Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
MÚSICA

Organista a los 14

  • El joven Mikel Úriz Mata ha relevado en Aibar con el órgano parroquial a Ángela Burguete Zapata, que dejó esta dedicación tras 50 años

Mikel Úriz Mata, de 14 años, toca el órgano de la iglesia

Mikel Úriz Mata, de 14 años, toca el órgano de la iglesia.

Mikel Úriz Mata, de 14 años, toca el órgano de la iglesia

JESÚS CASO
0
22/11/2013 a las 06:01
  • ASER VIDONDO. PAMPLONA
Tiene más de 300 años y apenas 14 quien ahora se encarga de sacar lo mejor de sus entrañas. El órgano barroco de la parroquia de Aibar se quedaba huérfano el pasado 1 de septiembre con la 'jubilación' como organista oficial de la vecina Ángela Burguete Zapata, de 67 años y que había desempeñado ese puesto durante medio siglo. Pero poco tiempo permaneció en silencio. Para finales de ese mismo mes ya tenía quien mimara de nuevo su teclado. El joven Mikel Úriz Mata, de 14 años, tomaba el relevo como organista local, al menos de momento, y de su mano la música volvía a la parroquia de San Pedro.

"Hace unos dos años, un día tras la catequesis, subimos todos con el párroco a cantar al coro mientras él hacia sonar el órgano. Me pareció interesante cómo se tocaba y él se ofreció a enseñarme. Así empezó todo", relata Mikel Úriz. Estudiante de 3º de ESO en el instituto Sierra de Leyre de Sangüesa, cursa también lenguaje musical y saxofón en Aibar, tiene en casa un teclado y es aficionado a pintar.

"Nunca me había imaginado que de aquel momento se llegara a donde estamos hoy, tocando en misa los domingos al mediodía. Hoy por hoy voy a gusto, y lo haré mientras pueda, aunque cuando tenga que ir a estudiar fuera será difícil", comenta el joven.

Con un día de clases por semana junto a Fermín Macías, párroco de Aibar, el joven ha ido adquiriendo los conocimientos básicos para hacer sonar el órgano. "Voy poco a poco, hay muchos acordes y muchas canciones. Pero lo importante es que me dicen que suena bien: el coro, las abuelicas...", dice satisfecho.

El párroco, por su parte, destaca que "Mikel tiene una facilidad musical maravillosa". "Y, aparte, tiene la habilidad para empezar cuando hay que empezar, y parar cuando toca. Es un buen organista pese a lo poco que lleva, muy formal y muy dispuesto, y para el pueblo es una alegría contar con él. El órgano anima muchísimo una eucaristía", comenta.

MEDIO SIGLO DE MÚSICA

Ángela Burguete también empezó muy joven con el órgano. En concreto, a los 17 años, hace medio siglo. "El organista que había se fue a Bilbao. Como yo sabía tocar el piano, aunque es algo que poco tiene que ver en el fondo con el órgano, empecé a tocar en septiembre de 1963. Y justo 50 años después, en septiembre de este año, decidí que ya era momento de dejarlo", explica.

Ama de casa y muy ligada siempre a la cultura local, recibió un homenaje por su labor en fiestas el día 16 de agosto, San Roque, y otro el mismo 1 de septiembre, día de su retirada. Se colocó una placa alusiva en el órgano, con el mensaje: "No lloro porque no te vas, porque en mis teclas viven tus huellas, porque mis notas quieren volar y han llegado hasta las estrellas. Gracias, eskerrik asko. Ángela Burguete Zapata, 1963-2013".

"El balance que me llevo es muy positivo. Ha habido entendimiento siempre con la gente, los párrocos... Y ha habido autonomía. Eso sí, todo de forma altruista. A no ser por enfermedad, no he faltado en domingos y celebraciones. El compromiso me lo tomé seriamente. Pero todo tiene un principio y un final", sentencia. 



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual