Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
JAVIER ANTÚNEZ (PERFINASA)

"Las empresas industriales son las que tienen el poder de crear empleo y hay que cuidarlas"

Javier Antúnez, gerente de esta empresa dedicada al diseño y fabricación de perfiles, defiende el papel de la industria clásica y su efecto multiplicador en la creación de puestos de trabajo

foto de Javier Antúnez, gerente de Perfinasa.

Javier Antúnez, gerente de Perfinasa.

E.S.
Actualizada 21/09/2017 a las 21:23
Etiquetas

Perfiles Navarra S.A. (Perfinasa) fue fundada en 1979 por Emilio Escudero y José María Heras y está dedicada al diseño y fabricación de perfiles de acero para sectores tan diferentes como la construcción, logística, automoción, fotovoltaica, interiores o agroalimentación. Actualmente, emplea a 42 personas y el año pasado facturó 8 millones de euros. “Somos una industria del metal, una empresa clásica y eso ahora no está de moda porque no somos nanotecnológicos, ni biofarmacéuticos, ni renovables. En estos últimos años, la industria clásica ha sido la gran olvidada, nos hemos sentido un poco de lado…”, se lamenta Javier Antúnez, gerente de Perfinasa.

 

“Está claro que hay que poner el foco en los sectores de futuro como la eólica, la farmacéutica, la automoción… pero no hay que olvidarse de todas esas empresas que llevamos aquí desde los años 60 y 70, que fue cuando se produjo el gran despegue industrial que proporcionó a Navarra la situación que ha vivido hasta ahora. Aunque haya que apostar como región por esos sectores, también hay que cuidar a las empresas industriales que seguimos aquí porque son las que realmente tienen el poder de crear empleo”, defiende el directivo de Perfinasa, quien desde 2006 hasta mayo ocupó el puesto de director financiero.

 

En su opinión, el cierre de una empresa industrial es un hecho “dramático” puesto que ya nadie “se decide a crear una industria, que es la que tiene un efecto multiplicador en el empleo”. “El que hoy tiene dinero se sienta en su sofá con el portátil y se pone a invertir en acciones de Taiwan, en divisas, en un fondo de inversiones… pero no abre una fábrica porque eso conlleva mucho más riesgo y se obtienen menos beneficios”, explica. “Con lo cual, no nos podemos permitir el lujo de que cierren las que están y hay que cuidarlas”, añade.

 

En este sentido, Javier Antúnez valora muy positivamente el trabajo que se está realizando desde la Fundación Industrial Navarra y el Clúster de Transformación Industrial apoyando a aquellas empresas que tienen la inquietud de mejorar, modernizarse y crecer y que, además, sirven para que las compañías se conozcan y puedan establecer nuevas relaciones entre ellas. En su opinión, una de las cosas buenas que nos ha dejado la crisis es que “se ha perdido el miedo a abrirte y a colaborar con otras empresas y es algo muy ilusionante. Te juntas en estos foros y conoces gente nueva, hablamos de las cosas que nos pasan, compruebas que no eres el único que tiene determinados problemas, aprendes de cómo los solucionaron otros… Es una maravilla”.

 

Pero para que iniciativas como las mencionadas funcionen, el gerente de Perfinasa destaca “la tremenda generosidad” de otras empresas y directivos que no tienen ningún inconveniente en abrir las puertas de sus negocios y explicar qué y cómo hacen las cosas, cómo solucionaron sus errores o los proyectos en los que están trabajando. “En estos foros hay mucho conocimiento y confluyen diferentes intereses que encajan y todo eso te enriquece y produce una gran satisfacción personal”, asegura.

 

Recientemente, Perfinasa ha recibido 113.756 euros de subvención del Gobierno de Navarra para un proyecto de I+D ¿en qué consiste ese proyecto?

Nos hemos unido tres empresas Exclusivas Jaufasa, Mecánica de Precisión Joven y Perfinasa, con el apoyo de AIN, para investigar diferentes tratamientos y técnicas para aplicar a los materiales que utilizamos para que sean más duraderos y resistentes. Nosotros compramos las bobinas de acero cortadas a una determinada anchura, las cargamos en las máquinas y la chapa va entrando plana por una serie de ejes con rodillos que lo que hacen es obligar a la chapa a doblarse de determinada manera y así se fabrica el perfil. Lo que buscamos con este proyecto es conseguir que tanto los rodillos como las sierras y los punzones de las prensas, que son elementos que sufren mucho y tienen mucho desgaste, duren más.

 

Por eso nos hemos juntado con Exclusivas Jaufasa, que están especializados en sistemas de corte, y con Mecánica de Precisión Joven, que realiza mecanizados. La idea es probar qué tratamientos podemos dar a los punzones o a las sierras, cómo podemos recubrirlos o buscar diferentes alternativas que nos permitan sustituirlos en tiempos cada vez más largos. Además de las tres empresas, el centro tecnológico que va a hacer los experimentos es AIN, que sabe cómo aplicar nanopartículas a los aceros y dispone de laboratorio y maquinaria para desarrollar el proyecto.

 

¿Se conocían de antes? ¿Cómo surgió la idea de lanzar este proyecto?

Ambas empresas son proveedores nuestros y las dos han tenido siempre la inquietud de mejorar. Nos hemos juntado tres empresas bastante complementarias y ha sido como cerrar el triángulo de una forma muy fácil. Además, la intervención de AIN nos da ese plus que nosotros no tenemos de conocimiento de materiales y de poder experimentar con ellos. El proyecto se llama Perf-ect 2.0 y va a durar dos años. Empezamos en agosto pero estamos todavía en la fase de organizarnos, seleccionando materiales y recopilando datos.

 

Las empresas industriales son las que tienen el poder de crear empleo y hay que cuidarlas

 

¿Cuáles son las líneas de producción principales?

Esto ha ido evolucionando con los años. Por ejemplo, entre 2008 y 2010, la facturación de Perfinasa descendió un 62% con la llegada de la crisis en la construcción y otros sectores derivados. Sin embargo, ahora mismo el sector para el que más estamos trabajando es la logística. Cada vez más, las grandes empresas están construyendo macroalmacenes totalmente robotizados, como los que en Navarra tienen Cinfa o Virto. Este tipo de almacén automatizado, antes estaba al alcance solo de empresas como Amazon, Alcampo y otras de gran tamaño, pero hoy casi todo el mundo se está haciendo su propio almacén autoportante. Nosotros nos encargamos de fabricar toda la perfilería que va en el almacén: estanterías, travesaños, puntales, baldas… todo lo que compone esos almacenes es acero y perfilería. Esta línea puede ser un 30% de nuestra facturación.

Hemos trabajado mucho para Inditex, que es una de las empresas que ha marcado camino en España en el tema de los macroalmacenes ya que todo lo que fabrica en cualquier parte del mundo lo trae aquí y luego lo envía a todos los países, así que necesita unos almacenes kilométricos. Pero no trabajamos directamente con ellos sino con las empresas que les construyen los almacenes.

Por otro lado, la línea de ascensores también tiene bastante peso. Y el tercer sector importante sería la construcción.

 

¿Qué tipo de productos son los más importantes que fabrican?

Tenemos 10 líneas de perfilado y con ellas fabricamos 1.200 referencias de perfiles diferentes: carriles para puertas, perfiles para rejillas de alcantarillado, canalones para invernaderos, barandillas, para hacer suelo técnico, refuerzos de ventanas, postes de cerramiento, patas de silos… un batiburrillo tremendo. Pero en lo que está especializada Perfinasa es en hacer cosas complejas y difíciles porque tenemos muchos años de experiencia y un gran conocimiento técnico. Somos conocidos en el sector por fabricar perfiles especiales.

 

¿Cuáles son los clientes principales?

Orona, Zardoya-Otis, Asientos Esteban, Mecadetol y Móstoles Industrial, que es el grupo industrial de El Corte Inglés. Al Grupo Otis le vendemos perfiles no solo para España sino también para Chequia e Italia. Para Navarra trabajamos poco porque no distribuimos perfiles, vendemos tráileres de perfiles. Así que clientes navarros tenemos relativamente pocos, en torno al 10 % de la facturación.

 

¿Qué facturación tiene Perfinasa y qué previsiones económicas tienen para este año?

Nuestra facturación el año pasado fue de 8 millones de euros y, con respecto al anterior, bajamos en un millón aunque crecimos un 10%. Esto se explica porque para nosotros la cifra de facturación es un dato muy resbaladizo por dos razones: por el precio del acero, que nos determina el 70% de la factura y tiene unas oscilaciones tremendas y, por otro lado, porque hay clientes que ponen ellos el material, lo que hace que la facturación sea menor pero mis ganancias sean las mismas.

 

Llevamos cuatro años con beneficios. Y en facturación para este año esperamos estar en la misma línea que el año pasado, aunque yo creo que podremos llegar a los 8,5 millones de euros.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra