Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ZONA NORTE OCCIDENTAL

La firma de Lizaieta

  • ​Los alcaldes de Etxalar y Sara renuevan el acuerdo de ocupación de terrenos franceses para la práctica de caza con red. La temporada de palomeras arranca este jueves en el collado de Iarmendi

Los alcaldes de Etxalar y Sara, Miguel Mª Irigoien y Battite Laborde, flanquean a la consejera Elizalde.

La firma de Lizaieta

Los alcaldes de Etxalar y Sara, Miguel Mª Irigoien y Battite Laborde, flanquean a la consejera Elizalde.

tellechea
0
Actualizada 01/10/2015 a las 09:53
  • Natxo gutiérrez. Pamplona.
Donde hubo división, controlada por la aduana, el pasado domingo se trazaron líneas de acuerdo. Extendidas sobre un documento, la divisoria de Etxalar y Sara (Francia) desapareció sobre un escenario de hermandad y fiesta. Los titulares de ambos términos, Miguel María Irigoien y Battite Laborde, estamparon su rúbrica sobre un texto de conciliación que reforzó los lazos de entendimiento de sus respectivos pueblos y dio cobertura a una nueva temporada de caza de paloma con red.

El protocolo, presenciado por la consejera de Desarrollo Rural, Isabel Elizalde, se desarrolló en Lizaieta, junto a la antigua aduana que vigilaba el paso antes de la comunión europea con la desaparición de las fronteras.

La firma tuvo carácter de renovación anual desde que las autoridades de ambos términos así lo acordasen sobre una tradición añeja que tuvo tres hitos documentados en 1959, 1984 y 1990.

Fue, como se concibe desde su recuperación cada año, un pretexto para simbolizar líneas de consenso en el fomento del turismo en la zona.

El acuerdo formal no hizo sino proporcionar una base legal a la ocupación de terrenos franceses desde este jueves hasta el 20 de noviembre para conservar en Etxalar una práctica cinegética con historia y raigambre.

Quince vecinos de la localidad mantienen viva la tradición que hunde sus raíces en el siglo XIV. De hecho, el arte cinegético está documentado en esa época en Roncesvalles.

Desde este jueves, el collado de Iarmendi, en las proximidades de Lizaieta, se cubrirá con armazones de redes para frenar el vuelo de las palomas.

La experiencia de los palomeros dicta la necesidad de viento norte como garantía de una captura prometedora. Eso, y la escucha de los toques de corneta y el lanzamiento de paletas que hacen las veces de señuelo para forzar el descenso de las bandadas hacia las redes.

Fiestas de palomeras

Si el domingo se desarrolló bajo el signo de la coordialidad y la celebración, el fin de semana del 10 y 11 de octubre recuperará los mismos ingredientes festivos en la jornada pública de exaltación de la captura con red.

Se trata de la fiesta de palomeras, cuya jornada central del día 11 incluirá la invitación pública a visitar el recinto de Iarmendi donde los palomeros despliegan sus habilidades bajo la cobertura de las redes.

Para entonces, Sara habrá cerrado al paso desde su vertiente un camino público que conduce a la divisoria y al lugar donde palomeros y cazadores tendrán que convivir desde este jueves para dar rienda a su afición.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual