Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
CINTRUÉNIGO

El Defensor insta al consistorio a tomar medidas contra el ruido

  • Critica la "pasividad" con la que actuó ante la queja de vecinos molestos por la música de un bar

2
Actualizada 29/12/2011 a las 01:00
  • DN . CINTRUÉNIGO

El Defensor del Pueblo de Navarra critica la "pasividad" con la que el Ayuntamiento de Cintruénigo actuó ante las denuncias presentadas por un grupo de vecinos de las calles Ramón y Cajal y Pablo Rubio que se quejaban del ruido que provenía de un bar y que superó los límites marcados por la ley.

El Defensor apunta en su resolución que el consistorio cirbonero "incumplió sus obligaciones y competencias" cuando, después de constatar con una prueba de sonometría que la citada actividad superaba el nivel de decibelios permitido, permitió su continuidad durante 15 horas más "vulnerándose gravemente los derechos ciudadanos".

Los hechos

Los hechos tuvieron lugar el 7 de septiembre, primer día de las fiestas de Cintruénigo, cuando el bar Decimal, ubicado en la calle Ramón y Cajal, celebró una actuación de DJ en la citada vía pública, para la cual disponía de autorización municipal.

Este concierto provocó las quejas de vecinos de la zona, lo que dio origen a la realización de varias mediciones por parte de la Policía Municipal. Estas sonometrías dieron como resultado niveles de 75,7 y 82 decibelios (en horario diurno) y de 84, 78 y 80,8 decibelios (en horario nocturno), superando así los límites permitidos que son de 20 decibelios en horario diurno y de 30 en horario nocturno. Cabe destacar que el Decreto Foral 135/1989 califica de infracción muy grave sobrepasar en más de 10 decibelios estos límites.

Al día siguiente de los hechos, el 8 de septiembre, desde Alcaldía se emitió una resolución por la cual se revocó y anuló el permiso dado al mismo bar para repetir esta actuación musical el día 10 de septiembre.

Pese a esta decisión municipal, el Defensor apunta que la primera sonometría realizada a las 13.10 horas del día 7 de septiembre, que arrojó un nivel de 75,7 decibelios, "facultaba y obligaba a la alcaldesa -Raquel Garbayo Berdonces- a ordenar el cese inmediato y total de la actividad".

Por ello, en su resolución, el Defensor recuerda al Ayuntamiento de Cintruénigo "su deber legal de ejercer sus competencias y responsabilidades en materia medioambiental, especialmente frente a ruidos excesivos que vulneren el derecho de los vecinos a la intimidad de su domicilio". Le recomienda "que establezca las mediciones y, en su caso, limitaciones y sanciones que sean pertinentes".




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra