Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ZONA NORTE OCCIDENTAL

Los secretos de la mansión romana

  • El centro administrativo de la ‘Mansio Aracaeli’ en el solar del monasterio de Zamartze desplegó su influencia en la vía romana entre Astorga y Burdeos entre los siglos I y IV. Los restos de un niño de esa época representan uno de sus últimos hallazgos

Los secretos de la mansión romana

Los secretos de la mansión romana

Restos de un niño de entre los siglos I y IV.

CEDIDA
0
03/11/2015 a las 06:00
  • Natxo gutiérrez. Pamplona
Seis campañas de excavaciones en la explanada posterior del monasterio de Zamartze de Uharte Arakil ofrecen el guión de un capítulo significativo de la presencia romana en Navarra. El cúmulo de hallazgos, desde tachuelas de sandalias de legionaros hasta proyectiles o bases de un conjunto habitable, permiten a los entendidos datar la Mansio Aracaeli entre los siglos I y IV. Por sus averiguaciones, a partir de los restos contrastados, se sabe que fue un centro administrativo de importancia en la vía romana de comunicación entre Burdeos y Astorga. “Es posible que llegasen en primer lugar legionarios dentro de una estrategia habitual de despliegue del Imperio Romano”, como señala Fran Valle de Tarazaga, director de la excavación entre 2010 y 2015 como miembro de la empresa vizcaína Aditu.

Los detalles de los descubrimientos registrados serán revelados este sábado, a las 16.30 horas, en una jornada abierta a vecinos e interesados en profundizar en la historia romana y también medieval desenterrada en este rincón de Uharte Arakil.

La recreación del relato histórico confirma el alcance de sus dominios sobre una superficie de 2 a 3 hectáreas. Como eje de actividad en una ruta de comunicación, su localización pudo tener su influencia como polo de atracción en la relación con “índigenas de las tribus vasconas”. De ese vínculo han quedado “muestras de sincronismo”, según Valle de Tarazaga.

La hipótesis barajada por su equipo a partir de las constataciones reunidas desde 2010 en campañas internacionales de verano descubren dos períodos de destrucción sufridos por el enclave. Fue en el siglo III, en una época de incertidumbre en el imperio por las disputas con la facción gaélica desafiante con el poder de Roma.

Lo que es hoy Zamartze estaría en ese instante en la divisoria de las partes enconadas.

No fue hasta un siglo después cuando perdió relevancia el eje administrativo regido por las leyes y costumbres romanas a la vera del río que recibe el nombre de la Mansio Aracaeli. La trascendencia del asentamiento romano, trasladado con posterioridad al monasterio de Zamartze, quedó demostrada en su su área de influencia extendida al conjunto del valle.

La satisfacción del equipo de especialistas por el desarrollo de la actuación en estos últimos años se vio reforzada días atrás con el hallazgo de restos de un recién nacido de la época romana bajo la base de una antigua vivienda. Fran Valle de Tarazaga destaca como entendido la importancia de su localización por su antigüedad de 1.700 años.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual