Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
EMPRESAS

Tras la salida de 65 empresas de Navarra, Ayerdi dice que el impacto es "muy reducido"

Durante el primer semestre, 65 empresas han cambiado su domicilio a otra comunidad autónoma, mientras que 30 han elegido Navarra como sede

Manu Ayerdi

Manu Ayerdi

Manu Ayerdi

DN (ARCHIVO)
Actualizada 10/10/2016 a las 09:31
Etiquetas
  • EUROPA PRESS. PAMPLONA
El vicepresidente de Desarrollo Económico del Gobierno de Navarra, Manu Ayerdi, ha afirmado que el impacto económico de los cambios de domicilio social de empresas que se van fuera de Navarra es "muy reducido" y ha apuntado que en la primera mitad del año sus consecuencias en términos de empleo y de actividad han sido "prácticamente nulas" y en recaudación es "menos importante de lo que a priori podría parecer".

Según datos ofrecidos por el vicepresidente en una comparecencia en el Parlamento a petición del PPN, en el primer semestre de 2016 un total de 65 empresas han cambiado su domicilio a otra Comunidad Autónoma, mientras que 30 compañías han elegido su domicilio en Navarra, lo que arroja un saldo negativo de 35 empresas. Además, Manu Ayerdi ha señalado que desde el año 2014 este saldo viene siendo negativo.

No obstante, el vicepresidente ha precisado que fijar la sede en otra comunidad "no lleva implícito el traslado de una planta de producción ni de su empleo, lo que origina que no tenga apenas incidencia en la economía de la región y por ende en otras variables como la recaudación".

Manu Ayerdi ha apuntado que para hacer una valoración real sobre los efectos de estos cambios "hay que contactar empresa por empresa porque en la mayoría de los casos no cambia nada con respecto a la situación previa".

En este sentido, ha explicado que su departamento ha realizado un estudio contactando con 9 de las 65 empresas que en el primer semestre se han ido de Navarra y "en ningún caso, de las 9 empresas con las que hemos hablado, se ha producido un ajuste de empleo que tenga como motivo el cambio de domicilio social". "El impacto en el empleo de estos trasladados es muy limitado", ha insistido.

Manu Ayerdi ha añadido que "si el empleo no se ha visto afectado por el cambio de domicilio, es razonable deducir que la cifra de negocio tampoco, aunque puede afectar a la recaudación de IVA y Sociedades". Sobre este último aspecto, Ayerdi ha explicado que el lugar de tributación viene definido por el volumen de facturación. Si las empresas facturan menos de 7 millones, tributan en el lugar de su domicilio social, mientras que no hay cambios para aquellas con volumen de negocio superior de 7 millones de euros.

Tras ello, Manu Ayerdi ha afirmado que "si bien el saldo neto entre entradas y salidas puede ser una medida del grado de atracción del territorio, existe gran variedad de motivos de traslado y las características regionales terminan importando menos".

De hecho, ha explicado que en las conversaciones mantenidas con las nueve empresas "se apunta a que el principal motivo de su cambio es reflejar la realidad de la empresas, que no se correspondía con los datos registrales". "Algunas empresas tienen centros de trabajo en varias provincias pero su gestión está centrada en una sola, de ahí que proceda un cambio", ha apuntado.

Por su parte, la portavoz del PPN, Ana Beltrán, ha afirmado que "aunque el vicepresidente haya querido minimizar la importancia de la deslocalización, le doy la suficiente sensatez como para que esto le preocupe mucho, porque es muy preocupante". "A nadie se le escapa que las causas por lo que esto ocurre en Navarra son que ustedes han llegado al Gobierno. La deslocalización tiene su razón en la incertidumbre política", ha dicho a Ayerdi.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual