Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Fiestas en Navarra 2011
Fiestas en Navarra 2011
LUMBIER

Despedida en el día grande de Lumbier

  • Miguel Garísoain Otero, párroco de la iglesia de la localidad durante tres años, se despidió tras la misa del día grande

Imagen de la noticia

Despedida en el día grande de Lumbier

De izquierda a derecha: los monaguillos y Miguel y Santiago Garísoain en la misa. SESMA

Imagen de la noticia

Despedida en el día grande de Lumbier

El coro de Lumbier canta durante la misa en honor a San Ramón del día grande. SESMA

Imagen de la noticia

Despedida en el día grande de Lumbier

La concejal Begoña Gogorcena porta la bandera hasta la iglesia seguida de la corporación municipal. SESMA

Imagen de la noticia

Despedida en el día grande de Lumbier

Los asistentes al concierto de la banda de música de Lumbier en la plaza Mayor. SESMA

1
Actualizada 01/09/2011 a las 10:18
Etiquetas
  • A. DE LA CAVA . LUMBIER

Lumbier se despidió ayer de uno de sus vecinos más queridos. Miguel Garísoain Otero, el párroco de la iglesia, se despidió de la localidad en una emotiva misa. Garísoain, que llevaba tres años en el pueblo, se trasladará al seminario de Pamplona el domingo para ejercer de formador. Santiago, su hermano de 32 años, ocupará su lugar en Lumbier. "Voy a mezclarme en el ambiente de las fiestas para despedirme bien de todo el mundo", afirmó el párroco de 36 años tras la misa.

La corporación municipal, acompañada de la comparsa de gigantes y cabezudos y de la charanga de Lumbier, caminaron hasta la iglesia en procesión. El alcalde, Mauro Gogorcena Aóiz de la Agrupación Independiente de Lumbier(AIL), señaló que sentía un orgullo especial durante el día grande de la localidad. "Lo mejor sin duda es la misa. Es una pena que Miguel se vaya porque lo considero un gran amigo", afirmó. Gogorcena, de 43 años, destacó el buen ambiente que reinó en Lumbier durante la primera noche de las fiestas: "Hacía buen tiempo y los vecinos llenaron la plaza en el Baile de la Era".

Begoña Gogorcena Marín (AIL), concejal de Cultura, Juventud, Tercera Edad e Igualdad, portó la bandera del pueblo seguida por el resto de la corporación. Una iglesia abarrotada de gente contempló cómo el alcalde le imponía el pañuelico a San Ramón en nombre de todos los vecinos. "Es un detalle sencillo pero con profundidad. Renueva la amistad entre el patrón y los lumbierinos", señaló Garísoain durante la homilia. Al final de la misa, el párroco confesó que le gustaría haber estado más tiempo en el pueblo: "Lumbier es un pueblo acogedor que me recibió con los brazos abiertos recién ordenado". Cientos de aplausos, lágrimas y pañuelos despidieron al párroco cuando acabó el acto. Tras la misa, Miguel Garísoain afirmó que aprendió a ser cura en la localidad. "La gente de Lumbier tiene mucho respeto por sus tradiciones y no me costó nada adaptarme", comentó. Su hermano Santiago afirmó que Miguel le había dejado el listón muy alto: "Al irse me deja una responsabilidad muy grande".

Un concierto tras la misa

La banda de música de Lumbier ofreció un concierto en la plaza Mayor de la localidad tras el acto en honor a San Ramón. Los asistentes, que disfrutaron del buen tiempo en la localidad, aplaudían a la banda al final de cada canción con entusiasmo.

Daniel Aristu Rebolé, director de la banda de música de la localidad, coordinó los instrumentos de los cuarenta músicos que había sobre el escenario. "Llevo 12 años como director y vengo todos los años con gusto. Es un día que muchos vecinos esperan impacientes", afirmó Aristu, de 31 años, tras el concierto. La mayoría de los que componen esta banda son jóvenes, pero también hay sitio para gente como Javier Nicuesa, de 50 años.

Consulta el programa de fiestas de Lumbier en www.definde.com.



  • José Miguel Orts
    (04/09/11 13:29)
    #1

    Mi felicitación al pueblo de Lumbier. Un abrazo de admiración a Miguel y otro de esperanza a Santiago. Y otro de envidia a los padres de ambos.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual