Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Entrevista
Taninia bodegas y viñedos

"Sarría y Bornos son nuestro principal activo y sobre ellas queremos pivotar el crecimiento"

El grupo bodeguero navarro, formado por cinco bodegas de diferentes denominaciones de origen, facturó 12,1 millones de euros en 2015 y espera crecer este año un 6%

Fernando Zaratiegui, director general del Grupo Taninia

Fernando Zaratiegui, director general del Grupo Taninia

Caso
Actualizada 05/05/2016 a las 21:58
Etiquetas
Tras unos años de crisis complicados en los que la caída del consumo arrastró al sector del vino, parece que las bodegas navarras empiezan a ver la luz y comienzan a desprender algo más de optimismo. “El sector en Navarra ha pasado por momentos difíciles pero ahora la situación va a mejor y estamos empezando a coger un poco más de aire. Desde los últimos meses del año pasado, el consumo se ha reactivado, la campaña de Navidad fue buena y la de Semana Santa también y yo creo que el hecho de que haya una cierta alegría frente al consumo hace que todo el esfuerzo que hacemos empiece a lucir más. El vino de Navarra tiene mucho que decir y, aunque nos va a costar lograrlo, en eso estamos trabajando”, afirma Fernando Zaratiegui, director general del grupo Taninia Bodegas y Viñedos.

 

FERNANDO ZARATIEGUI

​Puesto:
Director general de Taninia Bodegas y Viñedos
Fecha de nacimiento:
8/04/1963
Formación:
Licenciado en Derecho por la Universidad de Navarra. Máster en Dirección de Empresas (MBA) por el Instituto de Empresa.
Trayectoria profesional:
1987-1993: Bodegas y Bebidas, S.A., en diversas responsabilidades en Marketing y Exportación
1993-2002: Bodegas Príncipe de Viana, S.A., director general
2002-2006: Destilerías la Navarra, S.A., director general
Desde 2006: Taninia Bodegas y Viñedos y Bodega de Sarría, S.A., director general
Estas sensaciones se trasladan también a las cifras. Esta semana el Consejo Regulador adelantó datos de este año y, en los meses de enero y febrero, se han vendido ya 5,5 millones de litros de la D.O. Navarra, un 13,8% más que en el mismo periodo de 2015.

Los números y el crecimiento también han acompañado al grupo bodeguero navarro estos últimos años pese a la crisis. Taninia facturó 10,8 millones de euros en 2013, creció un 8% en 2014 y un 5% más el año pasado, hasta alcanzar los 12,1 millones. Para este año, las estimaciones de la empresa son seguir incrementando su facturación un 6% y lograr los 12,9 millones de euros.

Entre los diferentes métodos para lograrlo, Zaratiegui apunta al necesario acercamiento del mundo del vino a un consumidor más joven: “Es la pelea de todos en el sector. Tenemos que reducir la edad media y el perfil del consumidor, facilitar la entrada a los jóvenes. Incluso el mismo Consejo Regulador de la D.O. Navarra está haciendo campañas como Winelovers o con el Rosado de Navarra para acercar el vino a este público. Es el reto que tenemos todas las bodegas porque necesitamos más consumidores”.

A su juicio, “todavía queda mucho por hacer” porque el consumo de vino en España es bastante bajo. No es como en Estados Unidos u otras zonas donde el vino se consume como una cerveza o un refresco y en cualquier entorno. “Aquí cuesta más. Desde el sector nos tenemos que poner las pilas y adecuar el producto, la presentación y nuestra imagen para facilitar el consumo”, apunta.

Para ello, el director del grupo bodeguero navarro tampoco se olvida de la innovación como un factor de renovación y crecimiento. Se muestra convencido de que no hay que huir de los productos tradicionales y de lo que cada tierra da, pero admite que el mundo del vino ha pecado de “poco innovador, de mirarse mucho el ombligo y no abrir la mente para ver lo que se está haciendo en el mundo y lo que el mercado está demandando”.

Y pone como ejemplo a seguir el desarrollo que ha experimentado el verdejo de Rueda, que es el vino con mejor evolución de la última década y ha doblado cifras de ventas en los últimos años. “En 2007 se vendían menos de 40 millones de botellas de Rueda al año y en 2015 se vendieron 90 millones. Es un vino fresco, que tiene carácter, con acidez y que invita a beber. Todo esto ha impulsado su consumo”, explica.

Taninia agrupa a cinco bodegas de denominaciones de origen diferentes: Señorío de Sarría (Navarra), Guelbenzu (Ribera del Queiles), Palacio de Bornos (Rueda), Toresanas (Toro) y Dominio de Bornos (Ribera del Duero). ¿Esto les permite tener una posición más competitiva en el mercado vinícola?

El origen del grupo está en la bodega y los viñedos de Señorío de Sarría. Pero es muy complicado sobrevivir y tener un proyecto sólido, con posibilidades de crecimiento y desarrollo en el sector, estando centrados en una única denominación de origen. Resulta muy difícil mantener una estructura comercial potente comercializando vinos de una única zona. Por eso, hace ya más de una década comenzamos a mirar bodegas de la denominación de Rueda, hasta que en julio de 2008 se formalizó la compra de Palacio de Bornos, Toresanas y Dominio de Bornos. Lo que se buscaba con estas adquisiciones era obtener una mayor gama de vinos, una marca potente y posibilidades de comercialización complementaria en cuanto a gama.

¿Qué sinergias hay entre las diferentes empresas del grupo?

La red comercial es común y, en muchos casos, la de distribución también. Eso nos ofrece ventajas competitivas que nos permiten acercarnos a un importador o distribuidor y ofrecerle una gama más potente y atractiva de vinos, que le cubra sus necesidades no solo en un perfil sino en varios más.

Las dos bodegas más grandes del grupo son la de Navarra y la de Rueda y, estratégicamente, centramos nuestro esfuerzo en ellas. Somos marquistas, Taninia es simplemente un nombre comercial pero nuestras marcas principales son Sarría y Bornos y son con las que nos presentamos al mercado. Uno de nuestros mayores activos son las marcas y sobre ellas queremos pivotar nuestro crecimiento. La marca nos permite un conocimiento por parte del consumidor y que seamos capaces de mantener una buena calidad en el tiempo nos proporciona una muy buena estabilidad. En este mundo en el que hay una dispersión de marcas enorme, lo más difícil es llegar a tener un reconocimiento de marca y una cierta valoración. Y eso se consigue con mucho tiempo y haciendo las cosas bien durante muchos años.

¿Cada bodega tiene un departamento de I+D o es común al grupo?

Tratamos de ser lo más fieles posible a lo que nos da la tierra, el viñedo de cada zona: el verdejo, el tempranillo o la garnacha con los que trabajamos. Pero, al mismo tiempo, intentamos en todo momento innovar. Buscamos muy intensamente nuevas aproximaciones, productos que no son los tradicionales, conceptos que nos permitan acercar el vino a otro público y ampliar el abanico de consumidores y de la marca. De esta búsqueda han surgido proyectos como el frizzante, el frizzante rosado o los espumosos en Rueda.

Tenemos dos Departamentos de Enología potentes en Navarra y en Rueda, desde aquí se trabaja Sarría y Guelbenzu, y en Castilla, Rueda, Toro y Ribera de Duero. Pero el desarrollo se hace de manera conjunta, todos los protocolos y las decisiones finales se asumen por las técnicos de las dos bodegas y cada vez potenciamos más que se conozcan los perfiles y las elaboraciones de ambas zonas. Incluso realizamos intercambios porque entendemos que lo mismo que para el consumidor no es bueno beber solo el vino de tu zona, porque limita muchísimo el conocimiento y las posibilidades de disfrutar con cosas diferentes, pues tampoco es bueno que un técnico esté todo el día trabajando con las mismas variedades y en los mismos lugares.

 


¿Qué presencia tienen sus vinos en el mercado a nivel nacional?

El 65% se comercializa en el mercado nacional y el 35% restante se destina a exportación, principalmente a mercados europeos: Reino Unido, Alemania, norte y centro de Europa, pero también Estados Unidos, Canadá, Asia… por todo el mundo en mayor o menor medida.

¿China y Estados Unidos que eran mercados emergentes siguen siéndolo o se han estancado?

Estados Unidos sí que tiene su importancia y, probablemente, seguirá creciendo pero es un mercado que hay que trabajarlo muy bien y con planteamientos a largo plazo y no es un mercado especulativo. Es un país muy interesante porque está acostumbrado al vino de calidad y a valorar y pagar por él, lo cual es importante. Pero es muy competitivo y hay que trabajar mucho para consolidar una posición y conseguir crecer.

En cuanto a China, parecía que iba a ser el paraíso. Se colocó muchísimo vino allí pero se produjo un cierto atasco porque se importó bastante en general pero muchos de esos vinos no se colocaban en el mercado, tardaban en salir, había mucha empresa importadora que cerraba y el nivel de conocimiento del consumidor chino es mínimo, así que se produjo un frenazo. Es un país con el que no es fácil establecer unas relaciones sólidas. Todos seguimos mirando a China y creemos que la situación mejorará, pero a corto plazo no creo que vaya a despegar ni a generar grandes volúmenes de ventas.

¿Qué porcentaje de su producción se destina al canal Horeca?

En el mercado nacional estamos aproximadamente en un 70% para hostelería y un 30 % alimentación. A corto plazo creemos que podemos crecer en nuestra penetración en ambos segmentos.

¿Van a realizar alguna inversión importante este año?

En 2016 tenemos prevista una inversión de aproximadamente un millón y medio de euros que, en gran parte, se dedicará a una nueva plantación de viñedo en Rueda. En Rueda tenemos más de 200 hectáreas de viñedo propio y en los próximos tres años plantaremos otras 100. Además, también vamos a invertir en maquinaria para ampliar la capacidad de elaboración del frizzante, porque la elaboración de este vino exige una maquinaria completamente diferente de los vinos tranquilos en los que dejamos que el carbónico evapore y así el vino queda limpio y sin burbuja. En cambio en el frizzante se trabaja para mantener el carbónico, no solo en la elaboración sino también en todo el proceso hasta el embotellado. Esto exige trabajar con depósitos isobáricos y con embotelladoras especiales que mantienen la presión. Así que vamos a invertir para aumentar nuestra capacidad de elaboración y de embotellado. También realizaremos otras inversiones de mantenimiento y cambios del parque de barricas.

¿En qué nuevos proyectos se van a centrar este año?

En desarrollar mucho más el mercado exterior y en potenciar el conocimiento, la distribución y la venta de los nuevos productos que estamos desarrollando como los frizzantes que antes comentaba, el Ribera del Duero y un proyecto nuevo que verá la luz en los próximos meses, que todavía no se puede adelantar.
 
 

TANINIA BODEGAS Y VIÑEDOS

  • Actividad: Elaboración y comercialización de vinos, con bodegas en Navarra (Señorío de Sarría), Rueda (Palacio de Bornos), Ribera del Duero (Dominio de Bornos), Toro (Toresanas) y Aragón (Guelbenzu).
  • Sector: Vitivinícola.
  • Año de Fundación: 1981
  • Dirección: Señorío de Sarría s/n, 31100 Puente la Reina (Navarra)
  • Webwww.taninia.com
  • Empleados: 55
 

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra