Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Empleo

El Gobierno y los agentes sociales mantienen el enfrentamiento por los cursos de formación

Empleo aprueba el primer plan dotado con 250 millones en el que sindicatos y patronal están excluidos de la gestión de los fondos

Enfrentamiento por los cursos de formación entre Gobierno y agentes sociales

Enfrentamiento por los cursos de formación entre Gobierno y agentes sociales

La ministra de Empleo en funciones, Fátima Báñez, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que ha aprobado este viernes un paquete de medidas en materia de empleo, entre ellas el Plan Anual de Política de Empleo para 2016.

EFE
Actualizada 05/08/2016 a las 19:41
Etiquetas
  • COLPISA. MADRID
El Gobierno y los agentes sociales siguen enfrentados por el nuevo modelo de formación. Este viernes el Consejo de Ministros escribió un nuevo capítulo en ese desencuentro al dar luz verde al primer plan en el que los sindicatos y la patronal están apartados de la gestión de los fondos. Una exclusión derivada de la reforma del sistema realizada hace más de un año y que provocó el rechazo de los interlocutores sociales hasta el punto de que el Ejecutivo se vio obligado a sacar adelante el nuevo modelo sin su respaldo. Un apoyo que sigue lejos de lograr, como quedó este viernes demostrado tras las críticas a la convocatoria de un programa de ayudas públicas de 250 millones de euros para planes de formación a trabajadores en 2016 y 2017.

La ministra de Empleo en funciones, Fátima Báñez, recordó que el nuevo sistema sigue las recomendaciones realizadas por el Tribunal de Cuentas para ganar en "transparencia". En concreto, la decisión de apartar a patronal y sindicatos del manejo de estos recursos responde a los casos de fraude en el uso de los fondos para cursos de formación registrados en los últimos años. De hecho, para evitar estos problemas se ha creado una Unidad Especial dentro de la Inspección de Trabajo con el objetivo detectar irregularidades. También se ha establecido un nuevo régimen sancionador más duro que castiga con cinco años de inhabilitación en la administración pública en caso de un uso indebido de estas partidas.

En este sentido, Báñez insistió en que los agentes sociales no pueden ser "juez y parte" en el programa al decidir sobre los recursos y al mismo tiempo tener sus propios centros de formación. Sin embargo, la ministra trató de atenuar las críticas y destacó que patronal y sindicatos seguirán teniendo "un papel crucial" en la formación profesional. "Van a estar en los órganos más importantes del diseño y gobernanza del sistema", señaló.

El programa priorizará la formación de trabajadores -también está abierto a autónomos y desempleados- en las materias más demandadas en el mercado laboral. Así, serán prioritarias las áreas relacionadas con la digitalización, tecnologías de la información, internacionalización de las empresas o el emprendimiento. "El objetivo es mejorar la empleabilidad de los trabajadores. La formación es clave para la competitividad empresas", afirmó la ministra.

Sin embargo, los argumentos del Gobierno no convencieron a los sindicatos. Así, el Secretario de Formación de UGT, Sebastián Pacheco, denunció la "exclusión" de los interlocutores sociales del órgano que controla las ayudas del sistema de formación para el empleo. En su opinión, esta decisión "echa por tierra" el consenso alcanzado durante años en esta materia y además irá "en detrimento de la calidad de los proyectos y los planes de formación que se presenten".

Desde CC OO advirtieron que con la ausencia de lo sindicatos en estos órganos el Gobierno intenta que "no haya testigos, controles, ni seguimiento real de la formación para el empleo que se financia con la cuota de trabajadores y empresas". En este sentido, aunque la patronal este viernes guardó silencio, ya ha insinuado en varias ocasiones la idea de dejar de aportar su cuota del 0,6% a la Seguridad Social para este fin (los trabajadores contribuyen con el 0,1% de su cotización) si no se le tiene en cuenta.

5.200 MILLONES EN POLÍTICAS ACTIVAS

Asimismo, el Consejo de Ministro también aprobó este viernes el Plan Anual de Política de Empleo 2016 que está dotado en los Presupuestos con 5.265 millones, lo que implica 477 millones más que el anterior. Este programa, que ya fue acordado con las comunidades autónomas en la conferencia sectorial de empleo en abril, se centra en las políticas activas de empleo. Los cinco objetivos estratégicos del plan son: los jóvenes y la implantación de la garantía juvenil; los colectivos con más dificultad (mayores de 45 años y parados de larga duración); la formación profesional; mejorar la vinculación de las políticas activas y pasivas de empleo; y el emprendimiento.

Báñez anunció que el 92% de esos 5.265 millones se dedicarán a orientación, formación y oportunidades de empleo. Asimismo, las comunidades recibirán 1.800 millones de esos fondos (386 millones más que en 2015). El 70% de esos recursos estarán vinculados a los resultados.

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual