Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
CAZA

Adecana duda de que la batida en Bertiz fuese por exceso de animales

  • Dice que ningún grupo de cazadores debe tener privilegios en alusión a lo 24 arqueros autorizados

Imagen de la noticia

En una imagen de archivo, acceso al Parque Natural del Señorío de Bertiz. DN

0
Actualizada 26/10/2011 a las 01:02
Etiquetas
  • NATXO GUTIÉRREZ . PAMPLONA

La asociación Adecana (Asociación de Cazadores de Navarra) cuestiona el motivo de superpoblación aducido por el departamento foral de Medio Ambiente para autorizar durante un año la captura con arco de 70 animales en el Señorío de Bertiz, una zona protegida. "Desde el punto de vista técnico -señalan sus responsables- en este tipo de terrenos abiertos cuando hay un exceso de animales, los ejemplares adultos expulsan a los animales más jóvenes, que invaden los territorios colindantes; en este caso hubiesen sido los cotos públicos de Etxalar, Oiregegi, Baztan, Bertizarana o del monte denominado Cuatro Pueblos".

La queja se produce un día después de que este periódico publicara la autorización dada por el departamento de Medio Ambiente el 18 de mayo de 2010 a 24 cazadores para que accediesen al Señorío de Bertiz y pudiesen capturar un máximo de 70 ejemplares, entre ciervos, corzos y jabalíes. El período de vigencia del permiso, presentado como una excepción por el Ejecutivo foral, era de un año. Su carácter especial se explica por las restricciones impuestas en el paraje, que posee la categoría de parque natural y donde está prohibida de normal cualquier práctica cinegética.

Los cazadores, a través de Adecana, defienden la naturaleza de reserva que posee Bertiz, entre otras razones, porque "nutre de nuevos ejemplares los cotos" que se extienden a su alrededores. En sus reivindicaciones de participar de forma directa en los planes de control de animales, si fuesen necesarios, encuentran el apoyo de los responsables de Adecana, quienes entienden que "ningún colectivo de cazadores debe tener privilegios sobre el resto. Los cazadores que utilizan el arco deben ser tratados como los demás".

Petición de investigación

Al discrepar con el argumento de superpoblación, señalado por Medio Ambiente con el matiz de que "la alta densidad de ciertas especies estaba alterando la dinámica natural del parque", la asociación de cazadores pretende solicitar la documentación técnica que sirvió de base para adoptar la medida excepcional. La opinión de sus representantes es que "se deben investigar las circunstancias", los motivos que condujeron a la concesión de las autorizaciones especiales "sin información pública, así como su legalidad".

Los permisos fueron expedidos de manera nominal a favor de 15 cazadores de la Sociedad de Caza con Arco Bow-Hunter y de 9 de la Sociedad de Caza con Arco Gezi-Bat. Entre estos figura un jefe de sección de Medio Ambiente.

También hay sospechas sobre esta operación a juzgar por la documentación presentada en una operación de compra-venta en el establecimiento Repoblaciones de Cotos de Caza S.L., de Egozkue de una cierva abatida con arco en Bertiz.

La concesión directa, sin convocatoria pública, es igualmente objeto de reprobación de la agrupación de cazadores: "Lo lógico y habitual en casos como éstos es que las autorizaciones por daños producidas por excesos de animales, dado que se trata de un bien de uso público, no se concedan directamente a particulares, sino mediante concurso público con acceso de todos los ciudadanos". La entidad se remite a precedentes existentes con medidas de aprovechamiento como las que adoptó el Gobierno de Navarra en los cotos de Ezprogi-Sabaiza o Rala-Arizcuren-Artanga.

La elección del método utilizado en la batida de Bertiz -arcos y flechas- es otro de los motivos de desavenencia. Medio Ambiente se decantó por una práctica "menos agresiva, más segura para los visitantes del parque y menos molesta para el resto de especies". Adecana interpreta que "es la menos efectiva para un control de exceso de animales. Las armas de fuego son mucho más eficientes. Son más precisas y contundentes, dejando menos animales heridos, y evitando así su sufrimiento innecesario".

En su valoración de la actuación autorizada en mayo del año pasado, la propia asociación evoca a uno de los requisitos que en su testamento dispuso Pedro Ciga Mayo, como propietario del Señorío de Bertiz: "El señor Ciga, por testamento ológrafo, legó en 1949 dicha finca a Navarra y en su nombre a la Diputación Foral con la exigencia y condición de conservarla sin cambiar sus características y con el objetivo de que fuese utilizada con fines recreativos, educativos y de conservación e investigación de los ecosistemas naturales".




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra