Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Vesolla

La ermita de Vesolla se abre a las visitas con su restauración

  • Destinados 500.000 euros a reformar el “interesante” templo románico con pintura mural renacentista

Aspecto que presenta el templo tras la restauración, que conllevó además derribar la antigua casa anexa a la pared de la espadaña.

Aspecto que presenta el templo tras la restauración, que conllevó además derribar la antigua casa anexa a la pared de la espadaña.

Aspecto que presenta el templo tras la restauración, que conllevó además derribar la antigua casa anexa a la pared de la espadaña.

a.V.
1
08/10/2015 a las 06:00
  • ASER VIDONDO. Vesolla Ibargoiti
Antaño fue un entorno rural próspero, disputado y hasta concurrido con 34 habitantes en cinco casas (año 1802). Pero de todo aquello hoy apenas quedaban testimonios escritos, recuerdos y algunos muros amenazando ruina. No obstante, en su pugna por resistir al paso del tiempo, el hoy despoblado de Vesolla encontró respuesta y, a través de la restauración de su “interesante” ermita románica con pintura mural renacentista, se reinstaura con fuerza en el mapa, y podrá convertirse en foco de interés para visitantes una vez el templo se abra al turismo.

Dos años ha llevado la reforma del templo, antigua iglesia de la Purificación, a la que el Gobierno foral, con una parte de ayuda de fondos europeos, ha destinado 503.686 euros. Además del derribo de una casa anexa (sí se mantiene la sacristía anexa), se han acometido la restauración de cubierta, muros e interior, el estudio y restauración de pinturas murales, y la reparación, mejora o reconstrucción, según el caso, del coro, pavimento, mobiliario y acceso.

Medio centenar de personas se dieron cita el lunes en Vesolla para asistir a la inauguración de la reforma, entre ellas la consejera de Cultura, Ana Herrera; el alcalde del valle de Ibargoiti en el que se enmarca el lugar, José Javier Eslava; o el arquitecto de Príncipe de Viana director de la obra, Leopoldo Gil. Este dirigió las explicaciones y recordó que la obra ha sido “perfectamente ejecutada” por Construcciones Leache de Aoiz, con la parte de las pinturas y bienes muebles a cargo de Sagarte de Dicastillo, y la de carpintería por Erdozáin de Arizala. “El templo, que amenazaba ruina, se enmarca en el románico rural navarro. Es del siglo XII y de lo más interesante es la pinceladura (pintura mural) del siglo XVI, imitando la arquitectura renacentista, que se ha sacado bajo otra pintura de mala calidad del XIX”, dijo.

LA VIRGEN, EN GALICIA

Gran parte del retablo plateresco y la imaginería del templo catalogada hace más de un siglo ha desaparecido por expolios. Tal es así que la virgen que preside hoy la ermita es una copia de la original gótica “gracias a una casualidad”, según relató Gil. “Dimos con el propietario de la auténtica en Galicia. La había comprado en una feria de arte. Así, optamos por realizar una copia impresa en 3D”, señaló.

El lugar ya era señorío hace mil años y pasó después a marquesado. Hoy, la ermita y todo el entorno pertenecen a la familia Mora Gasch (a tres sobrinos de la ya fallecida reina Fabiola de Bélgica), si bien podrá ser ahora objeto de visitas, pues sus titulares así lo han autorizado al Gobierno. “Firmaremos un convenio con el Ayuntamiento para que los navarros la puedan visitar”, dijo la consejera.

Miembros de asociaciones por el patrimonio y vecinos de la zona, entre otros, acudieron a la inauguración. Entre ellos se encontraba José Villava Irigoyen, de 69 años, uno de los últimos vecinos de Vesolla, quien con su hermano Eugenio llevó las fincas del lugar hasta hace unos años a sus propietarios. “Mi familia las trabajó durante generaciones, y fuimos los últimos vecinos en irnos. No recuerdo desde niño a más familias aquí. En los últimos treinta años ya solo veníamos en verano, y hace unos 5 que ya lo dejamos. La iglesia ha quedado muy bien, aunque podían haberla arreglado cuando aún vivía alguien aquí”, dijo. Al lugar se accede a través de unos 4 km de pista desde Induráin (Izagaondoa).


  • Juan
    (11/11/15 22:37)
    #1

    El Gobierno de Navarra no debería dar ayudas para rehabilitar bienes escriturados por la Iglesia. Si éstos son propietarios, que apechuguen con los gastos de mantenimiento que les corresponde, como hace cualquier ciudadano.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual