Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
PRESUPUESTOS

Economía y Hacienda se enfrentan por las exigencias de Bruselas

Los partidarios de Cristóbal Montoro defienden su esfuerzo por reducir el déficit y consideran que De Guindos no lleva bien la negociación con la Comisión, algo que rechaza el equipo de este último
 

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, acompañada por los ministros de Economía y Competitividad y de Hacienda, Luis de Guindos (i) y Cristóbal Montoro.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, acompañada por los ministros de Economía y Competitividad y de Hacienda, Luis de Guindos (i) y Cristóbal Montoro.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, acompañada por los ministros de Economía y Competitividad y de Hacienda, Luis de Guindos (i) y Cristóbal Montoro.

ARCHIVO
Actualizada 19/07/2016 a las 12:24
  • COLPISA. MADRID
Las noticias que llegan de Bruselas sobre nuevos ajustes para cumplir el déficit y el procedimiento iniciado por la Comisión para multar a España por incumplir el compromiso de 2015 han provocado que Economía y Hacienda desentierren el hacha de guerra. Los reproches mutuos entre las dos áreas económicas del Gobierno han resurgido en un momento delicado para un Ejecutivo en funciones y bajo la lupa de las autoridades comunitarias. Según confirman fuentes gubernamentales la batalla soterrada entre los departamentos que dirigen Luis de Guindos y Cristóbal Montoro gira en torno a quién es el culpable de que Bruselas no se fíe de la senda de consolidación presentada por España y pida más recortes. Los primeros piensan que la falta de contundencia para cumplir el déficit y los segundos lo achacan a la incapacidad de explicar en Europa los esfuerzos realizados estos años. Desde Hacienda consideran que ellos han hecho bien su trabajo al reducir casi a la mitad el déficit que se encontraron (del 9% al 5% sin ayuda a la banca). Un descenso logrado incluso con dos años de recesión (2012 y 2013) de por medio.

Fuentes de este departamento reconocen que la reducción no ha sido todo lo rápido que se prometió, sobre todo en las comunidades autónomas, pero también argumentan que ese ritmo más sosegado ha permitido no asfixiar la recuperación y volver a un crecimiento fuerte superior al 3%. Para estas fuentes, el problema radica en una mala negociación con la Comisión Europea. Y recuerdan que esa interlocución recae en Economía. De hecho, lamentan la incapacidad de España para hacer entender a las autoridades comunitarias el esfuerzo realizado estos años, lo que permitiría una mayor flexibilidad en la senda de consolidación. En este sentido, destacan que Luis de Guindos tenía el encargo de conseguir de Bruselas una prórroga de dos años para cumplir el Plan de Estabilidad y salir del procedimiento de déficit excesivo. Es decir, retrasar hasta 2018 un desequilibrio inferior al 3%. Sin embargo, y a expensas de la confirmación oficial, sólo logró uno y a cambio de un mayor ajuste presupuestario.

PROBLEMA DE INGRESOS

Por su parte, desde Economía niegan la mayor. "El ministro se está partiendo la cara en las negociaciones", subrayan fuentes de su departamento. Así, recuerdan que Bruselas todavía no se ha pronunciado oficialmente sobre la alegaciones presentadas por España para evitar la multa -lo hará el 27 de julio- y hasta entonces no se sabrá si considera insuficientes las medidas propuestas por el Gobierno. La más importante de todas ellas supone adelantar el cobro del Impuesto de Sociedades a las grandes empresas y conseguir así 6.000 millones. Una medida que estuvo vigente desde 2012 hasta 2015 y que fue eliminada con la reforma fiscal. Una decisión que desde el equipo de Luis de Guindos consideran fue un "error" de Hacienda que ha tenido que subsanarse. Pero quizás, sea demasiado tarde para Bruselas, preocupada al ver cómo los ingresos en Sociedades se han desplomado un 50% hasta abril.

Sin embargo, desde Hacienda defienden a capa y espada la reforma fiscal. "Es lo que nos ha permitido seguir creciendo a buen ritmo", sostienen los partidarios de Montoro. De hecho, inciden en que si no hubiese sido así Mariano Rajoy no hubiera podido anunciar durante la campaña electoral una nueva rebaja del IRPF. Algo que, en el nuevo escenario de consolidación fiscal, parece alejarse.

La relación entre De Guindos y Montoro nunca ha sido buena. Sin embargo, tras los encontronazos de comienzo de legislatura parecía que, al menos aparentemente, había una coexistencia pacífica. Sin embargo, la presión de Bruselas y la incertidumbre sobre la formación del nuevo Gobierno han vuelto a desatar las críticas. Y es que una de las decisiones que tendrá que tomar Mariano Rajoy si sigue en la Moncloa es si esta vez habrá una vicepresidencia económica. Un puesto al que podría aspirar De Guindos, según sus críticos. Pero esa es otra batalla.

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual