El Tiempo: Cargando...

Club del Suscriptor   Iniciar sesión   Regístrate

EL PROYECTO

Portland incinerará residuos desde el segundo semestre de 2013

NATXO GUTIÉRREZ. PAMPLONA    
Actualizada 21/12/2012 a las 08:05
8
Compartir
Imprimir Enviar
Aspecto exterior de la planta de Cementos Portland en Olazagutía.

Aspecto exterior de la planta de Cementos Portland en Olazagutía.. ARCHIVO

La valorización energética o incineración de residuos no reciclables previamente tratados -derivados de papeleras, caucho o plástico- será una realidad "a partir del segundo semestre de 2013" en Cementos Portland de Olazagutía. El anuncio este miércoles por parte del Gobierno foral de autorizar en los próximos días una modificación de la denominada Autorización Ambiental Integrada junto con el Proyecto Sectorial de Incidencia Supramunicipal (PrSIS) supone un impulso en las previsiones del grupo cementero de adaptar su planta a unas condiciones de mayor competitividad en un mercado devaluado por la incidencia de la crisis en la construcción.

De hecho, en su comparecencia de este miércoles, el portavoz del Ejecutivo, Juan Luis Sánchez de Muniáin, calificó de "vital para la continuidad de la empresa y los puestos de trabajo en la Barranca" la sustitución progresiva del pet-coque (derivado del petróleo) por residuos no reciclables en la alimentación de los dos hornos de la factoría. Los permisos que se concederán facultarán a la compañía a utilizar 36.500 toneladas al año, el equivalente al 30% del volumen de combustible fósil que se quema hoy día.

En las actuales circunstancias, la fábrica de Olazagutía -que emplea a 120 personas tras el ERE aplicado a 28 empleos- se encuentra en desventaja en el mercado para competir en precios por el coste del fuel. Las estimaciones realizadas con el nuevo modelo de combustión apuntan a un ahorro del 20%. La introducción de residuos ofrece un beneficio medioambiental al preverse una dismunición del 10% de CO2 sin necesidad de comprar derechos de emisiones, según defienden sus responsables.

El respaldo verbal ofrecido este miércoles  por el Ejecutivo, pendiente de un acuerdo oficial en una de sus próximas sesiones, despeja el proceso administrativo para que pueda efectuarse una inversión de más de 3 millones en la adaptación de las instalaciones al nuevo sistema.

De hecho, Cementos Portland confirmó este miércoles su plan económico, sujeto como estaba a la evolución del procedimiento ante la Administración que ha debido sortear la oposición en el Ayuntamiento, regido por Bildu. La inversión estaba también supeditada por la conveniencia de realizar la operación económica en el marco de actuaciones del grupo.

"NO SE QUEMARÁ BASURA"

Si no hay contratiempo y el Gobierno foral, por un lado, aprueba los últimos trámites y se ejecutan, por otro, las obras necesarias, la cementera estará en condiciones "después del verano" de aprovechar el valor calorífico de residuos no reciclables. En ningún caso "se quemará basura", según corroboraron fuentes de la compañía como aclaración a las objecciones de sectores opuestos a la puesta en marcha del proyecto que lo vinculan a la incineradora de residuos urbanos.

La implicación del Gobierno en el plan se advierte en el hecho de haber asumido unas competencias que le son conferidas de normal al director general de Medio Ambiente. Sánchez de Muniáin destacó este miércoles el esfuerzo del Ejecutivo navarro por "apoyar, dentro los oportunidades legales que el ordenamiento ofrece, y garantizar al máximo la permanencia de los puestos de trabajo de esa planta".

Al margen de tramitar las figuras urbanísticas (PrSIS) y medioambiental (Autorización Ambiental Integrada), el refrendo institucional se ve avalado por la firma de un convenio con Cementos Portland, anunciado meses atrás, para que reciba residuos previamente tratados de mancomunidades y otros proveedores de Navarra. Aunque fuese avanzado este miércoles por Sánchez de Muniáin, la aprobación del PrSIS y la Autorización Ambiental Integrada deberán esperar a la conclusión del período de revisión de las alegaciones y recursos presentados que expira mañana.


Comentarios

  • juan
    (29/12/12 12:54)
    #8

    Vivir junto a incineradoras provoca cáncer. Un estudio reciente realizado por Instituto de Salud Carlos III de Madrid y publicado en 'Environment International' considera que existen "riesgos significativos" para estas poblaciones. Entre los tumores que pueden producirse debido a la cercanía de incineradoras y plantas de tratamiento de residuos se encuentran "el de estómago, el de pulmón, el de pleura, el de riñón y el de ovario". Éstos pueden manifestarse con mayor probabilidad en las personas que viven a menos de cinco kilómetros de estos emplazamientos.

    Responder

  • eskiza
    (23/12/12 09:46)
    #7

    Otra cosica. Referente a lo de Lemona. Allá donde queman hace tiempo hay más despidos. Pero hay otra comparación con el tema de la incineración en Bizcaya, La incineradora de Zabalgarbi no recibió el rechazo que obtuvo en Navarra la de Tafalla, por parte de algunos partidos.¿En eso también Navarra será especial?

    Responder

  • eskiza
    (23/12/12 07:56)
    #6

    Con qué sutileza se quiere meter la incineración en Navarra.Primero habría que preguntar a los navarros si quieren ese método gestión de residuos,u otro.Nadie ha querido que se queme en sus zonas, aunque siempre justificaban ese método con la creación de puestos de trabajo, emisiones controladas, etc.Porque la verdad es que no hay un nivel seguro de exposición a las dioxinas.FCC,quemará CDRs , un preparado de las basuas, y neumáticos, lo mismo que no quisieron en Tafalla, ni en Tudela.En la Barranca no son especiales.

    Responder

  • José Masila
    (22/12/12 13:05)
    #5

    ipurdi dijo..
    La singularidad, más bien, de aquellos habitantes de la Sakana que prefieren garantizar el trabajo en Lemoa, a 100 kilómetros de la Sakana. ¡La dichosa boina!

    Responder

  • Lukas
    (22/12/12 12:10)
    #4

    Muy buena noticia!!!! Es para dar la enhorabuena a empresa y administración que han actuado POR FIN para hacer lo que se viene haciendo hace AÑOS en otras cementaras, como por ejemplo LEMONA.

    Responder

  • ipurdi
    (22/12/12 11:37)
    #3

    Era la única cementera de España y Europa que no tenía estos permisos para hacerlo, debe ser por la singularidad Navarra.

    Responder

  • libertaria
    (22/12/12 10:42)
    #2

    hoy gana el bien particular. la empresa disminuye un 20% su gasto energetico, a cambio de un aumento de emisiones contaminantes. un paso atras en la democracia

    Responder

  • Hoy la democracia, da un paso adelante
    (22/12/12 10:20)
    #1

    Llevando el progreso a la barranka; pero todo progreso tiene un precio -aunque sea temporal- gargantas irritadas, ojos enrojecidos y brotes agudos de alergias. Hoy gana el bien común.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio

Enlaces recomendados
© Diariodenavarra.es

Grupo La información Iogenia Digital

Enlaces recomendados Pie 2
Enlaces recomendados Pie 3