Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Caparroso

Una veintena de voluntarios por la historia de Caparroso

  • Trabajan en el Cristo de Caparroso, donde hace unos meses salió a la luz el que fuera núcleo de población original

Un momento de trabajo en la excavación.

Una veintena de voluntarios por la historia de Caparroso

Un momento de trabajo en la excavación.

GALDONA
0
30/08/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • ​SHEYLA MUÑOZ. Caparroso
Han sido dos semanas de intenso trabajo. De lunes a sábado, por las mañanas, la zona del Cristo de Caparroso ha sido punto de encuentro de hasta casi una veintena de personas que, de forma voluntaria, han estado trabajando para intentar conocer un poco mejor cuál fue el origen del municipio. Todos ellos han participado en el campamento arqueológico que, organizado por el consistorio local, se ha llevado a cabo en torno a la conocida iglesia del Cristo. Una actividad ésta pensada en sus inicios para estudiantes pero que ha acabado abriéndose a los vecinos en general, consiguiendo atraer voluntarios desde la Asociación de Amigos del Cristo o de la Asociación Juvenil Iluna hasta vecinos a nivel particular.

El objetivo de esta iniciativa era dar continuidad a los trabajos acometidos hace unos meses en la zona que, tras varias prospecciones, sacaron a la luz el que parece que podría ser el núcleo de población original del pueblo, datado entre los siglos XI y XIII. Partiendo de ahí, lo que han hecho los voluntarios estos días ha sido trabajar en el extremo contrario de la iglesia en unas labores dirigidas por los arqueólogos Carlos Zuza y María García. Ésta última explicaba que, tras las excavaciones, han aparecido muros de hasta metro y medio de altura.

“Nos hemos centrado en sacar una planta de la casa que había en ese punto junto con su calle para intentar identificar y documentar de la manera más detallada posible el hábitat”, relata García. Según añadía, gracias a los trabajos se distingue perfectamente la planta baja de la vivienda cubierta con un arco así como unas escaleras de subida, la alacena o el vestíbulo. “Es sorprendente lo bien conservados que están los muros”, destacaba la arqueóloga. El mismo relieve que se apreciaba en la zona donde se han llevado a cabo estos días las excavaciones se intuye en toda la ladera por lo que los expertos creen que exista una fila de casas bajo dicha ladera más o menos similares a la que ha salido ahora a la luz.

Los voluntarios van a dedicar estos dos días restantes a limpiar bien el suelo para intentar ver así con mayor claridad su material con el objetivo de poder fechar de una manera más exacta el lugar tanto en el siglo XI o en el XIII. Finalizará de esta forma una iniciativa que tanto los voluntarios como los arqueólogos esperan tenga continuidad en el tiempo. “Ojalá el año que viene se pueda repetir esta experiencia, a poder ser durante un mes, porque la verdad que la valoración es muy positiva, tanto por lo que hemos ido viendo como por la actitud y la ilusión de todas las personas. Es un gusto ver cómo la gente se ilusiona e interesa por los orígenes de su pueblo”, concluyó María García.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual