Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
tudela

El presidente de la Orden del Volatín declara que no interviene en la organización del acto

  • Declaró ante Policía Foral por un posible delito de injurias; dijo que ellos sól lanzan balones y que lo organiza el ayuntamiento

El Volatín, vestido de policía foral, instantes antes de comenzar el acto

El presidente de la Orden del Volatín declara que no interviene en la organización del acto

El Volatín, vestido de policía foral, instantes antes de comenzar el acto

ARCHIVO
8
Actualizada 10/06/2013 a las 22:58
Etiquetas
  • jesús manrique. tudela
El presidente de la Orden del Volatín de Tudela, Rafael Remírez de Ganuza, declaró este viernes ante la Policía Foral que la entidad no tiene nada que ver con la organización del acto del Volatín y que es el ayuntamiento el responsable del mismo.

Remírez prestó testimonio, a petición del juez y en calidad de imputado, por un posible delito de injurias contra Policía Foral y como representante legal de la entidad, después de que la comisión de personal de este cuerpo denunciara lo ocurrido en la última edición del acto.

Por ahora, el juez no ha ordenado tomar declaración a ninguna persona más, pero sigue con las diligencias previas, antes de decidir si archiva el caso o sigue adelante.


Agentes molestos

Los agentes estaban molestos porque el muñeco que representa a Judas, y al que se coloca un petardo en la boca que estalla y luego es volteado hasta perder sus ropas, fue vestido de policía foral. Además, mostraron su desacuerdo por las palabras del pregonero, el abogado Pepe Zardoya, quien en su discurso calificó al muñeco como "símbolo del castigo que se merecen los corruptos y traidores", añadiendo que era la representación de la "maldad, corrupción y deshonestidad".
La comisión de personal anunció al principio que la denuncia no iba contra nadie en concreto, sino para que se investigara si había un delito de injurias en este acto. Pero finalmente se presentó contra la Orden del Volatín, algo chocante porque la entidad no interviene en la organización, como ayer confirmó su presidente ante la propia policía. De hecho, el encargado de hacerlo es el ayuntamiento, que delega la labor de vestir al muñeco en una persona, actualmente Ana Gil Gimeno, y también quien elige al pregonero.

Remírez añadió en su declaración que su aportación es sólo lanzar balones para los niños al finalizar el acto. La mejor demostración es que sus orígenes se remontan al siglo XIV, y la Orden del Volatín se fundó en 1969.


La polémica

La polémica surgió poco después del acto, cuando los agentes decidieron en asamblea presentar la denuncia por sentirse maltratados al, en su opinión, relacionarlos con la traición y la corrupción.

Y todo a pesar de que la encargada de vestir el muñeco, Ana Gil, afirmara que no quería molestar a nadie y que el traje sólo buscaba homenajear la boina en el uniforme de la Policía Foral después de ser sustituida por la gorra.

En el mismo sentido se pronunció el pregonero, Pepe Zardoya, quien dijo que sus palabras iban dedicadas a Judas y no a la policía y que, de hecho, su discurso hubiera sido el mismo si el muñeco hubiera llevado otro traje.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual