Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ZONA MEDIA

Marcilla se gusta y degusta en su XXIV Concurso de Calderos

  • Se transforma los fosos del castillo en la jornada inaugural de ferias en un espacio cedido a la creatividad culinaria con 38 cuadrillas implicadas.

Marcilla se gusta y degusta en su XXIV Concurso de Calderos

Marcilla se gusta y degusta en su XXIV Concurso de Calderos

Los fosos del castillo fueron un escaparate cedido a la creatividad en la cocina.

Alberto galdona
0
13/10/2015 a las 06:00
  • DN. Marcilla
Primer día de feria y faena redonda. Marcilla tomó las riendas de la fiesta para acabar dando vuelta al ruedo como premio a la participación en el pulso que para toda celebración popular es la preparación y degustación de una comida. La inauguración a tres días de ferias concitó el interés y las habilidades en el arte culinario de 38 cuadrillas que condimentaron con esmero el ambiente popular y la elaboración de recetas en el XXIV Concurso de Calderos.

Una simple vista desde el perímetro superior que bordea los fosos del castillo confirmó la implicación un año más del vecindario en una rivalidad sana por destacar en el oficio de cocinero. La prueba no era sencilla no sólo por la inscripción elevada, sino por el listón que el año pasado dejó la Peña del Estoque con la consecución del primer premio. La deliberación del jurado, del que formaron parte los alcaldes de Marcilla y Funes, Mario Fabo y Ignacio Felipe Domínguez, respectivamente, designó su sucesora en el desafío del próximo año a la Peña El Jolgorio.

La cita, bendecida por unas óptimas condiciones climatológicas, puso a prueba la capacidad de organización de los participantes. Con el cordero o conejo como base de sus platos hicieron cuanto estuvo en sus manos por acomodar sus recetas al gusto de los encargados de su cata.

Entre las diez y media de la mañana y una y media de la tarde exhibieron sus dotes en la preparación para dar tiempo después al jurado a desarrollar sus sentidos olfativos y gustativos.

Por encima de la rivalidad bien llevada primó la cordialidad y la empatía, con un aporte jocoso de la organización, perteneciente a la Peña El Quiebro, que entregó a las cuadrillas gafas de sol y delantal.

El Ayuntamiento y Artículos Garrido colaboraron en la promoción de un evento en alza que tuvo su continuidad en las mesas preparadas en cada peña para dar cuenta de las vituallas preparadas a fuego lento.

MIGAS DE MAÑANA

El día amaneció envuelto de aroma a comida reconstituyente con el reparto, a las nueve de la mañana, de migas. Los bajos de la antigua sede del Ayuntamiento se transformaron en una improvisada cocina con cuatro calderos puestos al fuego. 90 kilos de pan, 25 de longaniza y 25 de panceta compusieron los ingredientes, que supieron a bendición para los congregados. Hubo además reparto de 400 litros de vino.

Se notó en la elaboración la mano de integrantes de las peñas El Derroche, Madrazo, Porrazo y La Chispa, además de la Asociación de Mujeres de la localidad.

Mari Ezquerro y Eduardo Landibar, que participaron de la acción desinteresada, revelaron el secreto de la preparación: “un poco de agua, aceite y manteca de cerdo de base, trozos de panceta y chistorra, además de ajo. Cuando está caliente, echar las migas poco a poco. Remover todo sin parar pero despacio para que cojan textura. Diez minutos y a comer”. Y Marcilla abrió la boca.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual