Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Altsasu / Alsasua

Alsasua alarga el Carnaval

  • El Sábado de Piñata transforma la villa en un mosaico multicolor con pinceladas de humor

Alsasua alarga el Carnaval

Alsasua alarga el Carnaval

El estilo 'western' no faltó en la exposición variopinta que adornó Alsasua.

N.G.
16/02/2016 a las 06:00
Etiquetas
  • Natxo gutiérrez. Alsasua
Alsasua mostró este sábado su rostro desinhibido con el mosaico multicolor que estampó sus calles. A la ortodoxia estética del Carnaval rural sucedió este sábado la versión heterogénea que une en un mismo espacio a figurados de distinta época y lugar. La magia de la fiesta del disfraz tiene la capacidad transformadora de trazar escenas anacrónicas pero a todas luces divertidas.

Hasta el tiempo, contrario en los días previos, pareció mudar y dejar expedito un escaparate diáfano en el que coincidieron vaqueros, bomberos, fichas andantes y mariachis.

Claramente identificados en su rol, la cuadrilla de Miguel Ángel Jorge, Ana Vilches y Javier Del Río dedicaron serenatas en su itinerario perfectamente sincronizado en gestos y movimientos acompasados de música enlatada. Con más de un cuarto de siglo asistiendo a la jornada de clausura del Carnaval con otros tantos motivos de inspiración, se felicitaban del auge cobrado por la versión urbana.

El Domingo de Piñata es “parte de la tradición”, según confesaba Javier Del Río. Si acabó adelantándose al sábado fue por el incordio de encarar el día siguiente con obligaciones laborales que atender.

A base de repetir, el hoy Sábado de Piñata es una licencia de la villa a los rigores cuaresmales que restringen los excesos. En esa comunión de libertad estética dentro del respeto, hubo múltiples manifestaciones nacidas de la gracia y la creatividad.

Música de la banda

La música, insuflada por el aliento perpetuo de la banda Haize Berriak, contribuyó en su despliegue. La formación mimetizó su aspecto bajo la apariencia de intérpretes del circo.

Hubo caballos, aportados desde Urdiain, y una unidad de bomberos que tuvo el gesto de brindar con su disfraz “un homenaje al Cuerpo” en lo que es un hábito suyo de reconocimiento a diferentes servicios ciudadanía. “El año pasado hicimos de médico”, explicó Patricia Martín Berjoiyo. Su cuadrilla recaló en la plaza de los Fueros, epicentro de la vida social, con un carromato transformado en un coche de bomberos.

A eso de la una de la tarde, antes que los malos presagios del mal tiempo se convirtiesen en una descarga de lluvia, a su alrededor bullía un ambiente anárquico de fiesta, donde el guión estaba dejado a la improvisación ingeniosa.

Con esa guisa, la semana dedicada a la ficción cedió a la rutina, a la espera de nuevos tiempos en los que, como ayer, celebrar el cada día.

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual