Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Fiestas en Navarra 2011

Hermoso vistió a la usanza rondeña

  • El estellés, que prescindió del traje corto, atrajo a la plaza tanto a asiduos de los toros como a amantes de los caballos

Imagen de la noticia

Hermoso vistió a la usanza rondeña

Pablo Hermoso de Mendoza calentando a lomos de Manolete JAVIER SESMA

0
Actualizada 19/08/2011 a las 03:01
  • MARIANO PASCAL . TAFALLA

Se diría que a la vera del Cidacos, con un abono tan asentado, siempre va el mismo público a la plaza.

Pero sería una impresión tan errónea como superficial. La rotación de público en los tendidos es continua a lo largo de la feria. Poco tienen que ver los espectadores festivos que asistieron a los toros el día de la Asunción con los que lo hicieron ayer a la corrida de rejones o el que acudirá hoy al reclamo torista de Prieto de la Cal. El mundo taurino, siempre tan endogámico, tiene complicada la labor de captación de nuevos públicos y ahora, con la crisis, bastante hace reteniendo al ya captado.

Pero hay un hombre que tras veintidós años de alternativa, sigue atrayendo públicos nuevos a la plaza. Es de Estella, atiende por Pablo Hermoso de Mendoza y a su reclamo la plaza registró la mejor entrada de la feria, con muchos debutantes en el coso taurino. Será porque el estellés siempre hace esfuerzos por innovar.

Traje rondeño

Los habituales se sorprendían al entrar a la plaza y ver a Pablo calentando los caballos sin el traje corto. El traje de ayer portaba es el denominado "rondeño", con chaqueta de terciopelo rojo adornada con azabaches negros.

"Me lo pongo en ocasiones especiales", afirmaba Pablo, "pero cada vez me lo voy a poner mas, porque no lleva zahones, me encuentro más a gusto al colocar banderillas y con él me siento más jinete".

Teniendo en cuenta la facilidad con la que Hermoso marca tendencias en el rejoneo, no sería de extrañar que en unos años la usanza rondeña se extendiera por las plazas.

Los discípulos de Pablo

Pero sus discípulos todavía van vestidos con perfecto traje corto. Bastante tenían con intentar seguir la estela de su Maestro. En la vuelta al ruedo del cuarto toro, mientras Pablo Hermoso saludaba a su familia, dos rostros de preocupación podían verse cerca del albero. Uno era el de Roberto Armendáriz, al que le tocaba la réplica en el quinto y el otro Manuel Manzanares, que gesticulaba y hacía movimientos continuos. "Siempre que toreo tras Pablo tengo una tensión añadida" afirmaba el pequeño de los Dolls tras salir a hombros, "me sirve de motivación, pero gracias a que el sexto toro me ha permitido expresar mi toreo he podido estar a la altura".

El contrariado era Roberto Armendáriz, que veía cómo los fallos con los rejones de muerte truncaban una racha de éxitos. En su salida de la plaza llamaban la atención tanto su seriedad como las manchas de sangres en el cuello de la camisa, provocadas por una herida tras la oreja izquierda durante la lidia del quinto toro.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual