Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
TUDELA

Las cigüeñas amenazan el estado de las cubiertas de la Catedral de Tudela

  • El Cabildo alerta del progresivo deterioro de los tejados donde se han llegado a contabilizar 200 nidos

Decenas de cigüeñas en los tejados de la Catedral de Tudela.

Las cigüeñas amenazan el estado de las cubiertas de la Catedral de Tudela

Decenas de cigüeñas en los tejados de la Catedral de Tudela.

BLANCA ALDANONDO
0
20/09/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • DIEGO CARASUSÁN. Tudela
La Catedral de Tudela es la principal referencia turística de la ciudad. Cada día, decenas de personas acuden a la seo demostrando el gran atractivo con el que cuenta este imponente templo construido en el siglo XII. Pero además de turistas, la Catedral atrae cada día a otros ‘visitantes’ que generan un buen número de inconvenientes tanto al propio edificio como a las personas que transitan por su entorno. Se trata de las cigüeñas, unas aves que han convertido las cubiertas de la seo en su hogar, pasando así a ser ‘huéspedes’ permanentes del templo.

Una de las últimas reuniones celebradas por la Mesa de Patrimonio Monumental de Tudela (entidad formada por representantes del Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Tudela, Cabildo de la Catedral, y Amigos de la Catedral, entre otros) durante la pasada legislatura analizó este problema para intentar atajar o, al menos, minimizar, los efectos negativos que supone la masiva presencia de las cigüeñas en la Catedral. Los expertos consultados por la entidad contabilizaron más de 430 cigüeñas instaladas en las cubiertas del templo, divididas en más de 200 nidos, algunos de ellos de hasta 4.500 kilos de peso.

PRINCIPALES PROBLEMAS

El riesgo de desprendimiento de estos nidos, con el peligro que esto supone para los viandantes, junto a los ruidos y suciedad que estas aves producen allí donde se asientan, son los principales problemas a atajar, además del perjuicio que generan las aves en la estructura de edificios de gran valor histórico-artístico como la Catedral.

El deán del templo, Bibiano Esparza Tres, mostró ayer su “preocupación” por la presencia de cigüeñas en las cubiertas. “Es un problemón tremendo..., y una pena enorme que esta Catedral, que hace unos años fue reformada, pueda deteriorarse ahora rápidamente por esta situación”, indicó Esparza, quien espera que, “con el inicio del curso, todas aquellas instituciones relacionadas con este patrimonio nos podamos unir para buscar una solución común para afrontar este tema que cada vez es más urgente”.

POSIBLES SOLUCIONES

Entre los datos que se aportaron durante la reunión, se constató la procedencia de estas aves, citándose como los principales puntos de origen el vertedero de El Culebrete de Tudela; los campos de cultivo de arroz ubicados en los alrededores de la ciudad y en localidades vecinas; e, incluso, el municipio zaragozano de Ejea de los Caballeros, donde la superpoblación de este tipo de aves también se ha convertido en un grave problema para la localidad.

Según indicaron los técnicos, el mejor periodo del año para actuar es entre los meses de octubre y febrero, época en el que las cigüeñas emigran en busca de climas más cálidos. Pero el problema en Tudela se agrava por el hecho de que, desde hace años, las cigüeñas no emigran y permanecen en la ciudad gracias al abundante alimento que encuentran en los campos que circundan el casco urbano o en otras poblaciones vecinas.

Además, durante la reunión se informó de la capacidad reproductora de estas aves, que se prolonga durante 16 de sus 20 años de vida, con alrededor de 4 huevos por pareja al año. Todo un problema al aumentar así exponencialmente la población de cigüeña en Tudela.

Entre las soluciones apuntadas durante la sesión de análisis de la Mesa de Patrimonio de Tudela se indicó como posible medida a implantar la instalación en distintos puntos de las cubiertas de la seo de un sistema motorizado de varillas que giran 360 grados realizando un barrido dando pequeños impulsos eléctricos. Pero entre las propuestas destacó la posibilidad de establecer una zona de anidamiento que pudiera estar cerca del río Ebro, consiguiendo así trasladar a gran parte de la población de cigüeña de Tudela del interior del casco urbano a las afueras de la ciudad.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual