Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Fiestas en Navarra 2011
Fiestas en Navarra 2011
ÚLTIMO ENCIERRO DE TAFALLA

Ni un alfiler

  • Uno de los corredores recibió un fuerte golpe en la cabeza y otro se fracturó el tobillo

Imagen de la noticia

Ni un alfiler

El primer toro adelantó llevó el peligro en la avenida Sangüesa. JAVIER SESMA

0
Actualizada 21/08/2011 a las 02:11
Etiquetas
  • JOSÉ MIGUEL SÁNCHEZ . TAFALLA

Última llamada para los pasajeros a los que todavía les quedaba algo pendiente. Para los que el viernes no habían podido arrimarse al toro. Para los que entre semana se les había hecho imposible ir a Tafalla. Para los inconformistas que siempre buscan mejorar. Para muchos corredores cargados de motivos personales que ayer abarrotaron los 750 metros del recorrido tafallés con la ganadería Los Recitales, de Sevilla. Último y rápido encierro de las fiestas que cierran con sobresaliente tanto en afluencia como en astados.

El recuerdo de la cornada del viernes a Diego Jiménez puso en alerta a los corredores. Muchos golpes y muchas caídas. No fue un encierro sencillo. Máxima concentración y máxima exigencia física. Del corral salieron los seis morlacos protegidos por dos de sus hermanos, más adelantado uno y con una trayectoria zigzagueante. Poco después de la entrada a la curva de la farola, se produjo una de las atenciones. A.A.B., de Mondragón (Guipúzcoa), tropezó y cayó ladeado con la cara. El percance le produjo una herida de 4 mílimetros enla ceja y una contusión en el hombro. Tuvo que ser trasladado al Hospital de Navarra.

La manada se reagrupó en la avenida Sangüesa, aunque muy estirada, con uno de los astados ligeramente retrasado. Los toros muy pegados al lado izquierdo y multiplicando por dos la dificultad de encontrar sitio en el encierro. Una zancada mal dada o un ligero tropezón te mandaba al suelo. Uno de los corredores se fracturó ahí el tobillo y, más tarde, se le colocó una célula provisional para inmovilizarlo. Fue trasladado a Virgen del Camino.

Después de la curva de la estación, cinco mozos cayeron al suelo en el lado izquierdo y uno de los cabestros les pasó por encima. Advertidos por la llegada del último toro, se protegieron las cabezas y dejaron que los astados de Los Recitales finalizaran un encierro trepidante, masificado, rápido y con mayor afluencia que el primer día. Punto y final para un último encierro en el que no hubo sitio ni para un alfiler.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual