Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
antigua iglesia

La estela de los interrogantes de Lizoáin

  • La reforma de la antigua iglesia de Lizoáin como centro cívico sacó a la luz cuatro estelas funerarias
  • Una resulta especial por la cantidad de texto que tiene y podría ser un altar pagano al Dios Sol revestido con simbología cristiana

Simeón Hidalgo, junto con las 4 estelas recuperadas en la iglesia de Lizoáin. Sobre un pedestal, la más singular

La estela de los interrogantes de Lizoáin

Simeón Hidalgo, junto con las 4 estelas recuperadas en la iglesia de Lizoáin. Sobre un pedestal, la más singular

dn
0
04/04/2014 a las 06:00
  • DN Pamplona
Se hizo la luz, pero con ella se abrieron interrogantes. La reforma de la antigua iglesia de San Miguel de Lizoáin, adquirida por el consistorio años atrás para habilitar en ella un centro cívico para el valle, llevó el pasado año al descubrimiento de 4 estelas funerarias ocultas. Una estaba emparedada entre el material de relleno que se empleó siglos atrás para cerrar un ventanal gótico de la cabecera del templo, cegado cuando se colocó el retablo barroco y que ahora se ha abierto. Y esta estela, tras un primer análisis, resulta del todo particular. No sólo por la inusual gran cantidad de texto grabado sobre la piedra, sino porque podría tratarse de un altar pagano dedicado a Apolo, dios griego del Sol y de la Luz, revestido con simbología cristiana para pasar inadvertido en su época.

Estas conclusiones las aportaba el pasado sábado, junto a las estelas recuperadas, el investigador Simeón Hidalgo Valencia. A sus 65 años, y licenciado en Geografía e Historia, es el secretario de la asociación Grupo Valle Izagaondoa. Realizó su ponencia, organizada por la Sociedad Ripakoa del valle de Lizoáin, ante unas 60 personas.

"Trasladé a los vecinos lo que he podido interpretar tras descifrar el texto letra a letra, que está parcialmente incompleto porque la piedra está un poco dañada. Desde que se descubrió la estela vi que era muy extraña. Y ojalá la pueda estudiar más gente para buscar puntos en común, o no", indica .

Esta estela, realizada en piedra arenisca por un cantero popular, mide 66,5 cm. "Como se sabe, servían para señalar un lugar de enterramiento y habría estado en el antiguo camposanto medieval aledaño a la iglesia, siguiendo la costumbre de la época bajomedieval. Por el tipo de letra y simbología, correspondería a época gótica, más hacia el siglo XV y el retablo que llevó a tapar la ventana se habría colocado sobre el XVII" . En la cara frontal del disco de la estela aparece un texto y debajo, dentro de una orla, una cruz latina (añadido posterior al texto). En la trasera, una cruz griega con extremos que se abren en flor.

"Lo más particular es el texto. No es habitual encontrar tanto. En este caso, hasta 4 renglones, y con palabras que podrían ser romance, euskera, latín e incluso árabe. Pero lo más especial es lo que se desprende de lo que dice. Yo lo interpreto como: "En el nombre de Jesús yo Miguel Licio Linus/ amor por el mar/ ¿? un descansé en paz a los 50 años el 1 de junio / ¿? naizari : Ra". (Se marca con interrogantes la parte del texto perdida.)

"A primera vista, quien supiera leer, pocos en la época, podría ver una estela funeraria con referencias a Jesucristo y a un fallecido, posiblemente marinero, con nombre al estilo romano, si bien eso no se estilaba ya entonces. Pero según interpreto, se alude a creencias paganas anteriores al Cristianismo personificadas en el Dios del Sol y de la Luz de la mitología griega: Apolo, considera.

"Los 4 nombres de la estela están relacionados con Apolo: Jesús por sus paralelismos en aspectos como el nacimiento virginal asimilado temporalmente al solsticio de invierno como nuevo sol, dios de la luz y de la vida; Miguel, el arcángel capitán de los ejércitos de Dios frente a los ángeles rebeldes, morador en lo alto como Apolo, que desciende hasta los hombres para protegerlos; Licio, como uno de los epítetos de Apolo en cuanto a dios de los oráculos proféticos, y cuyo nombre puede derivar de la palabra griega Lyke, luz; y Linus, como uno de los hijos de Apolo, de quien se dice que fue impulsor de la música y la poesía lírica", dice.

"En la cuarta línea se podría encontrar, tal vez, referencias a Ra, dios egipcio también símbolo de la luz solar. Y es que la mitología egipcia influye directamente sobre las religiones o creencias posteriores griega, romana y cristiana, con el denominador común del sol, la luz, la muerte y la resurrección. El mundo de la espiritualidad se va adaptando a los tiempos", indica.

Las otras tres estelas descubiertas se emplearon para configurar una bancada en el exterior del templo. Ésta se escondió más, al tapiarse una ventana. ¿Alguna explicación? "Posiblemente alguien la mandó ocultar siguiendo la normativa del Concilio de Trento (1545-1563) de purificar las costumbres y desterrar creencias no acordes con el dogma de la Iglesia Católica. Hay muchos casos similares. Cerca de allí, en la iglesia de Artáiz, en una puerta tapiada hacia 1545, se descubrió que se empleó como relleno un canecillo con una reivindicación política", sentencia este investigador.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual