidí ser madre a pesar de que el padre de mi hijo se desentendió. Héroe es el que lucha contra una enfermedad. Y supermamá, la que hace malabares para dar de comer a sus hijos con un sueldo mísero". Lo sigue teniendo muy claro. Pero yo me quito el sombrero por cómo ha criado ella sola a su hijo, que está a punto de cumplir 15 años, y es un chico extraordinario, además de un gran artista que hace magia con los lápices, carboncillos y pinceles en su manos. Para eso, su madre preparó biberones de madrugada, fue a trabajar sin haber dormido y tuvo que correr a urgencias por una neumonía o puntos en una ceja. Fotografió ilusionada su primer día de colegio, los festivales de Navidad y se ha convertido en su mejor animadora en los partidos de fútbol. Le pregunta la lección de Naturales antes de los exámenes y le confisca el móvil o la ‘play’, como ocurre con muchos adolescentes. De todo ha habido. Como en cualquier familia. Así que, Jaio y Andoni, permitidme que os dedique esta columna. A vosotros y a todos los que formáis una familia de dos, ¡muy feliz día de la madre!

Ella siempre cuenta que, a pesar del sopetón inicial, ha tenido mucha suerte. Que sus padres fueron y son una pieza fundamental en este complicado engranaje en el que hay que encajar las fichas de la educación, la familia y el trabajo. "Sin ellos, ni mi hijo ni yo seríamos lo que somos. Es verdad que he tenido el doble de estrés y de lloreras. Pero también de abrazos y de amor", continúa su reflexión. Y asegura que nunca se ha impuesto la meta de ser madre y padre al mismo tiempo. "Es algo imposible. He tratado de ser una buena mamá, que bastante arduo es".

Nunca olvidaré el momento en que entré en la habitación y la vi en la cama. La cara muy blanca, tras un parto duro, que aún parecía más pálida en contraste con el azul del camisón de hospital. Y el niño recién nacido, en sus brazos. "Ya soy mamá", se emocionó como si ella tampoco se lo terminara de creer. Después vinieron los paseos con el cochecito por la calle y algunas miradas que se volvían al pasar. "Al principio me hacían daño esos prejuicios y comentarios absurdos y estúpidos. Algo que me ha servido para no juzgar y desarrollar mucha empatía. Porque detrás de cada persona siempre hay una historia por descubrir".

Jaione es muy fuerte y desde el principio supo que iba a tener que afrontar esta aventura ella sola. De por vida. Desde el día en que me envió ese "me ha salido positivo", entendió que, aunque le hubiera gustado criar a su hijo con una pareja, no pudo ser. Pero lo que parecía una tragedia se convirtió en una historia de superación de la que ha salido aún más fortalecida. "Los miedos se transforman en fuerza y la ansiedad, en calma. Y esto, aunque suene raro, se lo tengo que agradecer al padre de mi hijo", reconoce. Un padre del que tuvo que dar pronto noticias al niño cuando llegó el "temible" momento de las preguntas. "Es difícil pero no se debe mentir. Y para contar la verdad sin que duela a un hijo hay que elegir muy bien las palabras. Yo le expliqué la historia, sin muchos detalles para no acrecentar su dolor, porque tiene derecho a conocer sus orígenes".

Pero ella nunca estuvo sola. Sus padres, que lo han sido casi también de su hijo, siempre han estado presentes. Ahí. A su lado. ¡Qué gran labor la de esos abuelos! Siempre dispuestos a llevar al niño al parque y al colegio, a prepararle sus purés cuando no quería comer sólido, a chutar unos penaltis en el frontón o a llevarlo de paseo por el río o por la playa. "Una vez escuché una conversación entre dos madres-me contaba- y una decía que no entendía a esas que tenían hijos para que se los criaran los abuelos mientras la otra asentía. Bueno, pues yo soy de esas. Y no puedo estar más orgullosa de que mis padres me lo hubieran criado cuando yo tenía que trabajar desde la mañana hasta la noche. ¡Claro que he experimentado sentimientos de culpa! Pero no tuve otra opción".

En estos casi quince años, doy fe, madre e hijo han llorado "de rabia, de rencor y de pena". Pero también han reído y disfrutado muchísimo. Son profesionales de los parques de atracciones y se han ido de vacaciones en coche, sin rumbo fijo, como Thelma y Louise. "Ahora sé que estoy haciendo un gran trabajo. Aunque a veces grite y comenta errores. Porque soy humana. Y, sobre todo, soy madre a secas". Un trabajo excelente, añado yo. Porque no es nada fácil criar y educar a los hijos. Y mucho menos hacerlo sola, aunque se cuente con el apoyo de abuelos, amigas y demás familiares. Así que, todas las madres solteras-solas-a secas-separadas, ya sea por elección o porque no la ha habido, merecéis toda mi admiración y respeto. Porque no podéis consultar con vuestra pareja aspectos de la vida diaria, como si es mejor que el niño vaya a un colegio público o concertado, cuánto rato puede ver la tele antes de dormir o cuándo es el mejor momento para quitarle el pañal. O asuntos más trascendentes, como si va a ser bautizado o necesita el apoyo de un psicólogo. Pero decidáis lo que decidáis, seguro que lo hacéis bien porque sois una maravillosa familia de dos.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra