Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
I+D+i

El centro tecnológico L'Urederra de Los Arcos accede a integrarse en Aditech

En 2013 renunció, dado que las condiciones de aquel momento no le permitían mantener su independencia; aunque fue el único en quedarse fuera entonces, ahora se suma al resto de la red de centros navarros de este ámbito

Eusebio Gainza y Manu Ayerdi firman el convenio en presencia de Claudio Fernández, gerente de L'Urederra y Juan Ramón de la Torre, director general de Aditech.

Eusebio Gainza y Manu Ayerdi firman el convenio en presencia de Claudio Fernández, gerente de L'Urederra y Juan Ramón de la Torre, director general de Aditech.

R. Aramendía
Actualizada 09/05/2017 a las 16:49
Etiquetas
  • R. Aramendía

Cuatro años después, el centro tecnológico L’Urederra, con sede en Los Arcos, ha decidido incorporarse a Aditech, una entidad constituida en 2013 que aglutina los centros navarros de investigación y a la que tras una crispada negociación en aquella época renunció a entrar. Fue el único que entonces quedó fuera de una red que estaba llamada a convertirse en un “macrocentro”, insignia de la I+D en Navarra. Pero en la nueva legislatura su concepción ha cambiado.

 

“La entrada de L’Urederra no se hizo en ese momento porque nos imponían unas condiciones que no estábamos dispuestos a asumir, sobre todo la pérdida de independencia y la disolución de su patronato. Ahora que, con las nuevas directrices podemos mantener nuestra gestión ha fructificado la negociación”, explicó Eusebio Gainza, fundador y presidente de L’Urederra, que firmó el convenio de adhesión a tres años a Aditech con Manu Ayerdi, que preside esta segunda fundación. “La concepción inicial era quizá demasiado jerarquizada y obligatoria, lo que generó tensiones, no sólo con L’Urederra, sino también con otros centros. Ahora se trata sobre todo de propiciar la colaboración entre todas las entidades navarras implicadas en la investigación”, explicó el vicepresidente del Gobierno.

 

EL VAIVÉN DE LAS AYUDAS

El marco económico también se ha modificado sustancialmente en los últimos años. Con la creación de Aditech en la anterior legislatura, se suprimió la convocatoria anual de ayudas a centros tecnológicos que contribuía a sustentarlos para convertirse en una vía de financiación canalizada a través de Aditech. Quien se quedaba fuera no podía acceder al dinero de Navarra para I+D.

 

Esas convocatorias se han recuperado en los años 2105, 2016 y 2017, éste último con una dotación de 8 millones, puntualizó Ayerdi. “Pero lo más importante es que hay tres tipos de ayudas, las individuales para cada centro, como era habitual, y las destinadas a proyectos en colaboración y proyectos tractores, que son los más importantes y en los que tiene un papel fundamental de coordinación Aditech. Así se cumple el objetivo de que en la investigación participen no sólo los centros tecnológicos, sino también las empresas y universidades”, añadió.

 

El convenio firmado este lunes apenas incluye contraprestaciones monetarias, salvo los 15.000€ anuales que L’Urederra deberá abonar a Aditech por una serie de servicios, como identificar y fomentar el desarrollo de proyectos, de potenciar el nivel del retorno de las actuaciones en la UE y servir de representante ante las administraciones de sus intereses y propuestas de mejora.

 

Aunque en 2013 todo el consejo de L’Urederra votó unánimemente en contra de la integración en Aditech por entender que suponía su desaparición como entidad independiente, el centro tuvo que afrontar unos años especialmente duros, tras lo que ha demostrado que podía mantenerse por sus propios medios.

 

En 2016, L’Urederra tuvo unos ingresos de 2,2 millones de euros, todavía muy por debajo de los 3 millones que logró en la época anterior a la crisis. Como consecuencia, también tuvo que recortar en parte su plantilla, que llegó casi hasta 60 personas, mientras que en la actualidad emplea a 38 investigadores más 12 personas de la plantilla de Tecnan, una empresa surgida del propio centro, en la que tiene una participación del 30% y el resto está en manos de otros socios.

 

La clave de la supervivencia ha sido en gran medida su participación en proyectos europeos y el trabajo para empresas, ya que su dependencia de las ayudas forales , en torno a un 20%, no era una fuente de ingresos absolutamente imprescindible.

 

Adquisición de una nueva nave para la ampliación

Aunque los últimos años no han sido especialmente fáciles para L’Urederra, el centro no ha dejado de investigar, buscar más mercados para sus productos y abordar nuevos proyectos. Tanto es así, que las dependencias industriales del centro se han quedado pequeñas y hace meses que tuvo que trasladar parte de sus equipos a una nave alquilada en Los Arcos. La crisis también le ha abierto algunas nuevas oportunidades, entre ellas la compra de una nave contigua en el polígono a la empresa de energía solar Sunstroom, que entró en concurso de acreedores. El edificio, con una nave de 1.115 m2 y espacio para oficinas y laboratorios costó 350.000€ y el centro se prepara en los próximos meses para trasladar allí parte de su maquinaria, en especial la que está destinada a la fabricación de producto final a base de nanopartículas de distintos materiales. La ampliación está pendiente de los últimos permisos administrativos.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra