Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ECONOMÍA

La reforma fiscal del Gobierno mermó en 4.813 millones los ingresos por IRPF

Una cuarta parte de ese impacto se debió al adelanto a julio de la segunda parte de la rebaja de tipos

10/08/2016 a las 06:00
  • COLPISA . MADRID
La reforma fiscal aprobada por el Gobierno tuvo un impacto negativo de 4.813 millones de euros en los ingresos del IRPF en 2015, según el informe anual de recaudación de la Agencia Tributaria. Una cuarta parte de esa merma (1.078 millones) se debió a la decisión del Ejecutivo de adelantar a julio la segunda fase de la rebaja de tipos prevista para 2016, una medida tachada de electoralista por la oposición. En concreto, los efectos de la reforma en el impuesto provocaron una merma de 3.822 millones procedentes de la rebaja de tipos en las retenciones del trabajo, 453 de la disminución del tipo sobre actividades profesionales, 271 de las retenciones de capital y 267 millones por las nuevas deducciones anticipadas a familias numerosas y dependientes. El documento también explica que los cambios normativos impidieron un mayor empuje y provocaron un impacto negativo en la recaudación total de 7.846 millones, de los cuales 5.984 millones tuvieron su origen en la reforma fiscal. Es decir, sin estos cambios la recaudación habría crecido un 8,5%. Esto habría ayudado, por ejemplo, a cumplir con el objetivo de déficit. De hecho, la reforma fiscal es una de las causas principales del desvío de 4.103 millones en los ingresos tributarios respecto a los presupuestados. En el caso del Impuesto de Sociedades la reforma fiscal y los cambios normativos el año pasado (bajada de tipos del 30% al 28%) tuvieron un impacto negativo de 3.041 millones. Entre otras cosas esto provocó un menor crecimiento de los pagos fraccionados, que avanzaron sólo un 5,9% frente al 6,9% del año anterior o el 19,7% de 2013. Un problema que se ha agravado en la primera parte de 2016 con un desplome de los pagos fraccionados de más del 50%, lo que ha obligado al Gobierno a comprometerse a recuperar el pago adelantado del impuesto que estuvo vigente entre 2012 y 2015. Así, las empresas con más de 20 millones de facturación deberán adelantar los pagos a cuentas con un tipo mínimo que oscilará entre el 20% y el 25% y que se mantendrá en el tiempo. Una medida con la que también el Ejecutivo busca calmar a Bruselas, máxime después de la cancelación de la deuda por incumplir el déficit y la prórroga de dos años concedida para reducir el desequilibrio presupuestario.

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual