Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
MACROECONOMÍA

​Los indicadores adelantados apuntan que la desacelaración económica seguirá

Las estimaciones que maneja el Gobierno apuntan descensos en casi todos los sectores aunque el turismo puede retrasar y aliviar la caída

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, acompañada por los ministros de Economía y Competitividad y de Hacienda, Luis de Guindos (i) y Cristóbal Montoro.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, acompañada por los ministros de Economía y Competitividad y de Hacienda, Luis de Guindos (i) y Cristóbal Montoro.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, acompañada por los ministros de Economía y Competitividad y de Hacienda, Luis de Guindos (i) y Cristóbal Montoro.

ARCHIVO
01/08/2016 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
Que la incertidumbre política que arrastra el país -el Gobierno está en funciones desde el 20 de diciembre y no se puede descartar que haya que volver a las urnas por tercera vez en apenas un año- terminará pasando factura a la economía es algo que ya no niega casi nadie. La duda ahora es saber en qué medida y cuándo lo acusará más.

Para el Ejecutivo, lo peor llegaría en 2017, entre otras cosas porque todos los organismos -nacionales e internacionales- coinciden en que será entonces cuando más se noten los efectos negativos del 'brexit', tanto para el propio Reino Unido como para la UE, y dentro de ella España. No en vano los británicos ocupan, por volumen de compras, el cuarto lugar en el escalafón de nuestros socios comerciales. Y, además, el saldo de la balanza comercial resulta positivo para España puesto que en 2015 importamos casi 5.650 millones menos de los que vendimos allí (supusieron el 8% de las exportaciones).

Sin embargo, los últimos indicadores adelantados que maneja el Ejecutivo apuntan que ese descenso de escalones en el crecimiento puede llegar antes de lo previsto. Hablamos de medidores de encuestas sobre la confianza que tienen los agentes en un determinado sector de la economía y que, a priori, reflejan el comportamiento que tendrán luego las variables macroeconómicas. Uno de los más conocidos es el indicador sintético de actividad (ISA), que en teoría sirve de termómetro sobre cómo se comportará el PIB en un plazo de seis meses. Pues bien, al cierre de julio refleja una tasa anual del 2,5% para finales de 2016, cuatro décimas menos que la previsión actualizada por el Gobierno el viernes pasado. De hecho, ese 2,9% que figura ahora en el cuadro macro oficial es la misma que el ISA apuntaba en los primeros meses del año con vistas a lo que pasaría en otoño.

Pese a ello, al menos oficialmente, el Ministerio de Economía sigue manejando como escenario que el PIB_no bajará de marcha hasta 2017, cuando espera que su tasa disminuya al 2,3%. Y eso contando ya con las "dos o tres décimas (entre 2.000 y 3.000 millones de euros)" que perdería por efecto del citado 'brexit'. No descarta, eso sí, que la desaceleración del motor llegue antes porque "la inercia positiva no dura para siempre", ha advertido su titular en funciones, Luis de Guindos. "Sin un Gobierno que pueda tomar medidas, ...dilatar la incertidumbre no es un buen camino para mantener el crecimiento cerca del 2,5%, apostilló. El viernes, el INE ya anticipó que el Producto Interior Bruto (PIB) había crecido entre abril y junio a una tasa del 0,7%, una décima menos que en el trimestre precedente. Coincide con la estimación que había hecho pocos días antes el Banco de España, que advertía de un cierto debilitamiento de la economía que se prolongaría a medio plazo.

DESCIENDE LA CONFIANZA

Es lo que refleja también el indicador de sentimiento económico, que no ha dejado de descender -con moderación, eso sí- desde principios de año hasta los 106 puntos que se esperan para el otoño, medio punto menos de lo preveía a principios de verano y casi cuatro menos de los que tuvo a finales de 2015. Algo parecido ocurre con el indicador de confianza del consumidor. La tasa negativa del -5,8% que apunta para el tercer trimestre duplica el mal dato que estimaba para el segundo (-3,2%) y aún más sobre el primero (-2,5%).

Si descendemos a los medidores sectoriales, el panorama no cambia mucho. En la industria, por ejemplo, la desaceleración de la actividad no cesa según su indicador sintético, que al cierre de julio reflejaba un crecimiento del 1,5% pensando en los seis meses próximos. No es mal dato en sí, pero resulta medio punto menor de lo que estimaba en primavera y menos de lo mitad del resultado con que cerró el año pasado (3,4%).

No resulta así extraño que el indicador de confianza industrial haya agravado el descenso con el que empezó 2016. Si entonces su tasa era de -1,9, el dato recopilado a finales de este mes refleja una disminución del -3,1. Parece bastante probable que las ventas de automóviles desciendan a partir de ahora tras finalizar el Plan Pive de ayudas públicas, y por eso las fábricas redujeron su producción más de un tercio en junio.

También baja, aunque aquí hablamos más de moderación en el crecimiento -subiría un 5,6% para finales de año, la mitad de lo que lo hizo al cierre de 2015- que de caídas, el marcador que refleja como irá la inversión en bienes de equipo. El sector servicios se antoja el contrapeso de esa incipiente desaceleración económica. Su indicador sintético apenas ha bajado (3,7% al cierre del segundo trimestre frente al 3,9% que estimaba tras el primero), mientras el de consumo refleja incluso una subida (4,4% frente a 3,8% en el mismo período). De hecho, el Gobierno confía en el repunte veraniego del turismo para que entre julio y septiembre el PIB crezca más del 0,5% previsto. "Lo contrario no se lo cree nadie", dicen en Economía.


Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual