Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
CONSUMO

La crisis acaba con hasta un 30% de las innovaciones en el sector del gran consumo

Los grandes fabricantes crean nueve de cada diez nuevos productos y lo convierten en su principal arma contra las marcas blancas

El móvil, una herramienta cada vez más útil en los supermercados.

Un hombre con su móvil, en un supermercado.

aimy27feb
Actualizada 21/01/2017 a las 22:45
Etiquetas
  • COLPISA. MADRID

Innovarse o morir. Así podría adaptarse esa popular frase del refranero. Y parece que ésta es la principal arma de los grandes fabricantes para hacer frente a la dura competencia de las marcas blancas. Sin embargo, durante estos duros años de crisis la inversión en I+D+i en el sector del gran consumo (alimentación, bebidas y artículos de droguería) también se ha visto seriamente afectada, hasta el punto de que el número de innovaciones se llegó a reducir hasta un 30%. Se pasó de los 156 productos novedosos de 2010 a los 108 de 2014, cuando tocó mínimos.

Bien es verdad que, tras estos cuatro años consecutivos de caídas, en 2015 la recuperación económica también se dejó notar en este segmento y experimentó un crecimiento del 9%. Pero aún así, sigue en niveles muy bajos y mantiene un descenso del 24%, según datos aportados por la consultora Kantar.

La cuestión es que esta caída es más importante de lo que a priori pueda parecer puesto que "la innovación es fundamental para el crecimiento del PIB y del empleo en el primer sector industrial de España y es un dinamizador de la economía en su conjunto", según se pone de manifiesto en un informe sobre su impacto económico elaborado por KPMG para la asociación de fabricantes Promarca. De hecho, los mercados innovadores crecen cuatro veces más que los que no lo hacen, según el documento. Así, las ventas de las 22 categorías analizadas en este estudio se habrían incrementado en 1.125 millones de euros si se hubiera mantenido el nivel innovador previo a la crisis, lo que habría supuesto un aumento del gasto de los hogares de hasta un 5,8% en 2015 y hasta el 8,3% si se toma como referencia el periodo entre 2013 y 2015. Y, como es lógico, a más ventas, más empleo. De igual manera, si no se hubiera cercenado de esta forma drástica en I+D+i se podrían haber creado hasta 8.100 nuevos puestos de trabajo -2.700 de forma directa- en este sector que representa el 9% del Producto Interior Bruto (PIB), genera un millón y medio de empleos y aporta 12.000 millones de euros en impuestos al Estado.

EL ‘EFECTO ARRASTRE’

"La innovación no solo incrementa las ventas del producto innovador, sino que provoca un efecto arrastre al aumentar las ventas del resto de productos dentro de la categoría", defendió Ignacio Larracoechea, presidente de Promarca, durante la presentación del informe. Y puso como ejemplo la reciente aparición de las televisiones con tecnología 4K, que provoca un incremento de las ventas de todos estos aparatos, no solo de los que incorporan esta novedad.

No cabe duda de que el principal motor de las innovaciones en el sector son las marcas de fabricante, que son responsables de nueve de cada diez productos nuevos. Y es que mientras las los grandes distribuidores basan su estrategia en la innovación y apuestan con fuerza en este factor para crecer (productos sin sal, bajos en grasa, etc.), las marcas blancas se sostienen en los precios reducidos, explica el presidente de Promarca, que se queja de que "hay un cierto desincentivo a lanzar innovaciones porque no llegan al consumidor". Y es que apenas una de cada cinco se pueden encontrar, de promedio, en los lineales de las cadenas principales del país. El nivel de penetración en España, que se sitúa en el 20%, es de los más bajos de Europa, con Francia y Reino Unido duplicando la media nacional.

La falta de innovación de las marcas blancas y su resistencia a ofrecer los productos novedosos de los fabricantes en sus tiendas podrían estar detrás del estancamiento que vienen sufriendo desde 2014, tras experimentar un crecimiento imparable desde el año 98. En la actualidad, Promarca cifra en un 38% la cuota de mercado de las marcas blancas, frente al 62% de las de los fabricantes. "Ahora tienen más difícil crecer, porque su penetración ya es del 100%", explica Larracoechea, que considera que "para avanzar, tendrán que innovar para llegar al consumidor con un nuevo producto".

El comercio on line es la gran esperanza de los fabricantes para conseguir hacer llegar sus innovaciones a los consumidores, puesto que por internet se compra más productos de marca y se estima que alcance una cuota del 15% en los próxmos diez años.

"La innovación es buena para el país, para la industria, para el consumidor… por lo que hay que hacer todo lo posible para que la innovación fluya", concluye Larracoechea.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra