Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
TRANSPORTES

Éxito de la huelga de la estiba sin apenas incidentes en los puertos

Estibadores en el puerto de Bilbao.

Estibadores en el puerto de Bilbao.

Efe
06/06/2017 a las 06:00
Etiquetas
  • Colpisa. Madrid

El primer día de huelga en los servicios de carga y descarga de mercancías de los buques que llegan a los puertos españoles se saldó este lunes con un éxito para los convocantes, al reconocer el propio Gobierno que el seguimiento había sido "prácticamente total". Los incidentes, asimismo, fueron escasos en unos paros en horas alternas que continuarán este miércoles y, de no haber acuerdo antes, volverían ya el viernes.

Pese al temor de que pudiera producirse algún enfrentamiento entre las Fuerzas de Seguridad del Estado, que se mantenían vigilantes junto a las instalaciones portuarias más importantes, y los piquetes informativos, al final "no hubo incidentes reseñables, más allá de las concentraciones de trabajadores", según reconoció el Ministerio de Fomento en su balance oficial. Tan solo en uno de los buques de la línea entre el puerto de Motril y el de Tánger no se cumplieron los servicios mínimos, del 100% para las mercancías perecederas y/o peligrosas. La misma condición se ha impuesto para los barcos "mixtos" de pasajeros y mercancías, las situaciones que se estimen de emergencia y los productos que se consideren esenciales para los dos archipiélagos, junto a Ceuta y Melilla. Para el resto se establece que el rendimiento de los estibadores no puede bajar del 50% respecto al promedio que hayan tenido en el último año en una jornada comparable.

Asimismo, en el puerto de Ferrol los estibadores impidieron la operativa normal de un buque. Por el contrario, en el puerto de Cartagena apenas se secundaron los paros al estar allí liberalizados los servicios y trabajar casi todo el personal en una concesionaria privada.

La imagen contraria se vivió en los grandes puertos del país como Valencia y la Bahía de Algeciras (Cádiz), que quedaron prácticamente paralizados. En Barcelona el ritmo de trabajo también fue reducido, aunque en este caso se debió más a que fuera jornada festiva en Cataluña. En cualquier caso, y en previsión de posibles incidentes, tanto las navieras como las concesionarias de la estiba ya habían reducido al mínimo los trabajos previstos para el principio de esta semana. Así, por ejemplo, la firma internacional APMT Terminal no contemplaba hacer servicio alguno.

Siete días más de paros Tras el paro de este lunes, que se saldó con un seguimiento de "casi el 100% -según coincidieron de forma inusitada el Ministerio de Fomento, del que dependen las 28 autoridades portuarias, y los sindicatos-, hay pendientes otras siete jornadas más para los próximos 7, 9, 14, 15, 19, 21 y 23 de junio, aunque dos de ellas supondrán una huelga ininterrumpida de 48 horas. En el resto el trabajo se detendrá en las horas impares, mientras en las pares no se han constatado "bajos rendimientos".

Sin embargo, la normalidad en la huelga no ha reducido su impacto económico. Varios informes de consultoras que maneja el sector cifran el coste para las empresas de cada día de paros en, al menos, 25 millones de euros, aunque la Plataforma de Inversores en Puertos Españoles (PIPE), un 'lobby' que reúne a firmas españolas y extranjeras, eleva esa cifra. A su juicio, las reivindicaciones de los sindicatos para alcanzar un acuerdo resultan "inasumibles" y, de aceptarse, dejarían la reforma de la estiba aprobada el 18 de mayo en un "mero maquillaje". La principal reclamación sindical es la subrogación de trabajadores entre concesionarias, al menos hasta que pudieran aplicarse las salidas incentivadas (con hasta el 70% del salario) previstas en el decreto. Pretenden, asimismo, que los operadores actuales se integren en los nuevos centros portuarios de empleo que, bajo el modelo de las empresas de trabajo temporal (ETT), regirán las contrataciones en el sector en lugar de las sociedades de gestión tradicionales, que desaparecerán en un plazo de tres años. A cambio ofrecen un recorte del 10% para los salarios medios y altos de los estibadores (a partir de 23.483 euros anuales más un 5% adicional) mientras la Administración costearía las bajas voluntarias. Para el líder de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, el Gobierno "ha ido demasiado lejos" con su reforma, aunque ahora espera que "impere el sentido común". Por su parte, el ministro de Fomento, Iñigo Fernández de la Serna, instó a patronal y sindicatos a "sentarse de nuevo a negociar".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra