Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Aspace Navarra

Aspace, 30 años de lucha por la inclusión laboral

El Centro Especial de Empleo de la entidad ocupa a 252 personas, el 92% con alguna discapacidad

ECOINTEGRA Desde la izquierda: David Laspalas, Paco Gómez, Fernando Labiano, Josemi Villafranca, José Javier Ochoa, Camino Ostériz (directora de Ecointegra), Patxi Castillejo, José Luis Lizoáin, Roberto López, Fernando Antolí, Roberto Segura, Martín Urtea (director del Centro Especial de Empleo), Óscar Imízcoz, Alberto Urroz y Blanca Elizalde (directora de la Fundación Aspace Navarra para el Empleo). Los trabajadores que posan trabajan en Ecointegra desde su apertura en 2007 y la mayoría trabaja para Aspace desde hace casi dos décadas.

ECOINTEGRA Desde la izquierda: David Laspalas, Paco Gómez, Fernando Labiano, Josemi Villafranca, José Javier Ochoa, Camino Ostériz (directora de Ecointegra), Patxi Castillejo, José Luis Lizoáin, Roberto López, Fernando Antolí, Roberto Segura, Martín Urtea (director del Centro Especial de Empleo), Óscar Imízcoz, Alberto Urroz y Blanca Elizalde (directora de la Fundación Aspace Navarra para el Empleo). Los trabajadores que posan trabajan en Ecointegra desde su apertura en 2007 y la mayoría trabaja para Aspace desde hace casi dos décadas.

Actualizada 15/05/2017 a las 09:41

Lo que empezó siendo un taller de manualidades para una docena de chavales con parálisis cerebral en la residencia Ramón y Cajal que Aspace tiene en Cizur Menor, se ha convertido, tres décadas después, en el segundo Centro Especial de Empleo más grande de Navarra. Da empleo a 252 personas, el 92% de ellas con alguna discapacidad, ya sea física, mental o intelectual, aunque en su día a día, en el tú a tú, “se repara mucho más en las capacidades de cada cual” que en la tipología concreta de la discapacidad.

Para final de año, esas 252 serán algunas más, porque la actividad, repartida en cinco unidades distintas, vuelve a crecer después de una etapa dura, en la que el objetivo prioritario ha sido, igual que en crisis anteriores, “no despedir a nadie”, aunque los salarios hayan salido resentidos y haya habido que hacer recolocaciones. Aoiz, Roncesvalles, Lesaka o Lekaroz son algunas de las poblaciones en las que se inserta la actividad laboral de Aspace, empeñados en promover el empleo también en el medio rural.

En 2005
fue un año de inflexión para el Centro Especial de Empleo. Se optó por emprender proyectos propios para no depender de las subcontratas

Aquel modesto taller sembró en 1985 el germen de lo que vendría después, pero como tal, el Centro Especial de Empleo no comenzó a funcionar hasta abril de 1987, ya instalado en unos locales de Azpilagaña e inmerso en el montaje de porteros automáticos y cableados para automoción. Es por eso que en Aspace han estado de celebración, mirando por el retrovisor para revivir estos 30 años de lucha por la inclusión laboral; al mismo tiempo, sin dejar de otear el horizonte, porque a la vuelta de la esquina tienen otra fecha señalada en el calendario. Ecointegra, la planta de Aoiz de tratamiento de residuos de aparatos eléctricos y electrodomésticos, ‘el buque insignia’ del Centro Especial de Empleo por ser la planta de mayor facturación de las cinco que lo integran, sopla el 17 de mayo diez velas.

No depender de otros
Martín Urtea es memoria viva del Centro Especial de Empleo de Aspace. Hoy es su director técnico, pero ya estaba al cargo de aquel grupo de chavales allá por mediados de los 80. “Estaban hartos de hacer pompones y de pintar cerámicas que no se vendían, así que los monitores contactamos con una empresa de mandos a distancia para los garajes, y nos empezaron a encargar trabajos”, recuerda.

A partir de ahí, “la cosa fue creciendo”, con más y más clientes, muchos relacionados con el mundo de la automoción y los montajes electrónicos. En 1992 se trasladan a Noáin, con 51 trabajadores, y en 1996 la nave se tiene que ampliar y se duplica la superficie.
“Alcanzamos nuestro tope, con un volumen tremendo de actividad, siendo muy competitivos en calidad y precio. Pero llegó la crisis y las empresas empezaron a deslocalizar la producción hacia la Europa del Este o el Norte de África”, apuntilla. “Nos quedamos de golpe sin trabajo”.

Corría el año 2005 y aquel fue un punto de inflexión para Aspace, que, “tocado”, optó por reconvertirse y dejar de ser una subcontrata “para no depender de los demás”. Se juntaron “la necesidad de hacer algo que no se deslocalizase” y la publicación de un Real Decreto sobre tratamiento de residuos de aparatos eléctricos. Así surgió Ecointegra, uno de los dos proyectos propios, junto a la lavandería de Noáin, que logró “estabilizar su actividad” también en aquellas fechas. “Ese era el camino que nos iba a permitir tener empleo estable, que no volviera a ocurrir lo que nos había sucedido”, desarrolla Camino Ostériz, hoy directora de la planta de Aoiz. “Lo nuestro es una eterna lucha por reinventarnos”.

A día de hoy, más del 90% de la actividad de Aspace se desarrolla en el sector servicios. “Tiene mucho más sentido para cumplir nuestra misión, nos da una visibilidad social mucho mayor. Antes, Aspace se relacionaba sólo con la residencia de Cizur; hoy se conoce también su actividad laboral”, valora Blanca Elizalde, directora de la Fundación Aspace Navarra para el Empleo, que engloba tanto al Centro de Empleo como al Ocupacional.

Cambio de percepción
Estos 30 años han transformado no sólo a Aspace, sino también a la sociedad y a la mentalidad con la que la se aborda la inclusión laboral de la discapacidad. “Las empresas ven que trabajar con un proyecto social les da valor”, coinciden los tres directivos. “En lavandería, por ejemplo, somos más caros que otros y hay mucha competencia, pero hay empresas que no miran el precio, sino el proyecto social con el que están colaborando”, abunda Urtea. “Hace 30 años venían por dinero; hoy vienen por responsabilidad social, y ése es el tipo de empresas que nos interesa tener cerca”, inciden.

De que se ha avanzado “muchísimo”, no tienen duda. Pero también valoran “el largo trecho que queda por recorrer. “Ni se cumple la Lismi (Ley de Integración Social del Minusválido), que marca que las empresas con más de 50 trabajadores tienen que destinar el 2% de puestos para personas con discapacidad, ni la Administración reserva para los Centros Especiales de Empleo y lo Centros de Inserción Sociolaboral un 6% de los concursos que licita”, denuncia Elizalde.
Como todos los centros especiales de empleo, el objetivo último del de Aspace es la capacitación de las personas para que se puedan incorporar al mercado ordinario. Como media, unas 4 ó 5 personas al año dan el salto. “Antes de la crisis podían llegar a ser entre 10 y 15, ha bajado en picado”, cuantifica Elizalde.

Cronología desde los orígenes




1985. Comienza el taller de adultos, una actividad de montajes electrónicos de mandos a distancia para las puertas de los garajes.
1986. Crece el taller y se comienza a trabajar en el montaje de porteros automáticos y cableados para automoción. Se alcanza el objetivo de facturar 6.000 euros al mes.
1987. El 1 de abril comienza a funcionar el Centro Especial de Empleo y se traslada desde Cizur a Azpilagaña. Está compuesto por 22 personas con discapacidad, dos monitores y una fisioterapeuta a media jornada.
1989. Los locales de Azpilagaña sufren un incendio. Se logra reanudar la actividad sin apenas parar la producción.
1992. El Centro Especial de Empleo se traslada a Noáin. Cuenta ya con 51 trabajadores.
1996. Se construye la ampliación de las instalaciones de Noáin, con lo que se duplica la superficie del Centro Especial de Empleo. La actividad principal es la subcontratación industrial, principalmente en el sector de la automoción y montajes electrónicos.
2003. Se crea la Fundación Aspace Navarra para el Empleo (FANE) con el fin de unificar y desarrollar un itinerario de integración laboral. Además, se inicia la primera actividad en el sector servicios con la adjudicación del Albergue Juvenil Valle de Baztan en Lekaroz.
2007. Se abre la planta Ecointegra en Aoiz para el reciclado de Residuos de Aparatos Eléctricos Electrónicos (RAEE´s).
2014. Se abre la tercera línea de trabajo en Ecointegra, destinada al tratamiento de Grandes y Pequeños Electrodomésticos
2017. Se celebra el 30º aniversario del Centro Especial de Empleo y el 10 º de Ecointegra.

Las cinco unidades operativas




Aoiz. Integra la planta Ecointegra, con unas 60 personas en plantilla, de las cuales un 94% tienen discapacidad, y la Quesería Artesanal Roncesvalles-Orreaga, que da empleo a 10 personas, el 70% con discapacidad.
Baztan. Albergue Juvenil ‘Valle de Baztan’, en Lekaroz. 19 personas empleadas, de las cuales un 95% son personas con discapacidad. El albergue es propiedad del Gobierno de Navarra y Aspace lo gestiona desde 2003. Cuenta con 130 camas y el año pasado registró 15.400 pernoctaciones. Por otra parte, Aspace se hace cargo de la Brigada de limpieza del Ayuntamiento de Baztan, la Casa de Cultura, la biblioteca y los baños públicos. Para ello, se cuenta con una plantilla de 3 personas, de las cuales el 66% tiene una discapacidad.
Bortziriak. La lavandería industrial de Lesaka cuenta con 11 empleados, el 100% con discapacidad, mientras que la brigada de jardinería y limpieza vial de Bera y Lesaka cuenta con 14 personas, el 93 con discapacidad.
Noáin. La lavandería industrial cuenta con 36 personas empleadas, 97% con discapacidad. Por otro lado, la sección de montajes industriales emplea a otras doce personas, todas con discapacidad. Por último, han establecido un enclave laboral con 19 trabajadores, todos con personas con discapacidad.
Pamplona. Para la gestión del Albergue de Peregrinos ‘Jesús y María’, que el año pasado recibió a 21.600 peregrinos, se cuenta con 9 empleados, el 100% con discapacidad. A su vez, un total de 43 personas trabaja en el mantenimiento de edificios e instalaciones en Gazólaz, Pamplona, Mutilva, Azuza y Sakana. Por último, otros dos personas se encargan del Servicio de Ayudas Técnicas (SAT), que consiste en el alquiler y venta de ayudas técnicas (camas articuladas, sillas de ruedas, grúas, etc.).


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra