Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
TRADICIONES

Manzanas con historia en Arizkun

  • El colectivo ‘Jo ala Jo’ reunió a medio millar de personas en la XVI edición de la fiesta de la Kirikoketa

Un 'sagarjole' extiende las manzanas en el desván de la casa Gamioxarrea de Arizkun.

Un 'sagarjole' extiende las manzanas en el desván de la casa Gamioxarrea de Arizkun.

Un 'sagarjole' extiende las manzanas en el desván de la casa Gamioxarrea de Arizkun.

luis carmona
0
Actualizada 27/10/2015 a las 09:08
  • luis carmona. Arizkun
Ligeros. Vestidos de blanco y rojo y cubiertos por unas caperuzas, adornadas con cintas de colores. Azul, blanco, verde y naranja. Los cuatro dantzaris de Arizkun y su botillero atrajeron la mirada de todos los reunidos el sábado en la plaza de esta localidad baztanesa, con motivo de la XVI Fiesta de la ‘Kirikoketa’. Asier Ariztia, Ohier Neol, Iban Zaldain y Kaiet Iriarte bailaron la ‘Sagardantza’ o baile de la manzana, con sendos frutos en cada mano, al son marcado por los txistus y tamboriles. Iker Ariztia recogió las ocho manzanas y dio un vaso de sidra a cada uno de los dantzaris, que brindaron su actuación al público.

Asier, de 17 años, confesó que era la primera vez que los cuatro amigos bailaban para celebrar esta fiesta en torno a la elaboración artesanal de la sidra. A continuación, salieron al centro de la plaza tres de los doce ‘sagarjole’, oficio de quienes antiguamente eran contratados para producir sidra machacando la manzana, con un tablón de madera elevado y sendos pisones. Con el primer golpe dado por Itzi Torres sobre el tablón la gente calló y siguió, con atención, la melodía rítmica producida por el golpear de los pisones. Marijo Indabere e Iñigo Aranguren acompañaron, perfectamente coordinados, a Itzi hasta terminar con un intenso redoble que dejó bien claro a los presentes el porqué del nombre ‘kirikoketa’ del instrumento formado por el tablón y los pisones.

Previamente, Itzi, Marijo e Iñigo se reunieron en la parte alta de Arizkun con sus otros nueve compañeros, quienes, pisones y palas al hombro, descendieron por las calles Txuputo y Larrain hasta la entrada de la Casa Gamioxarrea, una casona del siglo XVIII que alberga un lagar restaurado en 2005. Allí les esperaba Xabi Torres. Como antaño hicieran los propietarios del lagar, Xabi preguntó a los ‘sagarjole’ de dónde venían. “De Bozate”, contestaron. Seguidamente negoció las funciones que cumpliría cada uno, sus sueldos y dónde se hospedarían mientras durase la faena. Y también lo hizo con los agricultores por el precio de las manzanas con las que elaborarían la sidra. “¡Venga, vamos! ¡No hay tiempo que perder!” hizo saber Xabi al medio centenar de personas reunidas a las puertas del lagar.

ELABORACIÓN ARTESANAL

Tras esta teatralización, y con los visitantes ocupando las distintas estancias del lagar, tanto Xabi como sus compañeros del grupo cultural ‘Jo ala Jo’ explicaron todo el proceso de elaboración artesanal de la sidra, así como las distintas variedades de manzana utilizadas. “Este año hemos recogido unos 1.800 kilos con los que esperamos producir unos 900 litros de sidra”, apuntó Xabi. Explicó que pretenden no solo recuperar una tradición, sino mostrar a todo aquel que se acerque a Arizkun la estrecha relación y fusión de la música con la elaboración artesanal de la sidra.

En la parte alta del lagar, Bihar Mendinueta, Xabi Cosellas, Luis Olza y Dabid Sanz se afanaban en recoger las manzanas extendidas por el suelo y lanzarlas al piso de abajo por una trampilla de un metro cuadrado. A su vez, en la planta inferior, Marijo, Iñigo, Javi Leoz y Mikel Urrutia machacaban las manzanas, con cuidado de no lastimarse los pies, mientras cantaban canciones tradicionales.

Los colaboradores de ‘Jo ala Jo’ estuvieron acompañados por doce integrantes del grupo cultural ‘Polunpak’, que desde las localidades vizcaínas de Gallarta y Ortuella se acercan cada año a Arizkun. Liderados por Jesús Mediavilla, estudioso de la tradición sidrera en localidades rurales del País Vasco y Navarra, colaboraron en la prensa de la manzana.

Al terminar con la labor, y antes de la comida popular que reunió a 180 comensales en el frontón Elkartasuna, el mismo Jesús Mediavilla danzó junto con otros doce integrantes del grupo ‘Meatzaldeko Harrigorria dantza taldea’ la ‘ezpatadantza’ en la plaza circular. Los visitantes, también otros procedentes de localidades guipuzcoanas, también pudieron acercarse a los puestos que rodeaban la plaza en los que se ofrecían degustaciones de miel, queso y pastas o se podían adquirir jabones, cremas, artículos de bisutería y paños y ropa de lana, entre otros. Tras las danzas y la comida, la fiesta continuó por la tarde, en la que visitantes y vecinos de Arizkun disfrutaron de una agradable gaupasa que comenzó a las 20.30 horas con el concierto de ‘Morau y Beñardo’.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual