Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Entrevista
semillas

Limagrain, un ejemplo de I+D en agricultura que exporta el 25% de su producción

Esta empresa de Elorz, especializada en la obtención de nuevas variedades, producción y comercialización de semillas de cereales, maíz, girasol y colza, facturó el año pasado 35 millones de euros

Carlos Álvarez, director general de Limagrain Ibérica

Carlos Álvarez, director general de Limagrain Ibérica

E.S.
Actualizada 19/05/2016 a las 19:35
Cada año, 10 nuevas variedades de semillas son creadas en Navarra, en Limagrain Ibérica, y comercializadas por toda Europa para que los agricultores puedan comprarlas y cultivarlas en sus campos. Tras estas semillas, se encuentra la parte más tecnológica de la agricultura, un proceso de investigación en genética vegetal que permite obtener nuevas variedades de diferentes cultivos, con mejoras como una mayor adaptación a determinadas condiciones medioambientales, mayor rendimiento o resistencia a determinadas enfermedades.

 
CARLOS ÁLVAREZ

Puesto: director general
Fecha de nacimiento: 10/05/1969
Formación: Ingeniero agrónomo (Universidad de Córdoba). PDG (IESE)
Trayectoria profesional: Ligada a Limagrain desde 1996, primero como técnico de Desarrollo y más tarde en el Departamento Comercial como jefe regional y director comercial. Desde 2010, director general.
Linkedin
Limagrain Ibérica está centrada en la obtención, producción y comercialización de semillas para cultivo extensivo: todo tipo de cereales, maíz, girasol, algodón, remolacha, colza, forrajeras… Es líder en España en la venta de semillas de cereal y ocupa los primeros puestos en maíz, girasol y colza, lo que le permite disponer de un 20% de la cuota de mercado nacional en estos cultivos.

“Cuando la gente mira los campos de trigo no se da cuenta de la tecnología y la I+D que hay detrás de esos cultivos ni de los problemas que se están solucionando con nuestro trabajo. Las empresas que nos dedicamos a la creación de nuevas variedades vegetales somos un sector muy especializado y con muy poca visibilidad social”, lamenta Carlos Álvarez, director general de Limagrain Ibérica. Este ingeniero agrónomo cordobés confiesa ser un enamorado de la genética de la semilla (“la parte más tecnológica de la cadena agroalimentaria”) y es un gran defensor del papel estratégico que el sector agrario debería tener en el desarrollo económico de los países y de Europa.

Para conseguir registrar una nueva obtención vegetal (lo que en otros sectores sería una invención y una patente) es necesario un importante esfuerzo económico. Los proyectos de investigación en algunos cultivos como el cereal pueden llegar a alargarse durante 10 años y, en otros casos, pueden ser de 4 años. Limagrain Ibérica invierte en I+D un 14,6% de su facturación y el 20% de su plantilla se dedica a proyectos de investigación. Esto borra de un plumazo la idea de que la agricultura es un sector anclado en el pasado.

“Este es un negocio muy técnico y tecnológico que necesita una preparación importante: el 70% de nuestra estructura son titulados superiores. Investigadores, técnicos de producción, técnicos agrónomos de producción en campo, incluso, en nuestro equipo de marketing comercial son casi todos ingenieros agrónomos porque nuestro negocio es B2B y tenemos que ser capaces de transmitir el valor de lo que realmente aportamos al agricultor y darle un asesoramiento técnico importante”, explica Álvarez. Para ello deben conocer muy bien qué necesidades tienen los agricultores en cuanto a condiciones agroclimáticas, patologías en la zona, usos a los que van a destinar su producción, calidades específicas de la producción que quieren tener... para así proporcionarles una oferta adaptada a esas demandas para que el cliente pueda optimizar el beneficio de sus cultivos y, por tanto, de su cuenta de explotación.

La empresa nació hace 40 años con el nombre de Senasa (Semillas de Navarra) como una iniciativa de la entonces Caja de Ahorros de Navarra para desarrollar un tejido agroindustrial en la Comunidad foral. Desde 1992, forma parte del Grupo Limagrain, grupo semillista de origen cooperativo francés que es el cuarto productor de semillas a nivel mundial.

Limagrain Ibérica tiene su sede central en Elorz pero cuenta también con dos centros de trabajo en Alcolea (Córdoba) y Marchena (Sevilla). Emplea a 110 personas, de ellas 96 a tiempo completo y el resto son eventuales para las labores del campo. En Navarra cuentan con más de 3.000 hectáreas de producción de semillas, de estas casi 2.000 son híbridas. Y además, tienen una finca de investigación con una estación de mejora (lo que vendría a ser como su “laboratorio”) en Muruzábal de Andión y una red de ensayo de 40 hectáreas de investigación.

¿Cómo es el proceso de creación y producción de semillas?

Nuestro negocio tiene tres actividades fundamentales. La primera es la investigación en genética vegetal para crear nuevas variedades de cultivos. Es un I+D puro pero se hace sobre el terreno. La segunda pata de nuestro negocio es la producción de semillas. Cuando ya hemos obtenido una variedad nueva, hay que llevar a cabo una producción más o menos industrial para acercarla al agricultor. La especificidad de nuestro sector es que una gran parte de esa producción se tiene que hacer de nuevo en el campo y luego tiene otra parte que es industrial, en la que se realiza el acondicionamiento de la semilla: limpieza, calibrado, selección, tratamiento… La parte compleja está en el campo y en Limagrain, a diferencia de otras compañías de nuestro sector, es algo que hacemos localmente. Y el tercer pilar de actividad es la comercialización de esas semillas, para lo que tenemos que estar cerca de los agricultores y conocer sus necesidades, para ofrecerles la oferta más adaptada a sus demandas.

Ha comentado que realizan la producción de semillas localmente. ¿A qué se refiere?

Limagrain es una empresa muy particular porque siendo una multinacional muy tecnológica, que está en todo el mundo, mantiene unas profundas raíces en la tierra y tiene un contacto con la realidad de la agricultura muy notable, quizás por su origen cooperativo. Nosotros decimos que tenemos al agricultor al principio y al final. Somos una empresa de agricultores, para agricultores. Y eso nos marca mucho porque nuestros valores están muy ligados a la agricultura.

Una de las características de Limagrain Ibérica es que, a diferencia de otras compañías del sector, realizamos nuestras tres actividades localmente. Somos parte de una gran multinacional que está en un montón de países pero tenemos un enfoque muy cercano al agricultor y entendemos que hay que estar muy cerca del mercado. Realizamos la investigación genética aquí en Navarra lo que nos da una mayor facilidad para obtener invenciones de variedades muy adaptadas a las necesidades del agricultor porque han nacido aquí. También producimos la semilla en campos navarros, no traemos las semillas de otros países. Para ello, colaboramos con más de mil proveedores navarros, algunos son agricultores a título personal y otros son cooperativas. Por tanto, generamos un valor añadido en nuestro entorno ya que al agricultor le resulta más rentable producir, por ejemplo, maíz para semilla que para pienso, ya que se le paga un plus sobre el precio del mercado.

¿En qué mercados se venden sus semillas?

Estamos produciendo en Navarra para abastecer a otros mercados de nuestras empresas hermanas, fundamentalmente en Centroeuropa y en el Este de Europa, a países como Francia, Rusia, Ucrania, Hungría... Nuestra actividad de exportación es el 25% de nuestra cifra de negocio.

La ampliación de los regadíos en Navarra nos ha venido muy bien porque nos ha permitido lanzar un proyecto de exportación y convertirnos en un centro de producción importante para empresas de nuestro grupo de otros países. Hemos aprovechado que, gracias al Canal de Navarra se han aumentado las zonas de riego, para crear focos de producción de semillas y estar produciendo semillas en Navarra para toda Europa. Hemos multiplicado por 20 nuestra producción de semillas híbridas gracias al regadío.

 



¿Cuánto han tenido que invertir para desarrollar este proyecto de producción para exportación?

Entre los dos últimos ejercicios y lo que vamos a invertir este año habremos realizado una inversión acumulada de 2,5 millones de euros. Hemos extendido nuestras instalaciones hacia Monreal, hemos construido dos secaderos nuevos, ampliado la fábrica, instalado una deshojadora y hemos cambiado alguna máquina del proceso, todo ello con el objetivo de ampliar la capacidad de producción y aumentar la calidad de la semilla.

Con los beneficios que ha traído el regadío para su empresa, ¿qué le parece que se esté hablando de paralizar la siguiente fase del Canal de Navarra?

Yo soy andaluz y para nosotros que hemos sufrido tanto la sequía el agua es vida. Siempre que se respeten las normas y el medio ambiente cuando se hacen las cosas, en el sector agrario el agua es sinónimo de riqueza, de estabilidad en las producciones y es una puerta que se abre para poder sembrar cultivos de mayor valor y tener una gama más amplia.

¿Qué facturación tuvo Limagrain en 2015 y qué previsiones hay para este año?

En los últimos dos años hemos facturado 35 millones de euros y en 2016 esperamos alcanzar algo más de facturación en nuestra actividad comercial y un nivel parecido en cuanto a la exportación para nuestro grupo. Ahora estamos centrados en asentar el rápido crecimiento que hemos tenido en los últimos años, así que nuestro principal objetivo es dar estabilidad al proyecto y ser competitivos tanto en el mercado interno como en el extranjero.

Nuestro sector es muy dinámico así que el reto al que nos enfrentamos es continuar siendo una empresa que aporte nuevas tecnologías a los agricultores, que seamos capaces de acercarles nuevas opciones, nuevas variedades que les interesen y todo eso viene de la mano de la I+D. Y en segundo término, hacer una organización un poco más proactiva para seguir siendo competitivos en nuestro mercado y continuar trabajando desde nuestros centros productivos de Navarra y Andalucía para abastecer otras zonas de Europa.
 
 

LIMAGRAIN IBÉRICA

  • Actividad: Investigación, producción y comercialización de semillas de cultivos extensivos
  • Sector: Agricultura
  • Año de Fundación: 1976
  • Dirección: Carretera Pamplona Huesca, km 12, 31470 Elorz (Navarra)
  • Webwww.lgseeds.es
  • Empleados: 110
  • Grupo Empresarial: Groupe Limagrain
 

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra