Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
NOTICIA PATROCINADA
Información comercial

Reunificación de deudas, ¿la solución?

La refinanciación de deudas se ha convertido en una de las operaciones financieras más solicitadas por los consumidores. Así lo afirma una de las muchas empresas para refinanciar deudas, Inmofinan, desde donde explican que eso de unificar deudas es “una solución rápida y eficaz para situaciones económicas delicadas”.

Foto de una pareja haciendo una transacción económica

Pareja haciendo una transacción económica

14/02/2018 a las 06:00
  • DN

La crisis económica ha hecho mella en muchas familias españolas que, entre otras cosas, han visto mermado su poder adquisitivo, quedando sus finanzas en un situación frágil. Son muchos los gastos a los que hay que hacer frente, como hipoteca, tarjetas y otros préstamos o créditos, como los que se suelen solicitar para pagar el coche o para hacer frente a reformas en casa. Gastos que hay que afrontar y que, sin embargo, comprometen la economía familiar.

 

Tales solicitudes a las entidades financieras tienen como objetivo, por tanto, buscar liquidez. Pero una mala previsión o un imprevisto, como la pérdida de empleo u otro gasto de calado al que también hay que hacer frente, puede poner a la familia en un brete. La reunificación de deudas se presenta como una posible solución, aunque hay que tener en cuenta todo lo que conlleva.

 

¿QUÉ ES EXACTAMENTE LA REUNIFICACIÓN DE DEUDA?

La reunificación de deuda es una operación financiera por medio de la cual se agrupan los préstamos y créditos pendientes en una única mensualidad, que sería sustancialmente más baja que la suma de todos los conceptos que unifica. Esto implica alivio ante el sobreendeudamiento, de forma que la familia se asegura la posibilidad de pagar.

 

La reunificación conlleva la cancelación de los préstamos y créditos anteriores, que se incluirían bien en uno nuevo, bien en otro ya existente. Así, la deuda se negocia de nuevo, y lleva asociados nuevos plazos e intereses.

 

Normalmente, son empresas proveedoras de soluciones financieras las que ofrecen esta intermediación, por lo que a los gastos de cancelación de los préstamos anteriores y el incremento de intereses, se habrían de sumar sus emolumentos.

 

VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LA REUNIFICACIÓN

La operación financiera resulta atractiva, precisamente, por el alivio que supone. Las deudas se abonarán por completo, sí, pero en un plazo de tiempo mayor, así que la familia dispondrá de más liquidez para sus gastos cotidianos.

 

Una empresa de soluciones financieras, como Inmofinan, afirma además que con la reunificación de deudas el cliente se beneficia de un tipo de interés único. Considerando que el de la hipoteca suele ser menor que el de préstamos y créditos personales, es posible que baje la media de todas las deudas por separado. Se podrían conseguir, en definitiva, mejores tipos.

 

La liquidez de la que pasarán a disponer los clientes, por otra parte, ayudaría a realizar amortizaciones totales o parciales, reduciendo así el plazo de devolución de la deuda.

 

Reunificar la deuda, sin embargo, también tiene un contra importante: al prolongarse el plazo para la devolución, necesariamente también se acaban pagando más intereses en el cómputo total del nuevo préstamo. A ello se suman los ya mencionados comisiones y gastos, si bien pueden incluirse en la nueva operación.

 

ENTONCES, ¿CONVIENE?

Una familia que no puede hacer frente a las deudas debería plantearse, en primer lugar, cómo puede generar más ingresos y reducir los gastos. Hacer horas extras, conseguir una fuente de ingresos complementaria, pedir un aumento o un ascenso, buscar un trabajo mejor... Son algunas de las vías para tener más ganancias y aliviar la situación financiera.

 

En cuanto a la reducción de gastos, habría que supervisar cómo se emplean las tarjetas de crédito, aprender nuevas formas de consumo como la economía colaborativa o la compraventa de segunda mano, optar por productos frescos de temporada cuando se trata de alimentación... Pero, sobre todo, vigilar de cerca la evolución de los gastos mes a mes (hay aplicaciones móviles muy útiles para ello) y prevenir gastos imprevistos, por ejemplo, con la contratación de seguros.

 

Si nada de lo anterior funciona, la reunificación de deuda es una solución para evitar lo siguiente, que sería caer en el impago. Y, por lo tanto, arriesgarse a tener que pagar más por intereses de demora, comisiones por reclamación, figurar en la lista de morosos, tener que recurrir a un juicio por impago o que se produzca un embargo en la nómina. Ante tal perspectiva la respuesta es sí, conviene recurrir a la reunificación, aunque sea en última instancia.

Selección DN+
Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra