Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
El fuego arrasa una empresa

Los trabajadores de la empresa incendiada: "Había muchas ilusiones ahí dentro"

Todos los trabajadores acudieron al conocer la noticia y no se marcharon hasta las cinco de la madrugada. A las nueve, regresaron a ver el destrozo. “Somos una familia, había muchas ilusiones ahí dentro”, decían afectados

“Parece el Guggenheim”, decían algunos trabajadores al ver el estado en el que había quedado la empresa Resitex tras el incendio.

“Parece el Guggenheim”, decían algunos trabajadores al ver el estado en el que había quedado la empresa Resitex tras el incendio.

Actualizada 02/05/2017 a las 09:13

Los trabajadores no podían dejar de mirar las instalaciones de Resitex. Lo hicieron de doce a cinco de la madrugada, cuando eran pasto de las llamas, y también durante toda la mañana de este sábado, cuando la fábrica que la tarde anterior habían cerrado para irse de puente había quedado reducida prácticamente a chatarra. “Me duele mucho. Casi todos nosotros sacamos el dinero de aquí para alimentar a nuestras familias. Es una pena pero tenemos que levantar la cabeza y tiraremos para adelante”, contaba Anthony Ezeakonaobi, de 41 años, y con más de diez años en esta empresa, los mismos que lleva en Pamplona desde que llegó de Nigeria.

A su lado, la administrativa Itziar García Pérez de Urabain, de 50 años y 17 en la empresa, no se explicaba qué había podido ocurrir, por mucho que le diera vueltas. “Nos fuimos todos a las cuatro y media, el último operario revisó que todo estaba desconectado. No había nadie aquí y el poliéster arde de inmediato... no me lo explico”, repetía.

Todos conocieron la noticia del incendio al filo de la medianoche, cuando comenzó a circular con llamadas de trabajador en trabajador. “Estaba en la cama, como casi todos, y vinimos para aquí”, contaba Itziar García. “Pensamos que era un fuego débil”, añadía Ezeakonaobi, “pero cuando llegamos los bomberos y la policía no nos dejaban pasar porque el fuego estaba a tope. No era lo que esperábamos y luego ya vimos que no quedaba nada, que la nave se había venido abajo y que no había nada que recuperar. Es muy doloroso”.

Los bomberos les recomendaron que se marcharan a casa a descansar, porque no había nada que hacer allí salvo ver cómo las llamas iban destrozando la fábrica. Pero todos quisieron quedarse a esperar al empresario, que estaba fuera de Navarra y volvía por carretera. “Todos quisimos esperarle para que no estuviera solo”. Se marcharon a las cinco de la madrugada. A las nueve, sin apenas dormir, volvían a la puerta. A mirar.

A la tristeza se unían entonces las ganas de levantar las instalaciones y de apoyar al dueño. “Sentimos incertidumbre pero no por si nos vamos al paro o no. La empresa iba bien, había muchas ilusiones ahí dentro y no somos una empresa, somos una familia. No creo que vayamos al paro porque para Miguel (el empresario, Miguel Zabalza) no somos trabajadores y él va a morir por nosotros. Siempre dice que tiene una familia que alimentar, que somos nosotros. Eso lo dice todo de él. Podría cerrar la fábrica, para él sería lo más fácil, pero no lo va a hacer. Así que a muerte con él”, expresaba Itziar García mientras a su lado un trabajador recién jubilado asentía con la cabeza. Ezeakonaobi refrendaba sus palabras. “Miguel no es un jefe, es un padre, una mano y siente el dolor de sus trabajadores. Lo que ha pasado es una barbaridad pero ahora hay que unirse, trabajar día y noche, sábados y domingos, y sacar esto adelante”.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra