Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Emprendedores

Be Easy, medición en tiempo real de diabetes en niños

Este proyecto empresarial ha ganado los Premios Iníciate, organizados por Cein

De izquierda a derecha, Israel Arnedo, Celia Gómez y Jon Mikel Percaz, en la UPNA.

De izquierda a derecha, Israel Arnedo, Celia Gómez y Jon Mikel Percaz, en la UPNA.

Actualizada 07/12/2017 a las 18:05

Julia tiene tan solo 10 años. Este mes de agosto su vida cambió de manera radical. Le diagnosticaron diabetes. Ahora, antes de cada comida y en otros momentos más del día, incluidas las tres de la madrugada, sus padres o uno de sus dos hermanos han de pincharle para saber cuál es su nivel de glucosa en sangre y así, evitar una hiperglucemia o una hipoglucemia. Si nadie lo remedia, hasta que pase la adolescencia debería pincharse un mínimo de cinco veces al día. Al año, más de 1.680 pequeños pinchazos.


Quizás este sería uno más de los casos de diabetes que se diagnostican al año sino fuera por sus dos hermanos, Eduardo Gómez Jiménez, de 25 años, y Celia, de 23. Eduardo es médico. De hecho, ahora mismo está preparando en Oviedo el examen para el MIR. Y Celia está estudiando el último curso de Ingeniería de Telecomunicaciones en la Universidad Pública de Navarra (UPNA). “Juntos, empezamos a investigar cómo podíamos mejorar su calidad de vida”, explica Celia, natural de Granada. Y los comienzos son realmente prometedores.


Tanto es así que la idea de negocio que presentó Celia Gómez junto con su hermano y el departamento de investigación de la UPNA con el que colabora, ‘Be easy’, se adjudicó los premios Iníciate, que de manera anual convoca el Cein (Centro Europeo de Empresas de Innovación). De entre todos los proyectos que se presentaron el suyo fue el ganador. Recibirá 10.000 euros.


Su propuesta consiste en medir la glucosa en sangre a través de radiofrecuencia. De este modo, los niños no tendrían que pincharse unas cinco veces al día para controlar su nivel de glucosa en sangre. “Lo más relevante de este sistema radica en que la medición es continua”, relata Israel Arnedo Gil, doctor en Telecomunicación (29 de noviembre de 1980), que destaca que en cuanto Celia propuso la idea se pusieron a trabajar en ella.


Cada paciente tendría un “radar” colocado en alguna parte de su cuerpo, como por ejemplo, la oreja, que mandaría una señal al cuerpo. Si los niveles de glucosa bajan o se disparan, de inmediato el sensor mandaría una señal a una pulsera que el propio niño llevaría para alertarle de la situación, y también al teléfono móvil de sus padres o tutores. “Así conseguimos que no haya tanta dependencia de los padres. Si los niños tienen una hipoglucemia tienen que llamar al profesor. El profesor llamará a la madre o al padre y es bastante lioso. De esta manera, va directamente al móvil de los padres y no es necesario que los niños tengan un móvil con tan corta edad. Y además, das aviso al paciente, para que él vaya aprendiendo poco a poco cuándo tiene una hipoglucemia. Es un mareo distinto cuando te mareas por otras cosas”.


Este sistema, no invasivo, que desarrollarán durante los dos próximos años con la ayuda de Cein mejora de manera considerable la oferta del mercado. “Los niños se tienen que medir cada vez que van a comer. Estas medidas se pueden hacer con un lápiz de medir glucosa o alternando medidores que son parches invasores que van con una aguja. Miden la glucosa intersticial. No llega a las venas. Por eso, tú puedes estar sufriendo una hipoglucemia y el medidor no te lo detecta porque llega más tarde. Llega a una capa más superficial”, relata Celia Gómez que explica que, precisamente, uno de los principales problemas de los niños que padecen diabetes consiste en aprender a conocer qué efectos produce esta enfermedad en su cuerpo. “En los niños, en periodo de crecimiento, también afecta a la glucosa. Por ejemplo, si tienes un examen, se te dispara. Para los niños es más relevante porque su problemática es mayor”.


Otra de las peculiaridades que tiene la diabetes en los niños es que el cuerpo de cada paciente se comporta de un modo distinto. El nivel de glucosa al que sufren una hipoglucemia o una hiperglucemia es diferente. “Hemos previsto que se puedan definir los rangos de los avisos”.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra