Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Valle de Salazar

Salazar adapta “a la legalidad vigente” sus ordenanzas de 1976

  • Se eliminan aspectos como tener que ser varón para ser juntero o que el presidente pueda decidir sanciones

De izda. a dcha., Juantxo Izal Lus (vocal por Jaurrieta), Gustavo Goiena Agirre (presidente por Uscarrés) y Mila Zubiri Sanz (vocal por Esparza de Salazar).

De izda. a dcha., Juantxo Izal Lus (vocal por Jaurrieta), Gustavo Goiena Agirre (presidente por Uscarrés) y Mila Zubiri Sanz (vocal por Esparza de Salazar).

De izda. a dcha., Juantxo Izal Lus (vocal por Jaurrieta), Gustavo Goiena Agirre (presidente por Uscarrés) y Mila Zubiri Sanz (vocal por Esparza de Salazar).

ASER VIDONDO
12/02/2016 a las 06:00
  • ASER VIDONDO. Ezcároz
Cuarenta años después de aprobarse, las que en 1976 se denominaron ‘Nuevas Ordenanzas del Valle de Salazar’ han sido “actualizadas y adaptadas a la legalidad vigente”. Toda una “necesidad” y un reto marcado en el seno de la Junta General del valle pirenaico en los últimos años que finalmente ve la luz, y que no es sino el paso hacia una reforma total de las normas por las que se rige esta institución de carácter tradicional, centrada principalmente en gestionar el comunal. Se han suprimido requisitos como que para ser juntero haya que ser varón o que el presidente pueda decidir sanciones, aspectos que de hecho ya no se aplicaban.

El actual presidente de la Junta, Gustavo Goiena Agirre, recuerda que “pese a las reticencias de algunos vecinos, las ordenanzas son normas que se pueden cambiar; de hecho, en el siglo XX se aprobaron en 1932, en 1952 y en 1976”. “Así, las actuales vienen de la etapa final del franquismo, son las que más han durado, y había que adaptarlas a la normativa vigente y a la forma de vida actual, de forma que sirvan para que el ente local funcione mejor, y facilitar la vida, el desarrollo y la gestión de los bienes de la zona”.

Hace años que se trabaja para modificarlas, un proceso no ajeno de pleitos con vecinos que defendían mantenerlas, y en septiembre de 2014 se aprobó un borrador en la Junta. “Siempre en conversaciones con el departamento de Administración Local del Gobierno de Navarra, desde allí se nos insistió en que era necesario modificar muchos epígrafes que chocan con las leyes actuales y con la propia Constitución de 1978, y otros que no son ilegales pero que evitan un buen funcionamiento”, dice Goiena.

PRIMER PASO

“Administración Local nos instó primero a hacer una adaptación legal para cambiar lo que chocaba frontalmente con la legislación actual, y ahora se va a empezar a trabajar en modificar todas las Ordenanzas. Los aspectos que son legales, pero que chocan con la realidad y el buen funcionamiento: el alto número de miembros de la Junta (hoy hay 3 vacantes de 18), las formas de elección (se divide el valle en quiñones, de donde vienen los junteros, y el presidente rota cada año)... Ya está la cosa avanzada”, apunta el presidente.

Así, el 20 de octubre se aprobó la adaptación legal con 13 votos a favor y 2 abstenciones, y después se recibieron 4 alegaciones que se rechazaron (una, firmada por 86 vecinos, pedía mantener el requerimiento de ser nativo al defenderse que era costumbre del valle). Se aprobó el cambio definitivamente este 11 de enero. Se han modificado 6 artículos de 49, y “todo se ha hecho abierto a los ciudadanos”.

“Muchas cosas ya no se cumplían, como el ser varón o las mayorías requeridas de 14 votos de 18 para muchas aprobaciones, pues supondría la parálisis. De hecho, sólo estamos hoy 15 junteros porque en pueblos pequeños no quiere presentarse nadie, y a nada que falte alguno... Además, sólo 2 de esos 15 cumplen realmente todos los requisitos que marcan las Ordenanzas para ser junteros. Si se cumpliera todo a rajatabla, no habría gente, y Comptos te recurriría la forma de funcionar”.

Incluso el texto de 1976 blindaba el cambio de las Ordenanzas. “Requería 14 votos de 18 (77%), cuando para cambiar la Constitución se pide el 66%, y luego un refrendo de dos tercios de la población de Salazar (suma 1.500 vecinos), algo para lo que además no tenemos capacidad legal. Un filtro prácticamente imposible. Ahora eso se ha adaptado a la normativa vigente y facilitará los cambios que tanto se necesitan”, sentencia.

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual