Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
CURTIDOS

El sector del automóvil impulsa el crecimiento de Tenerías Omega y duplica su plantilla

La empresa de curtidos de Estella exporta el 92% de su producción y en los últimos tres años ha pasado de facturar 12 a 33 millones de euros

Actualizada 22/09/2016 a las 19:21
Etiquetas
No muchas empresas pueden decir que no han sufrido la crisis. Una de ellas es Tenerías Omega. Esta empresa familiar de Estella, dedicada a la curtición de pieles de vacuno, no ha parado de crecer desde 2008. Su firme apuesta por la I+D le permitió ese año convertirse en proveedor del mayor fabricante del mundo de pieles para el sector del automóvil. Desde entonces, su producción no ha hecho más que aumentar. Fabrica al día 1.200 pieles y exporta el 92% de su producción.

Una inversión cercana a los 6 millones de euros para mejorar sus instalaciones y competitividad le ha permitido, además, entrar en el sector de la aeronáutica. Todo ello ha impulsado su facturación y crecimiento de forma exponencial. En los últimos tres años, ha pasado de facturar 12 millones de euros a los 33 con los que cerró 2015 y ha duplicado su plantilla, de 65 a 135 personas.

Todos estos logros no han pasado desapercibidos a nivel internacional. En junio, la Bolsa de Londres escogió a Tenerías Omega entre las “1.000 empresas que inspiran Europa”. Este informe reconoce el potencial de los negocios más dinámicos e identifica a las pymes más emprendedoras del continente, destacando el papel crucial que desempeñarán en el futuro en cuanto al crecimiento económico y la creación de empleo.

“Estamos muy orgullosos de ser una de las 75 empresas españolas y de las dos navarras que han obtenido este galardón. Es algo inesperado que se hayan fijado en nosotros porque somos la única empresa de curtidos europea seleccionada”, señala Alberto Navarro, gerente de Tenerías Omega. “Es el premio a un trabajo que se ha realizado todos estos años por parte de todo un equipo. Es algo que quiero recalcar, porque no es fruto solo del esfuerzo de la gerencia sino de todos los trabajadores de la empresa. Y para Navarra y España es una buena noticia”, apunta con satisfacción.

Este reconocimiento se une a otro motivo de celebración ya que este año se conmemora el 25 aniversario de la puesta en marcha de Tenerías Omega por parte de Lederval, el mayor grupo curtidor de España, que cuenta con otras cinco fábricas, cuatro en Valencia y una en Granada. La llegada de este grupo valenciano a Navarra se debió a la oportunidad de aprovechar la masa laboral con experiencia en curtidos que se había quedado sin empleo tras el cierre de Curtinova y al interés del Gobierno foral por encontrar un inversor del sector que se implantara en Estella. Para festejar estos 25 años, la empresa organizó el 16 de junio una fiesta para las familias de los trabajadores, clientes y proveedores, en la que se realizó una visita a la fábrica y se pudieron disfrutar de 550 raciones de paella.

¿Qué aplicaciones tienen sus productos?

El 80% de las pieles que fabricamos en Tenerías Omega están destinadas al sector del automóvil y el 10% a aviación, ya que suministramos a los fabricantes de butacas de empresas como Iberia, Vueling, Emirates, Turkish Airlines… Para ello, nuestras pieles deben cumplir determinadas especificaciones marcadas por Boeing y Airbus. El resto de nuestra producción es para marroquinería de alta gama y tapicería de hogar, lo que en inglés se llama hospitality, y se utiliza en hoteles, centros de convenciones, congresos… Es aquí donde aportamos la parte más creativa e innovadora: carta de colores, texturas, nuevos acabados… cada vez customizamos más nuestros productos y ofrecemos un servicio más personalizado.

Hemos trabajado con Loewe, Hermès, Vuitton, Carolina Herrera… pero esta parte del negocio que antes hacíamos de una forma más intensa la hemos derivado hacia otras empresas del grupo en Valencia y nosotros nos hemos reorientado hacia el sector del automóvil y la aviación porque las pieles que utilizamos aquí son muy grandes. Empleamos pieles de novillo pesado, de 5 m2, y son demasiado grandes para la marroquinería. Es importante hacer mención que la piel es un subproducto del animal, cuyo producto principal es la carne. Nosotros no matamos al novillo, recogemos ese subproducto, que si no se tiraría, y le damos un valor añadido.

¿Cuándo comenzaron a dirigir sus productos hacia el sector automovilístico?

En 2001 asumí la gerencia de la empresa y comenzamos a enfocar la actividad hacia el sector del automóvil. Para ello tuvimos que modernizar nuestras instalaciones y productos a través de proyectos de I+D+i. Fruto de todo ese trabajo de investigación y desarrollo conseguimos entrar en relación con empresas del mundo del automóvil como Bentley.

El hito más importante para nosotros llegó en 2008, ya que firmamos un acuerdo con Eagle Ottawa, que es el mayor fabricante del mundo de pieles para el sector del automóvil. Son líderes a nivel mundial, facturan 18 billones de dólares, tienen 235 fábricas y 136.000 trabajadores. Nosotros estamos posicionados en un segmento medio-alto y somos sus únicos proveedores de piel europea, que es la mejor. Le suministramos un producto semiterminado, ellos lo acaban en sus plantas de cualquier parte del mundo y lo venden a una gran variedad de clientes del automóvil como Toyota, Honda, Cadillac, General Motors, Ford…



¿Cómo una pyme navarra puede llegar a ser tan competitiva internacionalmente?

Parte del negocio de Tenerías Omega es rentabilizar al máximo la venta de nuestros subproductos. El 15% de nuestra facturación proviene de ingresos por la venta de supbroductos, como los serrajes (recortes de las pieles que no se utilizan). Hemos valorizado nuestros subproductos y esto ha sido fundamental porque nos ha posibilitado entrar en el sector del automóvil. Los costes son menores y eso nos permite ser más competitivos.

¿Cuáles son los principales países a los que exportan sus productos?

El 92% de lo que fabricamos lo vendemos en el extranjero, principalmente a Estados Unidos, pero también a Hungría, Alemania, China y, en menor medida, Francia e Inglaterra.

Esas ventas en mercados internacionales es lo que les ha permitido crecer en estos años de crisis.

Sí. Nosotros no hemos tenido crisis, en realidad, todo nuestro crecimiento ha sido desde 2008. En 2013 facturamos 12 millones de euros, al año siguiente fueron 18 y en 2015 alcanzamos los 33 millones de facturación. Además, hemos duplicado la plantilla, éramos 65 y ahora somos 135 personas. Digerir ese nivel de crecimiento ha sido un poquito complicado porque hemos tenido que realizar grandes inversiones, ampliar la plantilla… pero lo hemos logrado.

Para 2016, que el mercado está más tranquilo, esperamos un crecimiento mucho menor, de un 5%, porque tenemos que estabilizarnos. La fabricación de coches, a la que nosotros estamos muy vinculados, ha tenido un crecimiento muy fuerte en los últimos años a nivel mundial pero ahora está muy estable, así que no habrá grandes variaciones.

¿Qué inversiones han tenido que hacer para poder afrontar este crecimiento?

En los últimos siete años hemos invertido alrededor de 6 millones de euros en nuevos equipamientos y procesos, sobre todo en maquinaria. Este año continuaremos con la modernización de la planta y vamos a invertir en nuevos equipos 1,4 millones de euros.

¿Realizan I+D propia o se aborda a nivel de grupo? ¿qué presupuesto destinan a investigación?

Tenemos nuestro propio Departamento de I+D al que, dependiendo del año y de los proyectos, se le destina una partida diferente. En los últimos años, los proyectos han sido menores porque ha habido menos ayudas por parte del CDTI y de Gobierno de Navarra pero algunos años hemos llegado a invertir casi un millón de euros. En 2015 destinamos 200.000 euros.

Parte de esa I+D ha estado centrada en proyectos medioambientales orientados a mejorar los parámetros de vertido de nuestras aguas residuales para el cumplimiento de las normativas medioambientales europeas. Las exigencias de la Unión Europea han cambiado en los últimos años y hemos tenido que realizar una inversión importante para poder adaptarnos. Para el curtido de la piel se usan sales de cromo y necesitamos 1 millón de litros de agua al día. Somos una industria química que consume mucha agua pero no vertemos directamente al río Ega. Tenemos nuestra propia planta de tratamiento físicoquímico y estamos conectados con la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Estella, donde se realiza el tratamiento biológico y se devuelve el agua al río.

¿En qué nuevos proyectos están centrados ahora?

Uno de nuestros principales objetivos es que, para el 31 de diciembre de 2016, el 100% del proceso de producción de Tenerías Omega se realice con curticiones alternativas y medioambientalmente más sostenibles que el cromo. El compromiso con el medio ambiente es algo que en nuestro sector los clientes cada vez valoran más, sobre todo las grandes marcas. Hemos ido investigando, desarrollando y aplicando nuevas técnicas de curtición y las vamos implementando poco a poco. En estos momentos, el 50% de la fabricación ya se realiza con este nuevo proceso. Cuando logremos el 100%, seremos la primera empresa de España en hacerlo. También estamos trabajando para diversificar nuestra cartera de clientes del sector del automóvil.

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual