Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Opinión
Opinión

El empleo y el futuro: es el momento de desaprender

Socia de Happeninn

foto de María Beunza, socia de Happeninn

El empleo y el futuro: es el momento de desaprender

María Beunza, socia de Happeninn.

Cedida
Actualizada 01/12/2016 a las 19:52
  • MARÍA BEUNZA

El entorno está cambiando, siempre lo ha hecho. La diferencia está en que hoy cambia a una velocidad imparable que nos exige una actualización casi en tiempo real. El aprendizaje a lo largo de la vida ya no es una opción, es la única forma de ser “empleables”, por cuenta ajena, o por cuenta propia.

 

Por fortuna, Internet hace que el conocimiento, la colaboración y la información sobre los cambios, sean accesibles desde casi cualquier lugar del mundo con un simple teléfono móvil, que nadie nos ha enseñado a usar, pero utilizamos todos.

 

El trabajador del siglo XXI: será mucho más nómada, con conocimientos técnicos actualizados y habilidades transversales, estará bien conectado y trabajará por proyectos. Cambiará un “trabajo para toda la vida” por el concepto “toda la vida con trabajo”.

 

NUEVAS EMPRESAS

Además de las multinacionales GAFA (Google, Apple, Facebook y Amazon), hoy en día son muy conocidas empresas que han emergido recientemente con nuevas tecnologías y modelos de negocio como: Uber, Airbnb, Tesla Motors, Ilumina, Linkedin, Juno Therapeutics, Fitbit, Local Motors y un largo etcétera de nombres que hace pocos años parecían sólo emprendimientos de jóvenes con perfiles atípicos.

 

Las nuevas tecnologías y las nuevas empresas generan nuevos empleos, pero hacen desaparecer otros y este fenómeno supone un gran reto social y político que se debe abordar más pronto que tarde.

 

NUEVOS PERFILES

A la hora de contratar o a la hora de crear una empresa, como se ha demostrado en numerosas ocasiones, no se necesitan solo conocimientos técnicos, sino también otras cualidades críticas como las que anunciaba recientemente el Foro Económico Mundial (WEF):

  • Resolución de problemas complejos
  • Pensamiento crítico
  • Creatividad
  • Gestión de personas
  • Coordinación con otros
  • Inteligencia emocional
  • Análisis y toma de decisiones
  • Orientación al servicio
  • Negociación
  • Flexibilidad cognitiva.

Para incrementar la posibilidad de emplearse o la de crear una empresa es necesario trabajar todas estas competencias en el ámbito educativo “reglado” (el 65% de los niños que hoy comienza Primaria trabajará en puestos que hoy no existen según el WEF) pero también en el de la formación continua y en la autoformación que hoy es muy accesible. Está comprobado que siguen naciendo neuronas y que estas son capaces de generar nuevas conexiones hasta más allá de los 80 años, luego es posible formarnos y aprender aunque no seamos muy jóvenes.

Está comprobado que siguen naciendo neuronas, capaces de generar nuevas conexiones, hasta más allá de los 80 años

Lo complicado será cambiar nuestros hábitos y costumbres para adaptarnos a los cambios que ya están aquí y que, nos guste o no, van a continuar a ritmo vertiginoso.

 

La digitalización ha transformado el comercio, las agencias de viajes, la hostelería, la prensa o la música. La banca tradicional asiste a la desintermediación financiera. La industria se automatiza y conecta máquinas, personas y datos. Los trámites administrativos y gran parte de las compras se realizan online (con un crecimiento anual del 30%) y los beacons cambiarán el mundo del marketing y la publicidad. Y esto no ha hecho más que empezar.

 

La robotización va a generar pérdidas de puestos de trabajo y no solo en las fábricas. La inteligencia artificial de Watson va a revolucionar el mundo de los abogados y ya hay software predictivo con “un puesto” en comités de dirección como es Vital. Sin embargo, la realidad demuestra que en los países más robotizados, como Alemania, es donde menos desempleo existe y hay mayor competitividad.

 

NUEVAS PROFESIONES  Y NUEVAS VÍAS DE INGRESOS

Sabemos que la digitalización supondrá también nuevos empleos en el ámbito de los negocios, las finanzas, la gestión, la computación, las matemáticas, la arquitectura, la ingeniería y las ventas. La empresa de telecomunicaciones china Foxcom robotizó 50.000 puestos de trabajo y cualificó a su personal para que pudiesen fabricar robots. Algo similar ha hecho Whirlpool en sus plantas de USA.

 

Existen nuevas profesiones que no existían hace 10 años y hoy ya se contratan (en muchos casos por proyectos porque no se desean relaciones laborales indefinidas) desarrolladores de apps, gestores de redes sociales, conductores de Uber, ingenieros de vehículos autónomos, especialistas en computación en la nube o en ciber seguridad, analistas de datos, gestores medioambientales, creadores de contenidos para Youtube, operadores de drones, blogueros, especialistas en fabricación aditiva y escáner, diseñadores de entornos virtuales y de realidad aumentada, expertos en nanotecnología, abogados y profesores online.

 

Accedemos a nuevas vías de ingresos al compartir casa (ej: Airbnb), coche (ej: Bla Bla car), tiempo y habilidades gracias a plataformas que conectan la oferta de “capacidades” con una demanda mundial como es el caso de Eyeka para diseñadores y publicistas. La economía colaborativa va a mover 570.000 millones de euros sólo en Europa según la CE y el 85% estará repartido entre quienes comparten con terceros sus recursos.

 

Nuestras estructuras administrativas, políticas y legales se crearon para otros siglos. La desintermediación, la inmediatez, la conectividad y la personalización van a dejar atrás a quienes las ignoren. No es posible ir en contra de la evolución, por lo que va a ser muy necesario estar al día de los cambios en el mercado, en la sociedad y en la tecnología, prever las consecuencias de dichos cambios y trabajar en adaptarse o reconvertirse.

 

La buena noticia para los más jóvenes es que muchos "profes" ya trabajan con, por ejemplo, el aprendizaje basado en retos, las inteligencias múltiples y las tecnologías para dotarles de nuevas capacidades. ¿Desaprenderemos los menos jóvenes?

 

María Beunza es socia de Happeninn y profesora de máster de la Universidad de Navarra.

 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual