Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
tafalla

Tafalla honra a San Sebastián por encima de polémicas

  • Cientos de personas abarrotaron la iglesia y rompieron en un caluroso aplauso cuando la bandera entró al templo

Tafalla honra a San Sebastián por encima de polémicas

Tafalla honra a San Sebastián por encima de polémicas

La edil Albina Prieto entregó el cirio de San Sebastián en las ofrendas por delegación del alcalde y en nombre de todos los vecinos.

GALDONA
0
23/01/2016 a las 06:00
Etiquetas
  • SHEYLA MUÑOZTafalla
Llegó el 20 de enero, día de San Sebastián, patrón “único y perpetuo” de Tafalla y los tafalleses volvieron a salir a la calle para rendirle honores. Ni las bajas temperaturas ni las pocas horas de sueño tras una de las noches con más ambiente en la ciudad del Cidacos de cenas entre cuadrillas y que se prolongó bastante supusieron obstáculo para celebrar una jornada que arrancó bien temprano. El reloj acababa de marcar las seis y media cuando los auroros comenzaban a entonar el cántico de la tradicional aurora de San Sebastián.

La polémica en la que se vio envuelta la parte más religiosa de esta fiesta por la participación o no de la corporación en la eucaristía no empañó un día festivo en el que la música y los bailes marcaron el discurrir de una fresca mañana. Con rigurosa puntualidad, a las once y media, el sonido de los clarines y timbales anunciaba la salida de una numerosa comitiva conformada por la comparsa de gigantes, los gaiteros, las danzaris, los txistularis y la banda de música La Tafallesa, que marcó el ritmo hacia Santa María al son de los acordes de la marcha A San Sebastián.

La corporación municipal desfiló con su alcalde, Arturo Goldaracena (Bildu) a la cabeza y con la concejal Raquel Irigalba (UPN) como abanderada. La única edil de I-E, Soco Ojer, anunciaba minutos antes del inicio de la marcha que no participaría en la misma por haberse roto un acuerdo de pleno en el que se aprobó que “las instituciones públicas estuvieran desligadas de las religiosas”. “En un primer momento parecía que sería así y que la bandera no entraría a la iglesia pero luego se ha reculado así que por coherencia he decidido no participar. Sé que sólo es un gesto y que hay muchas cosas más importantes en las que trabajar pero si no empezamos por los gestos…”, decía la edil, que sí acudió al zaguán al momento del encuentro de toda la corporación pero que abandonó su lugar antes del inicio de la marcha.

La comitiva completó el recorrido en algo menos de veinticinco minutos. Al llegar al atrio, se repitió el mismo guión que en años anteriores pero este año con más expectación que nunca. Tras el baile de la jota por parte de los gigantes, la abanderada accedió al templo con la bandera seguida de los otros tres concejales regionalistas, los dos del PSN y una de Iniciativa por Tafalla. El resto de los ediles -los ocho del equipo de gobierno de Bildu y otro de Iniciativa por Tafalla- no accedieron a la iglesia. Para entonces, Santa María estaba ya abarrotada y las cientos de personas que la llenaban rompieron en un caluroso aplauso de bienvenida a la bandera que, finalmente, sí se introdujo en la iglesia y ocupó su lugar habitual frente al altar. Los regionalistas también criticaron que en la fachada del Ayuntamiento no se hubieran colocado los estandartes con las imágenes de San Sebastián y la Virgen de la Asunción, patrones de la ciudad del Cidacos.

Figura de San Sebastián

La eucaristía estuvo presidida por el obispo auxiliar, Juan Antonio Aznárez; y junto a él estuvieron los sacerdotes Íñigo Beunza, párroco de Tafalla; Javier Ignacio Sola, Alfonso Gaínza, Javier Ecay, Joaquín Martinena, Koldo Esteban; y los Escolapios Abel Calvo e Iñaki Lerga. La parte musical corrió a cargo de la Agrupación Coral Tafallesa. La figura de San Sebastián estuvo presente durante toda la ceremonia y, en el transcurso de la homilía, Aznárez ensalzó sus virtudes e instó a los tafalleses a que le pidieran que intercediera por ellos. “Le pedimos por nosotros y por los que no están porque no han podido venir o porque no han querido, da igual”, dijo el obispo auxiliar.

Durante las ofrendas, la concejala Albina Prieto, por delegación del alcalde y en nombre de todos los vecinos, hizo entrega del cirio de San Sebastián. Con este acto se rememora el voto que la ciudad del Cidacos hizo en el año 1426 por el que el santo sería el único patrón de Tafalla. Este voto se ratificó años más tarde, en 1658, y desde entonces se vuelve a recordar cada año. La ceremonia concluyó con el cántico al santo y el beso a la reliquia por parte de los asistentes cuando eran ya más de la una y cuarto. Ya de vuelta en la plaza, los bailes de la comparsa pusieron el broche final a la fiesta. Junto a las danzaris, los más grandes de Tafalla bailaron La Pilindros. Después ya solos hicieron lo propio con 001 y Amaya.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual