Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
EMPRENDEDORES

Pamplona es la peor ciudad de España para emprender un negocio

Según el Banco Mundial, en Navarra hay que dar el triple de pasos que la UE

Actualizada 09/09/2016 a las 10:33
Etiquetas
Durante la presentación del segundo plan emprendedor, Manu Ayerdi, el vicepresidente económico del Gobierno de Navarra, explicó que el gran objetivo que habían plasmado en este documento es que en Navarra se constituya un mayor número de empresas. Esta es una de las asignaturas pendientes de la anterior legislatura y también de esta, según el GEM (Global Entrepreneurship Monitor), que mide la actividad emprendedora de Europa.

Sin embargo, Pamplona es la peor ciudad de España para comenzar un nuevo negocio. Al menos así lo afirma el informe Doing Business (Haciendo negocios), elaborado por el Banco Mundial y que el año pasado comparó por primera vez las regulaciones comerciales de España. De las 19 ciudades analizadas por el organismo mundial, Pamplona ocupa el último puesto en la categoría “apertura de una empresa”. Manu Ayerdi reconoció que al Ejecutivo foral le preocupa este “pobre desempeño” y señaló que están trabajando en mejorarlo.

En cambio, y por fortuna para la economía de la Comunidad foral, Pamplona, sale mucho mejor en otros parámetros. Ocupa el tercer puesto en la calificación sobre la facilidad para hacer negocios. En este apartado sólo le superan Madrid y La Rioja.

El estudio elaborado por el Banco Mundial recoge datos sobre las regulaciones que afectan a cinco etapas del ciclo de vida de una pyme: apertura de una empresa, obtención de permisos de construcción, obtención de electricidad, registro de propiedades y comercio transfronterizo.

En el caso de Pamplona el estudio detalla los obstáculos burocráticos y legales que debe superar un emprendedor para constituir e inscribir una nueva empresa, además del tiempo y los costes de establecimiento que se asocian a esos trámites.

El emprendedor ha de dedicar en los primeros compases de su empresa más tiempo en rellenar formularios que en su propia actividad.



Un vecino de la capital navarra que emprenda ha de realizar una docena de trámites para constituir su empresa frente a siete pasos que daría si se encontrara en Sevilla o 4,7, la media europea. O dicho de otro modo. Un navarro ha de realizar casi el triple de pasos que otros ciudadanos europeos para empezar a vender un producto o un servicio.

La burocracia supone dedicar más tiempo, y más dinero. Mientras que a un navarro le lleva una media de 20 días abrir su negocio, en Sevilla se tarda una media de 14 días. Existen, fundamentalmente, dos motivos por los que resulta más fácil abrir una empresa en Andalucía. El primero tiene que ver con que es uno de los lugares donde más se utiliza la plataforma telemática Circe. Circe es un sistema de información que conecta a varias agencias permitiendo realizar de forma telemática varios de los requisitos de constitución y puesta en marcha de una empresa. Y el segundo gran motivo que explica la facilidad de apertura en la capital hispalense son sus tasas municipales, entre las más bajas de España.

La suerte de Pamplona en otros tres parámetros analizados es dispar. En la categoría facilidad para conseguir permisos de la construcción Pamplona ocupa la novena posición; en la facilidad a la hora de obtener la electricidad, la capital navarra se encuentra en la segunda posición y en el registro de la propiedad, la cuarta.

El informe explica que es más fácil obtener permisos de construcción en La Rioja, ya que la licencia de obra se obtiene más rápidamente y por un coste menor y se puede solicitar evitando varios trámites previos.

En Cataluña es más fácil conectarse a la red eléctrica gracias a la autorización simplificada de la instalación eléctrica y a que no se requiere obtener visados colegiados. En Ceuta y Melilla es más fácil el registro de propiedades dado que el impuesto sobre transmisiones patrimoniales es el más bajo, en parte por su régimen fiscal especial.

EJEMPLO EN OTRAS VARIABLES

Pamplona no es un ejemplo en la forma de abrir un nuevo negocio pero sí que es un buen ejemplo para otros asuntos. Desde el Banco Mundial destacan como un caso de éxito la coordinación que existe entre las instituciones. “En Pamplona, el Ayuntamiento y Gobierno Foral se coordinan antes de emitir una licencia de actividad para actividades potencialmente contaminadoras de la atmósfera”, se puede leer en dicho informe.


Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual