Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
MARCILLA

Este sábado se trasladaron los restos de fr. Mariano Gazpio Ezcurra

  • El fraile navarro murió en Marcilla tras casi tres décadas como misionero en China

0
02/04/2014 a las 06:00
  • dn.es. pamplona
El Monasterio de la Virgen Blanca de Marcilla, regentado por la Orden de los Agustinos Recoletos, celebró el pasado sábado, 29 de marzo, el traslado de los restos del Siervo de Dios, Fr. Mariano Gazpio Ezcurra desde el cementerio de la localidad a la iglesia del convento en Marcilla.

Para conmemorar este acto, la Provincia de San Nicolás de Tolentino y la Orden de Agustinos Recoletos programó a las 16:00 horas una conferencia sobre la vida del religioso navarro, a cargo de Fr. José Javier Lizarraga Navarlaz. Una hora más tarde tuvo lugar la celebración de la Eucaristía en la iglesia del convento, presidida por el Arzobispo de Pamplona y Tudela, Monseñor Francisco Pérez González.
Posteriormente, se realizó el traslado de restos.

CAUSA DE CANONIZACIÓN

La Congregación para las Causas de los Santos ratificó en 2006 los trámites realizados por la diócesis de Pamplona y Tudela en la causa de canonización del agustino recoleto Fray Mariano Gazpio Ezcurra, que nació en Puente la Reina en 1899 y falleció en Marcilla en 1989. Fray Mariano Gazpio se ordenó sacerdote en 1922 y fue misionero en Shangqiu (provincia de Henan, China) durante 28 años, es decir, desde el comienzo de esta misión hasta la expulsión de todos los misioneros en 1952.

El 25 de abril de 2006 se recibió en la Postulación General de los agustinos recoletos en Roma el decreto de la Congregación para las Causas de los Santos (Prot. N. 2260-3/04) por el que se aprobó el proceso llevado a cabo por la diócesis de Pamplona y Tudela sobre el agustino recoleto Mariano Gazpio. Según reza el oficio, “los testigos han sido correctamente examinados y la documentación se ha compulsado según lo establecido”.

La certificación cerró la primera etapa del proceso sobre la vida, virtudes y fama de santidad de Gazpio. Una etapa que duró poco más de cuatro años, puesto que se inauguró con la apertura de la causa, el 17 de enero de 2000, y concluyó el 20 de marzo de 2004, cuando monseñor Fernando Sebastián, obispo de Pamplona y Tudela, presidió en Marcilla la ceremonia de clausura. Durante todo este tiempo, estuvo al frente del tribunal diocesano el canónigo don Julio Gorricho, y por parte de la Orden actuó como vicepostulador José Javier Lizarraga.

La etapa que ahora sigue es la de la llamada positio super virtutibus, que básicamente consiste en un estudio sobre la santidad del Siervo de Dios a partir de los testimonios recogidos. El encargado de hacerla, conocido como “relator general”, deberá ser nombrado por la propia Congregación.

Los materiales que el encargado de la positio deberá estudiar ocupan un total de 950 folios, de los cuales algo más de 400 corresponden a las declaraciones de los 58 testigos, mientras que el resto recoge la documentación personal del Siervo de Dios y los escritos que de él se han conservado, principalmente homilías, pláticas y cartas misionales.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual