Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca

Gladiadores taurinos

  • La plaza de toros de Sangüesa acogió la cuarta edición del concurso de recortadores de la localidad, en la que el francés Mika Romero Villoria fue elegido vencedor

Imagen de la noticia

Gladiadores taurinos

Remi Gaillardet estuvo cerca de ser corneado después de intentar un quiebro junto al vallado. CORDOVILLA

Imagen de la noticia

Gladiadores taurinos

Isidro Peláez ejecuta un salto del ángel en la primera ronda clasificatoria. CORDOVILLA

Imagen de la noticia

Gladiadores taurinos

Mika Romero Villoria, ganador, junto a José Luis Torres, gerente de la empresa Ruedo Arte. CORDOVILLA

0
Actualizada 05/09/2011 a las 01:02
  • G. ARALUCE . SANGÜESA

NUNCA se pierden los nervios delante de un toro. Si se pierden, es mala señal", afirmó Cristian Blanco Montañés, recortador de 20 años, momentos antes de entrar en el ruedo de Sangüesa. En su dorsal, el número 1 delataba que sería el primero en afrontar la suerte. "Es toreo a cuerpo limpio", afirmó, resoplando y mirando al suelo, moviendo los brazos para entrar en calor.

La plaza de toros de Sangüesa acogió ayer la cuarta edición del concurso de recortes de la localidad, patrocinado por Ruedo Arte y Macua Corera, con toros de la ganadería Las Corajas, encaste Juan Pedro Domecq. Los 26 grados de temperatura y el buen tiempo animaron a cerca de 1.000 personas a presenciar la victoria del francés Mika Romero Villoria en el premio Ciudad de Sangüesa.

El reloj indicó las 17.30 horas: el ambiente festivo se silenció cuando una canción épica resonó en la plaza de toros. Los doce recortadores, bajo la inequívoca señal y divididos en dos filas, entraron en la plaza ovacionados por el público. "Parecen gladiadores", comentó uno de los niños presentes. Desde el centro del ruedo, brazo en alto, los doce protagonistas saludaron al graderío, con el rostro serio ante la inminencia del duelo.

En primer lugar se celebró la ronda clasificatoria para la final. Divididos en tres grupos de cuatro integrantes, los recortadores ofrecieron sus mejores saltos y suertes para pasar de ronda. Cristian Blanco desató los aplausos del público con el primer quiebro de la tarde, rozando los pitones. Entre recortes y saltos, Guy Sadji fue el elegido para la final por los jueces por su quiebro de rodillas.

David Cosqueña y Mika Romero pasaron a la final como ganadores del segundo y tercer grupo. Fran Martínez "Panchito" supo ganarse al público saludando al graderío y dedicando varias piruetas. Su desparpajo y sus tirabuzones le sirvieron para ser elegido como el segundo mejor de todos los grupos y pasar a la siguiente ronda.

"Una final disputada"

La charanga Eskartxa dio paso a la ronda final, en la que el francés Mika Romero Villoria, natural de Bayona de 25 años, fue el ganador por sus saltos con los pies juntos. "Ha sido una final muy disputada porque mis compañeros, todos ellos, han estado muy bien. El toro lidiado ha sido muy bueno para la suerte", afirmó el vencedor. "Tenía miedo por mi tobillo porque a principios de agosto tuve un esguince, pero todo ha ido bien".

En cuarta posición quedó el madrileño David Gascueña. El francés Guy Sadji quedó en tercera posición, y también se le entregó el galardón al mejor detalle. Francisco Martínez Ruiz "Panchito" fue subcampeón.

El duelo entre recortadores y morlacos no dejó heridos, aunque Remi Gaillardet estuvo cerca de ser corneado al intentar un quiebro junto al vallado, mientras que Francisco Martínez casi fue embestido por los mansos al intentar conducir un morlaco a los toriles.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual