Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
CAZA

Medio Ambiente justifica la caza con arco en Bertiz y no descarta repetir

  • El Gobierno aconsejará que no se vendan animales abatidos en actuaciones especiales

Imagen de la noticia

Un grupo de personas pasea por el Señorío de Bertiz. DN

4
Actualizada 27/10/2011 a las 01:00
Etiquetas
  • NATXO GUTIÉRREZ . PAMPLONA

El departamento foral de Medio Ambiente justifica la actuación cinegética emprendida por 24 cazadores, provistos con arcos y flechas, durante un año en el Señorío de Bertiz como parte de un plan de control de ciervos, corzos y jabalíes, cuya "alta densidad" estaba suponiendo una amenaza "para la regeneración forestal y la agricultura del parque y su entorno". Sus responsables niegan que se tratase de una batida como tal, al reconocer que "la caza está prohibida con carácter ordinario" en la zona. "Bertiz -aseguran- no forma parte de ningún coto de caza". Esta actuación ha causado malestar en la zona

Prefieren hablar de autorización especial, concedida de manera nominal, después de que los técnicos advirtiesen una "elevada población" de ungulados (todo animal con extremidades acabadas en pezuña) en los censos que de forma anual llevan a cabo dentro del Plan de Actuación para la Conservación del propio parque natural: "En el marco en que se vienen realizando dichos censos de forma anual y como resultado de ello se concluyó que las densidades de poblaciones de estas especies se encontraban en el límite de la capacidad de carga del medio. Por tanto era necesario establecer un plan de extracción de un número de ejemplares concreto de las mismas".

Una vez tomada la decisión, Medio Ambiente se acogió a las competencias que le concede el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Natural del Señorío de Bertiz para autorizar a los 24 arqueros. En su condición de órgano gestor del paraje, "puede proponer para su autorización actividades que impliquen movimientos de tierras, alteración del régimen superficial de las aguas o manejo de poblaciones que coadyuven a restablecer los equilibrios naturales". Es dentro de esta última opción donde se inscriben los permisos que fueron expendidos a nombre de 15 cazadores de la Sociedad de Caza con Arco Bow-Hunter y 9 de Gezi-Bat.

Si bien el permiso les facultada para eliminar un máximo de 70 animales (30 jabalíes, 10 ciervos y 30 corzos), su actuación cinegética, desarrollada entre el 18 de mayo de junio de este año, arrojó un balance de 39 ejemplares abatidos (13 jabalíes, 7 ciervos y 19 corzos).

El carácter habitual de los censos de ungulados que señala Medio Ambiente se verá refrendado este mismo otoño con un nuevo recuento. En función de su resultado, se acordarán "medidas de control oportunas, que podrán ser similares a las adoptadas este año". De ser así, y a tenor de la opción del arco y flecha por ser una modalidad "menos agresiva, más compatible con el uso turístico y de menor impacto en el resto de las especies", es posible que vuelvan a expenderse autorizaciones nominales a favor de cazadores de esta práctica.

Venta de animales

Los responsables de Medio Ambiente sopesan, por otro lado, lanzar una recomendación a los cazadores que participen en planes de control cinegético, como el desarrollado durante un año en Bertiz, para que eviten vender la carne de los animales abatidos. Tal posibilidad es tenida en cuenta después de que un miembro de uno de los grupos de caza con arco autorizados en el parque natural vendiese una cierva a punto de parir en el establecimiento Repoblaciones de Cotos de Caza SL, de Egozkue.

La operación quedó suspendida porque la carne fue decomisada por un informe de sanidad, dado su delicado estado de conservación, que hacía que no fuese apta para el consumo humano. El animal acabó siendo incinerado. La venta que perseguía el cazador no fue ninguna irregularidad, dado que la Ley de Caza y Pesca no establece, al respecto, ninguna restricción con especies de caza mayor, recalcó ayer un portavoz del departamento de Medio Ambiente.

Sea como fuere, la medida excepcional que se adoptó el año pasado en el parque natural para controlar el número de ungulados ha suscitado una reacción de incomprensión entre cazadores de los alrededores.

El Gobierno defiende la presencia de un jefe de sección entre los arqueros

El departamento foral de Medio Ambiente defiende la presencia de un jefe de sección entre los arqueros que fueron autorizados para cazar el año pasado al Señorío de Bertiz y participar de un plan de control de ungulados. Considera que conviene que personal adscrito a su departamento acuda a actuaciones especiales de estas características para velar por su desarrollo conforme a los requisitos establecidos en la concesión excepcional.

Al igual que sucede en otro tipo de actividades similares, resulta lógico, según los responsables del departamento, que exista un control a través de técnicos que tengan la posibilidad de seguir de cerca las evoluciones de la intervención.

En este caso, el nombre de un funcionario jefe de sección apareció en una de las relaciones de personas autorizadas para tomar parte en el plan de control cinegético llevado a cabo durante un año en el Parque Natural del Señorío de Bertiz.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra