Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Etxalar

Sana rivalidad entre Etxalar y sus vecinos del otro lado de la muga

  • La localidad de la Montaña renovó otro año más los lazos con sus vecinos de Sara

etxalar, sara

Lanzamiento realizado por Pedro Galarregui Zubieta, de Etxalar, que participaba por primera vez.

C.L.
0
24/09/2014 a las 06:00
Etiquetas
  • Carlos Lipúzcoa. Etxalar
Al contrario que el año pasado, el equipo de lanzadores de paleta de Sara, del otro lado de la muga, consiguió imponerse este sábado al de Etxalar. Daniel Calvet logró llegar a los 74 metros de media en sus tres tiradas, alcanzando una de ellas una distancia máxima de 80 metros, lo que le convirtió en el ganador individual y recibió una txapela como premio.

Este singular torneo, que celebraba ayer su segunda edición, se inspira en el lanzamiento de paletas para la caza de la paloma, actividad cinegética que ha dado fama a Etxalar. Este instrumento de madera, de forma y tamaño similar a una pala de ping-pong aunque algo más pesada y tosca, se emplea tradicionalmente para lograr que las bandadas de palomas se asusten y reduzcan la altura de su vuelo, poniéndose a tiro de los cazadores. “Las palomas piensan que se trata de un ave rapaz que les ataca y buscan instintivamente la protección de las copas de los árboles”, explicaba Iñaki Zubieta Ameztoy, uno de los participantes en el torneo.

Zubieta, de 38 años, calentaba  los hombros junto a sus tres compañeros del equipo de Etxalar y los otros cuatro rivales de Sara. “Aquí se busca lanzar la paleta a la mayor distancia, pero en el periodo de caza la técnica es distinta. Hay que calcular el momento preciso según la velocidad y la altura a la que pasan las palomas”, añadía Pedro Galarregui Zubieta, de “cincuenta y pico” años, que debutaba en la edición de este año.

Junto con el partido botaluze, una modalidad de pelota mano que se disputa sin frontón con los dos equipos rivales uno frente al otro sobre un hierbín, el “campeonato mundial de lanzamiento de paleta” fue la actividad más pintoresca en el día que Sara y Etxalar, localidades vecinas separadas por la muga, renovaron sus lazos.

La jornada se centró en la firma simbólica del pacto que regula la zona de caza común que comparten ambos municipios en el alto de Lizaieta. Miguel Irigoien Sanzberro, alcalde de Etxalar, y Jean Bettite Laborde, regidor de Sara, rubricaron el documento que compromete a ambas partes.

Varios cientos de visitantes disfrutaron también del mercadillo, la música folclórica y el grupo de dantzaris formado por jóvenes de los dos pueblos. La jornada concluyó con una comida popular, en la que la ternera era el plato principal, de la que disfrutaron los 350 comensales apuntados.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra