Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Fiestas en Navarra 2011
Fiestas en Navarra 2011

Fervor cirbonero por la Virgen de la Paz

  • David Navascués, presidente de AJUCI, fue el encargado de colocar el pañuelo rojo a la imagen

Imagen de la noticia

Fervor cirbonero por la Virgen de la Paz

Las jotas en honor a la Virgen sonaron a lo largo del recorrido de la procesión. ROMERA

Imagen de la noticia

Fervor cirbonero por la Virgen de la Paz

David Navascués coloca el pañuelo a la patrona. ROMERA

Imagen de la noticia

Fervor cirbonero por la Virgen de la Paz

Cientos de cirboneros acompañaron a la Virgen de la Paz durante el recorrido procesional. ROMERA

Imagen de la noticia

Fervor cirbonero por la Virgen de la Paz

Raquel Garbayo, Faustino Menéndez-Pidal e Inés de Navascués. ROMERA

0
Actualizada 09/09/2011 a las 10:38
Etiquetas
  • PACO ROMERA . CINTRUÉNIGO

La devoción y fervor que profesan los cirboneros a su patrona, la Virgen de la Paz, volvieron a quedar más que demostrados en la jornada de ayer, en la que cientos de vecinos salieron a la calle para acompañar a su imagen en el día grande de las fiestas. Tampoco faltaron las jotas alusivas a la patrona, que consiguieron que algunos de los asistentes no pudiera contener las lágrimas.

La Virgen de la Paz recorrió el itinerario tradicional y la peana realizó varias paradas a lo largo del recorrido. La primera fue en la plaza consistorial, donde el presidente de la asociación juvenil AJUCI, David Navascués Fernández, le colocó un pañuelo rojo a la patrona.

A su vez, las joteras Rita Cornago y Yolanda Moreno, acompañadas de la rondalla "Los bien avenidos", cantaron una jota alusiva que emocionó a los presentes.

Emoción al colocar el pañuelo

También estaba emocionado David Navascués, quien, a sus 21 años, reconoció que colocar el pañuelo a la Virgen fue "emocionante, para mí lo más fuerte que me ha pasado". Además, afirmó que cuando estaba en lo alto se acordó de sus dos abuelas, Lucía y Aurora, ambas fallecidas.

Posteriormente, el cortejo realizó una parada más, en este caso en las cuatro esquinas. Las alumnas de la escuela de jotas le dedicaron otro tema. Estos dos puntos, la plaza consistorial y las cuatro esquinas, fueron donde más personas se congregaron de todo el recorrido para presenciar el acto.

A la procesión acudió también la corporación municipal, con la alcaldesa, Raquel Garbayo al frente, así como concejales y alcaldes de otras localidades riberas y parlamentarios forales.

Como es habitual, la banda de música cerró la comitiva y puso el acompañamiento musical a todo el recorrido por las calles cirboneras.

Lleno en la iglesia

Pero antes de la procesión tuvo lugar la eucaristía, que fue oficiada por el párroco, José Ignacio Larragoiti. Durante su homilía felicitó a los feligreses por el día de la patrona e invitó a los asistentes, que llenaron el templo, a la solidaridad "que gravita con fuerza por la situación económica que nos está tocando vivir".

También se refirió a la JMJ celebrada en Madrid hace unas semanas. "No debemos olvidarnos de la necesidad de centrar nuestra vida en Cristo, que fue la invitación que el Papa nos hizo en Madrid durante la Jornada Mundial de la Juventud", añadió el sacerdote.

Faustino Menéndez-Pidal, Cirbonero del año

Los jardines de la residencia de Cintruénigo fueron escenario de la tradicional recepción que dedica el ayuntamiento a los colectivos locales. Pero, además, este acto tuvo como máximo protagonista al historiador Faustino Menéndez-Pidal, premio Príncipe de Viana de la Cultura 2011 y que ha sido elegido Cirbonero del año.

Menéndez-Pidal estuvo acompañado durante el acto por su mujer, Inés de Navascués.

La alcaldesa, Raquel Garbayo, hizo un resumen del denso currículum del homenajeado, antes de imponerle el pañuelo de fiestas a la vez que le entregaba un ramo de flores a su mujer.

Faustino Menéndez-Pidal quiso corresponder a las palabras de Garbayo. "Gracias a Don Pedro de Goñi, en el año 1500 comenzaron a hacerse en Cintruénigo las primeras calles. Desde entonces, ha habido más de 400 alcaldes, todos ellos hombres y sólo una mujer, tú", le dijo a la alcaldesa cirbonera, que estrenó cargo tras las últimas elecciones.

Menéndez-Pidal nació en Zaragoza y está doctorado por la Universidad Politécnica de Madrid. Destacado heraldista, ha recibido numerosas distinciones aparte del Príncipe de Viana, como la de la Academia Internacional de Heráldica, el Salazar y Castro y el Manucci, entre otros.

También ha sido miembro del jurado del premio de historia Villa de Cintruénigo y ha colaborado activamente en la edición del libro de historia del municipio ribero.

Para terminar, también hubo un reconocimiento al trabajador de la brigada Santiago Chivite, recientemente jubilado.

Consulta el programa de fiestas de Cintruénigo en www.definde.com.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual