Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

Tudela y Ribera Tudela y Ribera

La Hemeroteca
TIERRA ESTELLA

Proponen mejorar la gestión del agua para no hacer la 2ª fase del Canal de Navarra

  • Un informe de la entidad Nueva Cultura del Agua califica la ampliación de “desproporcionada y de dudosa viabilidad”

19/02/2016 a las 06:00
Etiquetas
  • DN. TUDELA
Mejorar la gestión del agua de abastecimiento urbano e industrial y de las redes de riego de los cultivos en la Ribera. Esta es la solución que defiende la Fundación Nueva Cultura del Agua en detrimento de la ejecución de la segunda fase del Canal de Navarra, un proyecto que se encuentra paralizado por el Gobierno foral hasta su revisión.

Precisamente para apoyar este proceso de estudio del citado proyecto, la Fundación Nueva Cultura del Agua ha elaborado un informe, que ya ha entregado al Ejecutivo foral, en el que apunta que la segunda fase del Canal de Navarra es un proyecto “desproporcionado, con altos costes y de dudosa viabilidad”.

Para apoyar esta afirmación, el citado informe distingue entre las necesidades de la Ribera en materia de agua para riego de cultivos y, por otro lado, las relativas al abastecimiento para uso urbano e industrial.

En cuanto a lo relativo al aspecto agrícola, el informe apunta que el proyecto de segunda fase del Canal de Navarra contempla una ampliación de zonas regables en la Ribera de hasta 21.522 hectáreas, de las que 4.607 se sitúan en la zona de Bardenas, en la margen izquierda del Ebro; y 16.915 en la margen derecha, en las cuencas del Alhama y Queiles. Según indica el informe, “prácticamente la totalidad de las 17.000 hectáreas de la margen derecha son ya regadíos eventuales”. Por otro lado, el estudio indica que los costes económicos que supondrían dotar de agua a toda la superficie contemplada en la segunda fase son “excesivamente elevados, muy por encima de las fases anteriores, debido a la complejidad de un canal que tiene que atravesar los ríos Aragón y Ebro, y también por el elevado consumo eléctrico necesario para las elevaciones”.

Por ello, el informe aboga por mejorar las actuales redes de regadío, “apoyando a los cultivos actuales, promoviendo la comercialización de productos elaborados y de calidad diferenciada, y manteniendo el paisaje”.

Uso urbano e industrial

En cuanto al aspecto relativo al abastecimiento urbano e industrial, los autores del informe abogan también por la optimización de los actuales recursos y la mejora de la gestión de las 5 entidades que, actualmente, se encargan del abastecimiento a la población.

Por otro lado, el estudio indica que existe un problema con la “deficiente calidad” en algunas de las fuentes de agua. Al respecto, el informe afirma que la Ribera ha dispuesto de varias oportunidades para dotarse de fuentes de abastecimiento de mayor calidad “que siempre ha rechazado argumentando que era mejor esperar a la llegada del Canal”.

Ante esta situación, los redactores del informe defienden la necesidad de optimizar los recursos existentes. “La Ribera dispone de dos fuentes de alta calidad: Queiles/Val y el Ferial, y cuenta con la aceptable agua del Ebro en invierno. Por ello, habría que estudiar la posibilidad de aumentar concesiones del Ferial y Queiles para utilizarlas en verano, a la vez que se promueve la mejora de la gestión a través de una mancomunidad para toda la Ribera (o varias por cuencas) que abordaría el ciclo integral del agua”, afirma el texto.

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual