Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Opinión
CONCEPTOS ESPARCIDOS

Los muertos que vienen

Fernando Hernández

Fernando Hernández

Actualizada 13/01/2017 a las 12:24

No sabemos lo que nos espera. Nos hemos quejado de que 2016 ha sido un año con muchos muertos famosos, pero la perspectiva es que la cosa vaya a peor. Vamos a entrar en una época en la que se acelerará el número de fallecimientos de conocidos, aunque, por supuesto, no sepamos quiénes van a morir, y no hay que entender que los nombres que aparecen a continuación son una sugerencia para las Moiras o las Parcas.

La pasada Nochevieja, La 2 dedicó su programación, como lleva haciendo en los últimos años, a Cachitos de hierro y cromo, ese programa que va recuperando fragmentos de actuaciones musicales de las que ya no se ven en televisión. Viéndolo, alguien tuiteaba: “Da yuyu que la mayoría de ellos estén muertos”. Pero se equivocaba.

Repasando las listas de éxitos de hace 50 años, uno descubre que casi todos sus protagonistas siguen vivos: Nancy Sinatra, Aretha Franklin, Stevie Wonder, los cuatro miembros actuales de los Rolling Stones (y dos de los cuatro que salieron de la banda), dos de los cuatro Beatles, Van Morrison Engelbert Humperdinck, Tom Jones... Y en España, nombres como los de Raphael, Julio Iglesias, Massiel, Juan Pardo, Joan Manuel Serrat, Luis Eduardo Aute, Camilo Sesto...

Y algo parecido ocurre con la cartelera. Marisol, Emilio Gutiérrez Caba, Concha Velasco, Karina, María José Goyanes, Laura Valenzuela, Arturo Fernández, José Sacristán, Geraldine Chaplin o Gemma Cuervo, protagonizaban los estrenos españoles de 1967. Y en cuanto a las estrellas de las películas extranjeras que dominaban las salas de cine, ahí están Sidney Poitier, Catherine Deneuve, Dustin Hoffman, Warren Beatty, su hermana Shirley McLaine, Faye Dunaway, Sean Connery, Jane Fonda, Robert Redford, Kirk Douglas, Ursula Andress, Woody Allen, Terence Hill...

Todos estos nombres forman parte de una generación que empezaba sus carreras hace medio siglo, o entonces alcanzaba su madurez. Tenían entre 20 y 40 años, por poner unas edades y ahora están entre los 70 y los 90 años. Afortunadamente, cada vez vivimos más, también los famosos (y ahí está el centenario Kirk Douglas para recordárnoslo) pero empiezan a acercarse a unas edades en las que un fallecimiento deja de verse como algo excepcional.

Tal vez lo más llamativo es que estamos hablando de famosos universales, actores y cantantes (también deportistas, como Pelé o Beckenbauer) que alcanzaron la popularidad en un momento en el que el cine y la televisión ya eran entretenimientos generalizados. Incluso en la España de finales de los 60, una sociedad más pobre que otras en Europa y bajo una dictadura, lo que se oía y se veía era muy parecido a lo que se oía y se veía en el resto del continente o en Estados Unidos.

Esta experiencia común hace que las muertes de Leonard Cohen, Prince, David Bowie, Mohamed Alí, Carrie Fisher o Debbie Reynolds, por poner algunos ejemplos de 2016, se sientan como una conmoción.

¿Ocurrirá lo mismo en el futuro? Todo está fragmentado. Hace cincuenta años, apenas se distinguía entre pop, rock y jazz; hoy se diferencian una miríada de estilos, desde el ghettotech al metalcore (mientras, como decía aquel, calificamos cinco siglos de música occidental bajo la etiqueta genérica de música clásica). Y el mundo se dividie entre quienes ven la televisión normal, a los youtubers, o se reparten a su vez entre Movistar, Netflix y la HBO. A los famosos del futuro, tal vez a los de ahora mismo, les costará encontrar quien les escriba una bonita necrológica. O que alguien crea que alguna vez han sido famosos.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra