Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
TAFALLA

La suerte de Kankintú

  • El fin de semana Tafalla celebró el Txaparrón Solidario, una feria organizada para ayudar a niños con desnutrición en Panamá

Un grupo de jóvenes colaboradoras en el Txaparrón Solidario

La suerte de Kankintú

Un grupo de jóvenes colaboradoras en el Txaparrón Solidario

GALDONA
0
09/04/2014 a las 06:00
  • marta baigorri. Tafalla
Un año más, los vecinos de Tafalla hicieron alarde de solidaridad en la duodécima edición del Txaparrón Solidario. Una iniciativa impulsada por los jóvenes de las parroquias de la ciudad, junto con los grupos de catequesis, el grupo Scout Ibaialde y el Comité Cristiano de Solidaridad. En total, unas 100 personas han colaborado en las últimas dos semanas para poner en marcha los catorce stands que conformaron la feria. Los puestos, situados en la plaza de Navarra, congregaron a decenas de vecinos durante todo el fin de semana. El objetivo: recaudar fondos para proporcionar una alimentación adecuada a niños que padecen desnutrición en la región de Kankintú, Panamá.

El presupuesto necesario para poder cubrir estas necesidades es de 36.750 euros. "El año pasado recaudamos unos 17.000 euros. El sábado rondábamos los 11.000. Estamos contentos. El buen tiempo es un factor importante en este tipo de eventos y hemos tenido suerte", señaló David Gutiérrez Setas, voluntario. Entre los stands que más éxitos cosecharon se encontraban las pastas y los juguetes. No obstante, en la feria también podían verse productos de comercio justo, artesanía, libros, ropa, calzado y un bar. "El 99% de lo que tenemos es donado, desde los refrescos hasta las pastas, por lo que apenas tenemos gasto" dijo Gutiérrez.

SORTEO SOLIDARIO

Este año la feria dedicó uno de sus puestos a la venta de boletos a 50 céntimos de precio para un sorteo cuyo primer premio fue una cena para dos personas en la nueva sidrería de Martín Berasategui y un circuito de talasoterapia en La Perla. "Se han vendido unos 10.000 boletos", señaló Gutiérrez.

La feria no saldría adelante si no fuera por la labor de los voluntarios. Entre ellos se encontraban Marta Domínguez de Vidaurreta y Mariví García Muro. Ambas son catequistas y han colaborado en la feria por segundo año consecutivo. Reconocieron que siempre que pueden tratan de implicarse en este tipo de eventos. "Hay que ayudar en lo que se pueda, toda la semana anterior estuvimos marcando y revisando juguetes. Es mucho trabajo y se necesita gente" señaló Domínguez. Los precios de los juguetes se movían entre los 50 céntimos y los 15 euros. "Son precios populares, que tratan de animar a la gente. Es muy importante la labor de sensibilización que lleva a cabo el proyecto. Hay que ser coherentes: ayudar a los de allí sin olvidar a los que sufren dentro de las fronteras de nuestro país", señaló Pablo Robles López, voluntario encargado de la animación musical.

Por su parte, José María Azcona Pérez y Ana Burgui Muga se encontraban al frente del stand de ropa. "Los precios oscilan entre los 5 y los 30 euros", señaló Burgui. Asimismo, Azcona añadió: "Se ha vendido mucha ropa de niño".

Aunque la feria constituyó la actividad nuclear del Txaparrón Solidario, otros eventos como la cena organizada el sábado por la noche en el centro parroquial de Santa María aumentaron la recaudación. "Vinieron unas 114 personas, y cada una pagó doce euros por el menú, compuesto por alimentos donados, por lo que el beneficio íntegro se destina al proyecto", dijo Gutiérrez.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual