Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ECONOMÍIA

El diésel encara las vacaciones con su mayor precio del año tras subir un 9% desde enero

El incremento del combustible más vendido duplica al de la gasolina, cuya distancia se ha acortado hasta los 13 céntimos por litro

Una persona reposta gasolina.

La gasolina y el gasóleo cuestan un 13,7% menos que hace un año

Una persona reposta gasolina.

BLANCA ALDANONDO.DN/ARCHIVO
18/07/2016 a las 06:00
  • COLPISA
El goteo de cambios que han experimentado los precios del diésel durante los últimos meses -sigiloso pero cada vez más contundente- ha elevado el coste del litro del combustible más comercializado en España -acapara un 80% de las ventas- hasta niveles que los consumidores no veían en los letreros de las gasolineras desde noviembre. Ahora, al encarar las vacaciones, muchos ciudadanos comprobarán cómo el gasoil ya les cuesta, de media, 1,05 euros. La cifra, aunque inferior a la de los máximos de hace un año, no ha parado de subir en lo que va de 2016.

El incremento ha sido del 9,3% desde el mes de enero hasta la primera semana de julio, según el Boletín de Productos Petrolíferos de la UE. El litro del diésel comenzaba el ejercicio en una cómoda referencia para los presupuestos familiares: 96 céntimos de euro; incluso, a mediados de enero, llegó a caer hasta los 91 céntimos. Pero desde entonces, las subidas han sido generalizadas, al hilo de cómo se han ido comportando los costes de la materia prima -el Brent y los derivados- a lo largo del primer semestre.

Lo más significativo es que quienes tienen vehículos que funcionan con gasolina, habrán comprobado cómo el precio que pagan por ese producto se ha mantenido mucho más estable -aunque también más elevado- que los conductores de coches diésel. De hecho, la diferencia entre ambos combustibles es, de media, de 13 céntimos de euro, lo que supone la menor distancia entre los siete primeros meses de este año.

El litro de gasolina 95 se encuentra actualmente en los 1,18 euros, lo que supone un incremento del 4,4% desde el 1 de enero. Es decir, este carburante ha subido prácticamente la mitad de lo que lo ha hecho el gasoil. Las diferencias también son notables si se comparan los precios de los carburantes con respecto al inicio de las vacaciones veraniegas de 2015. A día de hoy, repostar un depósito completo de gasolina cuesta un 11% menos que en julio del año pasado; pero solo es un 8% más barato en el caso del diésel.

El habituádo conductor a analizar los precios de las diferentes gasolineras a las que acude ya se ha percatado de que ni los precios de los combustibles se mueven al hilo de cómo lo hace el petróleo en los mercados internacionales; y ni siquiera los diferentes tipos de carburantes lo hacen al mismo ritmo. Durante el invierno, menos frío de lo habitual, el consumo de gasóleo descendió de forma drástica, y esa circunstancia determina que el coste de este producto en los mercados Platts -como el de Amsterdam, donde se negocia esta materia prima- cayera a mínimos. Ahora se recuperan con más fuerza, a pesar de que el petróleo se mantiene en el entorno de entre los 45 y los 50 dólares por barril desde mayo.

Por debajo del euro Los expertos no prevén que haya incrementos de los combustibles, al menos a medio plazo, mientras la OPEP -el cartel de países productores- no cambie su política de extracción, liderada por Arabia Saudí, para mantener precios bajos y desgastar la industria del 'fracking'.

Con esta evolución de precios, cada vez es más complicado encontrar un surtidor en el que se pueda abonar menos de un euro por litro de diésel. Aunque los hay. En concreto, unas 2.500 gasolineras cuentan con estas ofertas, según el Geoportal de precios del Ministerio de Industria. Entre ellas, se encuentran las de las Islas Canarias, Ceuta y Melilla, por su diferente fiscalidad con respecto a la Península. En País Vasco, Castilla y León, Cantabria y La Rioja es donde se encuentran la mayor parte de estos establecimientos, debido a la ausencia del tramo autonómico en el Impuesto sobre Ventas Minoristas de Hidrocarburos. Las estaciones más caras se sitúan en Andalucía y Castilla-La Mancha.

La política comercial de cada compañía también difiere en este incremento en los combustibles. En lo que va de año, la subida de precios entre las grandes petroleras ha sido hasta un 15% superior que en las de los hipermercados en el caso del diésel. En lo que se refiere a gasolina, esa diferencia es aún mayor, de un 25% entre ambos tipos de establecimientos, según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Hasta el mes de mayo, a tenor del último informe del regulador, el precio más caro del diésel (Repsol) se distanciaba en diez céntimos del más barato (hiper); en las gasolinas, esa diferencia entre Cepsa y las grandes superficies llegaba a los seis céntimos de euros por litro.

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual