Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
TUDELA

Los bomberos inspeccionan el puente del Ebro de Tudela y confirman su buen estado

  • Con esta actuación se da por finalizada la revisión de 28 puentes de piedra de Navarra

Imagen de la noticia

Una vista general del estado actual que presenta el puente de piedra sobre el río Ebro con Tudela al fondo. BLANCA ALDANONDO

Imagen de la noticia

Los bomberos, en la barca, junto a uno de los pilares del puente de piedra de Tudela. BLANCA ALDANONDO

Imagen de la noticia

Reconstrucción de la Tudela medieval con el puente y un torreón. LOPERENA

0
Actualizada 28/10/2011 a las 00:03
Etiquetas
  • JAVIER UBAGO/JESÚS MANRIQUE . TUDELA

El puente de piedra sobre el río Ebro a su paso por Tudela se encuentra en mejores condiciones de lo que pensaban los técnicos del Gobierno de Navarra. Así se considera tras la inspección realizada el pasado miércoles por los bomberos del grupo de rescate acuático. Con esta actuación se da por finalizada la revisión de 28 puentes de piedra de la Comunidad foral que han requerido esta intervención a iniciativa del departamento de Obras Públicas. Los trabajos se han desarrollado en los dos últimos años.

La inspección del puente de Tudela se retrasó a estas fechas para aprovechar el bajo caudal y la escasa corriente de agua tras un verano muy seco. Fue realizada por 18 buzos del parque de bomberos de Navarra, que tuvieron que sumergirse a una profundidad de un máximo de 3,5 metros, y un mínimo de entre 80 centímetros y 1 metro. Además, tuvieron que soportar una temperatura baja y muy fría bajo el agua, con una sensación áun mayor al regresar a la barca por el fuerte viento que sopló ese día en la Ribera.

Principalmente se comprobó el estado actual de los cimientos de los pilares, grietas, agujeros y desprendimientos de la piedra de sillería. La falta de visibilidad fue otro factor en contra. Por ello, para conocer con certeza la profundidad de las grietas o agujeros utilizaron una barra metálica y su propio cuerpo.

Con brazos y piernas

Patxi Baldanta, responsable de personal del equipo de rescate acuático -su compañero Alberto Garde fue del material-, comentó que "en muchas ocasiones nos servimos del brazo o la pierna para saber con certeza la profundidad del agujero". Baldanta señaló que el puente de piedra de Tudela se encuentra en buen estado. "Sólo faltan algunas piedras de sillería y en los cimientos se nota la actuación que se hizo en 1986", dijo.

El sargento del parque de bomberos de Tudela también destacó que en los 27 puentes anteriores inspeccionados por el grupo de buceadores "hemos tenido de todo", aunque la mayoría de ellos están bien y no necesitan actuaciones importantes. "No obstante, nosotros sólo hemos aportado datos y a los técnicos del departamento de Obras Públicas del Gobierno de Navarra les corresponde evaluar la actuación posterior", afirmó.

Dudas del origen del puente aunque se cree que es de construcción medieval

El puente del Ebro de Tudela tiene 360 metros de longitud y está compuesto por 17 arcos, todos ellos diferentes, aunque originariamente eran iguales. Los historiadores piensan que ya pudo haber puentes en la época romana y musulmana sobre el Ebro, pero todo hace indicar que el actual se construyó en la Edad Media, concretamente por orden de Sancho VII El Fuerte. Así lo confirmó en el año 2002 el historiador tudelano Luis María Marín Royo en su libro La Tudela desconocida.

Marín cita una obra de Carlos, Príncipe de Viana, que data de 1454 y en la que asegura que lo había construido Sancho VII El Fuerte.

Con tres torreones

El historiador ribero confirmó además que los muros bajos de la catedral, de la misma época, tienen la misma marca de cantero que los cuatro primeros arcos del puente. En esa época, el paso sobre el Ebro tenía tres torreones de vigilancia, uno en cada extremo y otro más alto en el centro. Desaparecieron entre los siglos XVIII y XIX.

El mismo Marín Royo reconoce que también las crónicas árabes citan un puente en Tudela en los siglos IX y X, pero que ese pudo ser de madera y construido sobre otro anterior de época romana.

A lo largo de su historia, este legendario puente sobre las aguas del río Ebro ha sufrido varias modificaciones, lo que puede ser la causa de que los arcos sean desiguales. El efecto de las riadas afectó seriamente a varios de ellos obligando a su reconstrucción e, incluso, el quinto arco fue volado por los propios tudelanos en 1808 para impedir el paso de los franceses durante la Guerra de la Independencia.

La última reforma data de 1986, cuando fue reforzado y remodelado, ampliando también su anchura de calzada y dándole el aspecto que actualmente tiene.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra