Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
TUDELA

Tres empleadas de un bar demandan el cobro de 3 nóminas y otros atrasos

  • ELA cifra en unos 35.000 euros la cantidad que se les debe a las empleadas, peruanas residentes en la ciudad

Imagen de la noticia

Las empleadas, en el centro, ante la puerta del establecimiento. N.G.L.

0
Actualizada 03/12/2011 a las 00:05
  • DN . TUDELA

Las tres trabajadoras del bar restaurante The Drunken Duck de Tudela se concentraron el jueves y ayer ante las puertas del establecimiento, que permanece cerrado desde entonces, para demandar el cobro de las tres mensualidades que, según dijeron, les debe la sociedad que gestiona esta franquicia en la ciudad.

Desde el sindicato ELA afirmaron que además de los salarios, se les adeudan otros atrasos como vacaciones y horas extras, "ya que hacían 48 horas semanales y cobraban 40". En total, consideraron que se les debe a las tres empleadas unos 35.000 euros.

Desde ELA explicaron que el 30 de noviembre "tuvimos el acto de conciliación". "No hubo avenencia y automáticamente les comunican ese mismo día que ya no vuelvan a trabajar, sin más", indicaron. Añadieron que ayer mismo iban a registrar la reclamación de despido improcedente para las tres empleadas con 45 días de indemnización por año trabajado -sus antigüedades oscilan entre los 5 y 7 años-.

La sociedad que regenta el local, situado en la calle Alberto Pelairea, declinó hacer declaraciones.

Con las trabajadoras

Las tres empleadas son Norka Muriel Rocha, Honorata Rocha Menchaka (madre de la primera) y Yaqueline Pérez Contreras, todas ellas naturales de Perú y residentes en Tudela.

Como explicó Yaqueline Pérez, reclamaron el cobro de las nóminas y otros atrasos tras descubrir "que lo que nos habían dicho de que habían traspasado el local era mentira". "Tras el acto de conciliación vinimos el día siguiente a trabajar y estaba cerrado. No nos han dicho nada más", explicó.

Honorata Rocha, que está de baja por una caída mientras limpiaba el local, dijo que la empresa "decía que no había dinero, y lo hemos creído". Norka Muriel afirmó: "Decían que les apoyáramos hasta pagar el préstamo que tenían a 5 años. Venimos a las puertas del local porque queremos que nos digan qué pasa, si estamos despedidas o está cerrado. Todos merecemos respeto", indicó.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra