Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Industria

El sector de la automoción de Navarra se conecta al 4.0

Una jornada celebrada este miércoles puso ejemplos prácticos de industria 4.0 en la automoción

Más de un centenar de personas asistieron a las jornadas del Clúster de Automoción.

Más de un centenar de personas asistieron a las jornadas del Clúster de Automoción.

Actualizada 19/10/2017 a las 15:18

Durante ocho años de su vida, Jon Navarlaz Zudaire, director general de iAR (Industrial Augmented Reality), trabajó como jefe de mantenimiento de una empresa. Cuantificar las horas que pasó al teléfono intentando ayudar a sus compañeros fuera de su horario laboral para arreglar un determinado problema técnico que él no podía ver, sería casi una tarea imposible. “Al final terminabas montándote en el coche y yendo. Cuando lo tenías delante, lo solucionabas en un par de minutos”, explicaba este miércoles . Ahora, con su teléfono móvil y con la realidad aumentada -consiste en ubicar información en el espacio- los jefes de mantenimiento no han de desplazarse para solucionar un problema. Pueden guiar al técnico desde cualquier lugar del mundo e incluso escribirle notas en la pantalla.

Esta es una de las muchas prácticas positivas que se expusieron este miércoles en las jornadas ‘Casos de éxito de la industria conectada 4.0 en Cataluña y Navarra’, organizadas por la Asociación Clúster Automoción de Navarra (Acan), junto con el Clúster de Industria de Automoción de Cataluña (Ciac) en Civican de Pamplona. Roberto Lanaspa Martínez, presidente de Acan y vicepresidente de Schnellecke Logistics West European Region, afirmó que “la Industria 4.0 es el futuro y estamos abocadas a ello”. El resultado de la suma de diferentes tecnologías que ya se han instalado tanto en pymes como en multinacionales es siempre parecido: se han empezado a eliminar trabajos repetitivos, perjudiciales para la ergonomía y poco productivos.

Uno de esos casos los presentó Antonio Pérez, director técnico de Ausil Systems. Gracias a la combinación de diferentes tecnologías han creado un “sistema de inspección en línea de discos de freno”.

Antes de que este sistema se instalara en Nissan Motor Ibérica, era un operario el que cada 30 segundos debía verificar de manera manual si un disco de freno presentaba grietas, golpes, nubes de puntos o falta de fosfato, entre los múltiples defectos que podían surgir. Este trabajo que realizaba durante toda su jornada laboral provocaba que hubiera muchos “falsos rechazos”. Los errores humanos suponían al cierre del ejercicio una importante cantidad de dinero. Ahora, para automatizar este proceso, se han combinado diferentes tecnologías. Antonio Pérez explicó que gracias a varias cámaras industriales y un láser que analiza el disco, se determina si una pieza es apta para continuar con el proceso de producción o, por el contrario es defectuosa. Esta tecnología, además, es capaz de aprender (machine learning). “Cuantas más piezas revisa, más información extrae, y puede obtener conclusiones para verificar una pieza”.

Esto no es lo único que hace la tecnología. Gracias a la extracción y el análisis de datos, es posible incluso determinar en qué momento se va a producir un fallo en una línea de montaje. “Hicimos una prueba piloto con cinco de las piezas que se producen. El ensayo consistió en cuantificar durante tres años cuánto dinero suponían las piezas defectuosas. Analizamos el proceso y comprobamos que los fallos aumentaban en el momento en que se cambiaba el troquel. La máquina tardaba dos horas en calentarse y alcanzar su producción óptima. Sabiendo esto se puede actuar”.

LOS NUEVOS COMPAÑEROS

Los robots colaborativos son los nuevos compañeros de trabajo en un buen número de industrias de la automoción. César Gonzalvo Lajusticia, director comercial de la firma Iruña Tecnologías de Automatización, expuso varios ejemplos de los 140 que ya han instalado. Uno de ellos se encuentra en la fábrica que SAS tiene en Vitoria y donde se fabrica el salpicadero. Marcos Parrilla, ingeniero de esta firma, explicó cómo con robots colaborativos han conseguido ensamblar parte del salpicadero. “Esta parte nos planteaba muchos problemas de montaje. Las posiciones que debían adoptar los operarios eran muy forzadas”, explicaba. “Vamos a seguir apostando por ellos”.

Otro de los ejemplos que expuso Jon Navarlaz, de iAR, fue cómo a través de la realidad aumentada sitúan información a “pie de máquina”. “Con la realidad aumentada hacemos que los técnicos ganen tiempo. Estar conectado funciona”.

El reto del empleo

El Foro Económico Mundial elaboró el año pasado un informe sobre los empleos que pueden perderse por la cuarta revolución industrial. Lo cifró en siete millones. Entre los asistentes a la jornada celebrada este martes se encontraba Raúl Villar, exsecretario de CCOO y ahora en la Federación Confederal de Industria. “CCOO quiere formar parte de los cambios importantes que están llegando a la industria. Va a suponer cambios profundos, también en las relaciones laborales. Apostamos por estar en la gobernanza de estos cambios donde deben participar empresas, sindicatos y administración”, señaló. Roberto Lanaspa, presidente del Clúster, explicó que esta nueva “época requerirá nuevas soluciones”.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra